www.madridiario.es
Teatro alternativo a la carta

Teatro alternativo a la carta

jueves 04 de noviembre de 2010, 00:00h
Un antiguo prostíbulo de la madrileña calle Ballesta abrió sus puertas hace un año a un grupo de actores, directores y guionistas, para poner en marcha lo que se conoce como 'Microteatro por dinero'. Un nuevo concepto teatral que acoge micro-obras de entre diez y quince minutos sobre un mismo tema, representadas en espacios pequeños para menos de quince espectadores.
Todo comenzó en 2009 cuando uno de los fundadores originales del proyecto, el dramaturgo Miguel Alcantud se enamoró de un antiguo prostíbulo abandonado de la calle Ballesta. Fue entonces cuando se le ocurrió hacer teatro en este insólito espacio. Se dejó llevar uniendo a un grupo de personas afines en cuestiones generacionales, y con el sueño de hacer “algo diferente y alternativo”, explica el director, Miguel Alcantud.

Ahora, después de aquellos inicios, la antigua carnicería ubicada en la calle Loreto y Chicote de Madrid, se ha convertido en la sede de esta novedosa experiencia teatral, alternativa y asequible a los bolsillos de los espectadores. En el nuevo espacio se respeta la misma filosofía con la que empezó el proyecto. Son cinco habitaciones en las que se representa una obra diferente en cada una de ellas. El espectador “puede colarse en cualquiera de ellas -o en todas- y disfrutar de ‘mini-obras’ de 15 minutos de duración de manera continuada”, cuenta Lola Baldrich, actriz y socia del proyecto. Un espacio en el que “casi se puede tocar a los actores y vivir muy de cerca situaciones reales”, añade la actriz.

Abrir cada puerta de este teatro trasgresor cuesta tres euros. Y cada mes está dedicado a una temática diferente. Ahora, en cartel, el tema es por dinero, “en homenaje a los inicios de esta idea en el burdel de la calle Ballesta. El siguiente mes será por Navidad, que coño celebramos; en enero, por tus muertos; y en febrero, coincidiendo con San Valentín, por sexo”. Así nos lo ha avanzado Yolanda Barras, otra de las socias y directoras de una de las salas.

Un espacio multifuncional
“Queremos que sea un espacio para la experimentación”, explica el director de la iniciativa. En este ‘Microteatro’ también tiene cabida el público infantil, con obras breves dirigidas a los más pequeños. Su cartel varía cada mes y su espacio también. “Las paredes de las estancias son abatibles y se puede crear una gran sala para grandes obras tradicionales y conciertos”, relata Yolanda Barrasa. Además, esta antigua carnicería albergará también exposiciones relacionadas con las temáticas de las obras e incluso películas españolas inéditas.

Y para descansar entre una obra y otra, la oferta cultural se completa con una propuesta gastronómica. Una manera de coger fuerzas para seguir disfrutando de las historias que llegan de la mano de este grupo de artistas, ilusionados por haber hecho realidad el sueño de experimentar con un teatro a la carta.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.