www.madridiario.es
El Madrid se hace líder

El Madrid se hace líder

Por Pedro Fernández Vicente
lunes 18 de octubre de 2010, 00:00h
Al margen de los resultados del Madrid y Atlético que han ganado sus partidos, la buena noticia de este fin de semana la protagoniza el Real Madrid que dará permiso a Casillas, el capitán, para recoger el premio Príncipe de Asturias.
En lo deportivo, esta jornada, nos dividía el corazón por el derbi entre rojiblancos y azulones, que finalmente ganaron los colchoneros, aunque el buen juego del Getafe mantuvo la incertidumbre durante muchos minutos del partido.

No quiero olvidarme de resaltar el homenaje que el Atlético de Madrid dedicó a Juan Carlos Arteche. Un homenaje merecido porque ha desaparecido un hombre que siempre llevó con orgullo los colores y porque su talante y su facilidad para hacer amigos le sitúan en un lugar privilegiado en la memoria de tantas gentes y, no solo futbolistas, sino profesionales de los medios de comunicación, entre los que me encuentro. Tuve el honor de compartir con él tertulia radiofónica en Radio Nacional, bajo la dirección de Chema Abad. Descanse en paz.

El partido lo ganaron los de casa, lo que les permitió servirle una victoria al homenajeado. El Getafe no lo puso fácil en ningún momento, incluso se puede afirmar, sin miedo al error, que hubo muchos momentos de la primera parte en los que fueron mejores que los propietarios del terreno, pero en el fútbol lo que valen son los goles y el Atléti tuvo ayer en Simao y en Diego Costa la eficacia necesaria.

No quiere decir eso que fueron los mejores, porque Reyes está viviendo, en el Manzanares, una etapa de lujo y ayer volvió a encandilar a sus seguidores. Jugó e hizo jugar y a eso del minuto 72, le dedicó un pase a Valera, que entraba por la banda derecha, a la espalda de la defensa, que le dejó solo ante Codina. Pero no hay que quitarle ni un gramo de mérito al lateral rojiblanco, que supo manejar la situación como un grande el fútbol Europeo y, en vez de abusar de su posición, al llegar a las proximidades de la portería del Getafe dio un pase magistral atrás donde esperaba Costa que remató con eficacia. Fue el segundo gol que remataba el partidos, después de la falta que sacó Simao en el 38. Dos a cero para los propietarios del campo, que deja al Getafe un poco más debilitado.

Mucho más claro fue el encuentro que disputó el Real Madrid en Málaga. Poco que decir, después de 1-4 contundente en el que la sociedades blancas impusieron el ritmo y su calidad. Al Málaga sólo le quedó algún pequeño resquicio para intentar hacer algo de la mano de Quincy y Rondon, pero fue muy poco.

Los blancos salieron al campo con la idea de ganar y muy pronto se vio que  era cuestión de tiempo. Antes de empezar la cuenta real de goles, dos balones al palo, uno de Higuia, a la base del poste derecho de la portería defendida por Galatto y poco más tarde fue Khedira, que poco a poco se reivindica como el fiel acompañante de Xabi Alonso, auténtico motor más que galáctico del Real Madrid de Mouriño. Pues, como decíamos, Khedira, lanzó un obús desde fuera del área que fue a estrellarse contra el larguero después de superar la buenísima estirada del portero que no pudo alcanzarlo.

Y sin más preámbulo empezó la cuenta y la exhibición de Ozil, Ronaldo, Higuain, Khedira y Xabi Alonso. Para ser justos habría que seguir nombrando a Marcelo que funciona maravillosamente en ataque, como siempre lo ha hecho, pero es que ahora es bueno incluso en defensa.

El primero lo metió Higuain, casi sin ángulo, llegando por la banda derecha del ataque madridista, a pase magistral de Ronaldo, desde la banda izquierda. El portugués le puso el balón donde solo pueden hacerlo los mejores, en el pié y según llegaba. El segundo fue obra de Ronaldo, pero todo lo demás, salvo empujar el balón, lo hizo Ozil, que cada día sube muchos enteros y a una velocidad que nadie esperaba. El alemán robó el balón en el centro del campo, llegó hasta el área malacitano y, después de recortar, miró vio a Ronaldo mejor colocado y no lo dudó, le dejó el balón para que lo empujara. El Madrid siguió a un buen nivel y con el partido dominado volvió en el segundo tiempo, donde se encontró un regalito cuando Edu Ramos derribó en el área a Ozil. Lo tiró Ronaldo. Y el mismo Cristiano, que fue un torbellino imparable para el Málaga, volvió a darle el cuarto a Higuaian. El gol de  los blanquiazules lo convirtió Kris a la salida de un corner y después de ganarle la partida a Khedira.

En resumen que el Madrid ganó 1-4 con todo merecimiento, en un partido de liga tranquilo a la espera del Milan, que visita mañana  el Bernabeu en competición Europea. Esperemos que los italianos no asalten esta vez el estadio de la Castellana.

Atlético de Madrid 2 - Getafe 0
Málaga 1 - Real Madrid 4


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios