www.madridiario.es
Una nigeriana que podría ser menor, retenida 30 días en Barajas

Una nigeriana que podría ser menor, retenida 30 días en Barajas

Por MDO/Agencias
viernes 29 de abril de 2011, 00:00h
Una joven nigeriana, que podría ser menor de edad, ha pasado 30 días retenida en la sala para inmigrantes rechazados del aeropuerto de Barajas después de que el pasado 1 de abril se le impidiera la entrada en territorio español por tener documentación falsa. Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) la joven es víctima de una banda dedicada a la "trata de blancas",
La Delegación del Gobierno en Madrid ha confirmado que este jueves notificó una resolución en la que se le concede un periodo de "restablecimiento y reflexión" de 30 días, tal y como había solicitado la joven. CEAR, que ha contado con el apoyo del Defensor del Pueblo y de ACNUR, ha manifestado que el caso de la joven es claramente "de trata de blancas", lo que llevó a sus abogados ha pedir el "período de reflexión" que establece la Ley de Extranjería para evitar su expulsión y permitir su estancia en España durante 30 días en los que podrá facilitar información sobre sus presuntos tratantes.

La resolución de la Delegación del Gobierno pide también que se dispongan las medidas asistenciales oportunas para garantizar la protección social y la seguridad de la joven, ante las sospechas de que sea un caso de trata de blancas, por lo que se le trasladará a unas dependencias adecuadas para ofrecerle esta asistencia, aunque no ha confirmado si ya ha abandonado el aeropuerto o dónde irá cuando lo haga.

Tampoco las fuentes de CEAR han querido facilitar detalles sobre la fecha en que la joven abandonará la sala de rechazados de Barajas ni el lugar donde pasará los próximos 30 días, ya que han recordado que "su vida corre peligro porque las mafias no solo actúan en los países de origen de estas mujeres".

La nigeriana, según la Cadena Ser, viajó a Barajas el pasado 1 de abril desde Rumanía, a donde habría llegado desde Nigeria. Según la cadena, la joven quedó en la indigencia tras la muerte de su madre y fue captada por una mafia que le informó de que había contraído con ellos una deuda de 50.000 euros, por lo que debía trabajar en España.

Cuando llegó a este país la joven solicitó asilo después de que la policía del aeropuerto impidiera su entrada por portar documentación falsa. Los abogados de CEAR se hicieron cargo del caso y pidieron una prueba de edad que determinó que la muchacha tenía "18 años con un error de más/menos 2 años". "Ahí se tomó la primera decisión errónea", ha afirmado CEAR, "al decidir la Fiscalía fijar su edad en la mayoría de 18 años", por lo que se quedó en la sala de rechazados de Barajas, en vez de ser trasladada a un centro de acogida.

Las fuentes explicaron que la petición de asilo de la mujer fue denegada porque la Ley no ampara la trata de blancas, por lo que los letrados de CEAR acudieron a la Audiencia Nacional que "no pidió la cautelarísima para suspender la expulsión". En ese momento, CEAR optó por acogerse a la Ley de Extranjería y solicitar para la mujer la concesión del "período de reflexión".

Desde la Jefatura Superior de Madrid se han limitado a comentar que la mujer ha "permanecido en Barajas por resolución judicial y abandonará el aeropuerto cuando lo decida el juez", sin dar más datos sobre el caso. Por su parte, el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha llamado a la Delegación del Gobierno para interesarse por la situación de la joven y para comprobar si el procedimiento establecido para estos casos está funcionando adecuadamente, según explicaron fuentes ministeriales. Su caso no tiene precedentes porque nadie había permanecido tanto tiempo en la sala de asilo del aeropuerto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios