www.madridiario.es
El Campus de la Justicia pasa factura

El Campus de la Justicia pasa factura

miércoles 30 de junio de 2010, 00:00h
El Campus de la Justicia era uno de los grandes proyectos del ejecutivo de Esperanza Aguirre. La crisis, sin embargo, ‘ralentizó’ un proyecto que nació como la solución definitiva al retraso que acumula la Justicia madrileña. En julio, la ralentización de la que siempre habló la Comunidad Autónoma se convirtió en paralización de forma oficial entre las acusaciones de derroche lanzadas desde la oposición.
El proyecto del Campus de la Justicia nació en el año 2003 durante los años buenos de la construcción y en pleno 'boom' inmobiliario. Años después, sólo ha visto la luz uno de los 19 edificios anunciados que debían acabar con la dispersión de las sedes judiciales madrileñas: el Instituto de Medicina Legal.

El mes de junio arrancó con las acusaciones de derroche lanzadas desde la oposición, que calificó el proyecto como "un ejemplo del fracaso de la gestión del PP". En concreto, PSOE e IU cuestionaron las palabras de Esperanza Aguirre en las que la presidenta aseguraba que el proyecto no había costado "ni un euro" a los madrileños.

Lejos de esa interpretación, la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez acusó a Aguirre de haber gastado hasta 5,5 millones en publicidad y actos promocionales (presentación de maquetas, visitas de los medios, catering o paneles), y cerca de 1,3 millones en el acto de colocación de la primera piedra.

Como respuesta, el consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, compareció en la Asamblea a mediados de ese mismo mes. Durante su intervención, Granados cifró en torno a los 100 millones de euros el dinero invertido hasta ahora en el Campus de la Justicia. Eso sí, coincidió con Esperanza Aguirre en que el proyecto no iba a suponer coste para los madrileños porque ese dinero, matizó Granados, "no es un gasto, sino una inversión". El PP mantenía que la paralización del proyecto es sólo temporal y que la concentración de edificios judiciales concluirá cuando pase la crisis.

Sobre los más de 6 millones de euros gastados en publicidad y promoción, Granados se limitó a asegurar que no sabía nada porque ese dinero se había destinado cuando su antecesor, Alfredo Prada, aún ocupaba la cartera de Justicia e Interior. Granados, además, negó que esos pagos se produjesen con el visto bueno de la Comunidad Autónoma o de la sociedad Campus de la Justicia S.A. -creada para desarrollar el proyecto y donde la Comunidad de Madrid preside los órganos de dirección-. "Jamás ni un solo gasto ha pasado por la Junta General. Le doy mi palabra de honor de que no hay uno solo de estos gastos que haya pasado por la Junta General de accionistas".

Las explicaciones, sin embargo, no convencieron a PSOE e IU, que llegaron a calificar este proyecto como "un pelotazo" relacionado con la trama Gürtel. Los grupos de la oposición recordaron también la existencia de un informe -elaborado por la propia sociedad Campus de la Justicia S.A.- en el que se alerta de la mala gestión del Campus de la Justicia desde sus inicios y se asegura que el diseño de los edificios judiciales -a cargo de un selecto grupo de arquitectos nacionales e internacionales- no era adecuado para la función a la que están destinados.

A finales de este año, en el mes de noviembre, la "ralentización" de la que hablaba la Comunidad Autónoma dio paso a la desaparición de la sociedad Campus de la Justicia, víctima de los recortes aprobados por el gobierno de Esperanza Aguirre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios