www.madridiario.es

Por las obras de la variante de la M-204

La M-209 en Villar del Olmo estará cortada dos meses

La M-209 en Villar del Olmo estará cortada dos meses

Por MDO
lunes 18 de octubre de 2010, 00:00h
Las obras de la variante de Villar del Olmo estarán listas el próximo verano. Antes de eso, la Consejería de Transportes cortará el tráfico de la M-209 (carretera de Campo Real) a su paso por el municipio, por lo que ha editado un folleto para ofrecer soluciones a los conductores.
El corte de la M-209 se producirá esta semana y concluirá a finales de año. Durante ese tiempo, la Consejería levantará la estructura para dar paso a un camino bajo la vía dentro de los trabajos para que el tráfico de la M-204 circunvale la población.

Ambas vías, con la M-219, la M-224, M-234 y M-215, son fundamentales para la circulación entre Villar del Olmo, Ambite, Olmeda de las Fuentes, Nuevo Baztán y Pozuelo del Rey. Los recorridos idóneos a partir de la próxima semana serán pasar por Nuevo Baztán y Pozuelo del Rey para ir de Villar del Olmo o Ambite hasta Camporreal (M-205> M-219> M-224> M-209); o pasar por Pozuelo del Rey y coger allí la M-224 para ir a Orusco desde Nuevo Baztán.

Según la Comunidad de Madrid, las obras de la variante van "a buen ritmo". La carretera que actualmente atraviesa el casco urbano de Villar del Olmo, recalca el Ejecutivo, registra un tráfico diario de casi 2.000 vehículos, de los que más de 500 son camiones, por lo que la construcción de la variante era una demanda vecinal histórica. Además, el tráfico en la vía se ha incrementado considerablemente en los últimos años, concretamente un 11,8% entre 2005 y 2007.

Mejoras en la carretera
Las obras supondrán una inversión de 10,6 millones de euros y entre sus peculiaridades la Consejería destaca la "especial atención" prestada a los aspectos medioambientales y la integración de la carretera con su entorno. La nueva vía contará con una calzada de dos carriles, uno por sentido de circulación, de 3,5 metros de anchura y arcenes de 1,5 metros. Con su construcción, la Comunidad de Madrid elimina un tramo especialmente peligroso, puesto que el índice de peligrosidad de este tramo de carretera es tres veces superior a la media de la Red de carreteras de la Comunidad de Madrid.

Además, con la construcción de esta variante la Comunidad va a mejorar una vía de acceso desde la provincia de Guadalajara, ofreciendo además una alternativa más atractiva de entrada a Madrid respecto de la A-2 y la A-3. Esta actuación se enmarca dentro del conjunto de proyectos que la Consejería de Transportes e Infraestructuras acomete en materia de variantes. El gobierno regional ya ha puesto en servicio las variantes de Olmeda de las Fuentes, Soto del Real, Aranjuez, Colmenar Viejo, Galapagar, San Martín de la Vega, Valdemoro, Campo Real, Perales del Río, Fuente El Saz y Pelayos de la Presa, y actualmente está construyendo las de Valdelaguna y Villar del Olmo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios