www.madridiario.es
Buenas noticias en tiempos de crisis

Buenas noticias en tiempos de crisis

Por Laura Ruiz de Galarreta
jueves 25 de noviembre de 2010, 00:00h
A estas alturas afirmar que atravesamos una difícil situación como consecuencia de la crisis económica no supone, desgraciadamente, ninguna novedad. Las cifras de desempleo, de familias enteras, personas mayores o incluso niños que viven hoy en España bajo el umbral de la pobreza resultan dramáticas y constatan que esta circunstancia afecta a toda la sociedad, pero es especialmente virulenta con los más vulnerables, personas en condiciones de auténtica precariedad.

Los profesionales de los servicios, sociales plenamente conscientes de esta realidad, trabajan enérgicamente, siempre desde el máximo respeto, para ayudar a estas personas a mantener su dignidad y calidad de vida. Pero en esta tarea, la sociedad madrileña cuenta además con una herramienta muy poderosa: el voluntariado.

Si, a decir de todos los expertos, la cultura de los últimos tiempos ha sido la del individualismo feroz y el consumismo insaciable, la de la competitividad y el aislamiento social, la de la búsqueda del resultado y el beneficio, en la Comunidad de Madrid contamos con un fuerte movimiento voluntario que constituye un ejemplo de solidaridad para toda la sociedad y contribuye de forma incuestionable a la cohesión social de nuestra región.

Los cerca de 150.000 voluntarios madrileños del millar de organizaciones solidarias de acción voluntaria afianzadas en la Comunidad hacen que cada día la vida de muchas personas sea mejor, más digna, de mayor calidad y contribuyen también a promover un desarrollo social y un crecimiento económico más equilibrado y humano.

Los voluntarios ofrecen cercanía, una escucha activa y empática que favorece el desahogo personal y la búsqueda de soluciones por parte de la propia persona afectada. A través del apoyo emocional y acompañamiento de las personas, éstas se sienten más seguras, con una mayor confianza en sus propias capacidades para ponerse de nuevo en marcha y mejorar sus circunstancias y salir de su difícil situación.

En tiempos de crisis también encontramos, dentro de la tragedia, buenas noticias. Es en estas situaciones, por ejemplo, cuando brota con más fuerza que nunca lo mejor de las personas, el sentimiento solidario. En los últimos meses se ha constatado un incremento del número de personas que se acercan para ofrecerse como voluntarios, como numerosos jóvenes que, ante la falta de empleo, deciden ocupar su tiempo en ayudar a los demás, a sabiendas de que esto repercute favorablemente no sólo en aquellos a los que presta su ayuda, sino también en su propio desarrollo personal.

Las épocas de crisis son generadoras de grandes cambios y los expertos prevén cambios de tipo social, político y económico. Me atrevo a añadir que estas transformaciones también supondrán cambios de mentalidades, valores y actitudes. Aquí es donde el voluntariado, las entidades de acción social y las administraciones debemos trabajar juntas para conseguir que los sueños y deseos de un mundo mejor se conviertan en una realidad generadora de desarrollo, calidad de vida y -en definitiva- de una mejor sociedad.


Laura Ruiz de Galarreta Barrera
Directora General de Voluntariado y Promoción Social
Consejería de Familia y Asuntos Sociales
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios