www.madridiario.es
Cae un grupo de estafadores en Ciempozuelos que falsificaban documentación con DNI robado

Cae un grupo de estafadores en Ciempozuelos que falsificaban documentación con DNI robado

Por MDO/E.P.
viernes 10 de septiembre de 2010, 00:00h
La Guardia Civil ha desarticulado un grupo de estafadores en Ciempozuelos que, además de vender marihuana, falsificaban documentación con DNI robados y amenazaban a jóvenes para que realizaran compras con el dinero obtenido fraudulentamente.
La desarticulación en el marco de la 'operación Guinea' se produjo tras más de dos meses de pesquisas. A los cuatro detenidos y tres imputados se les acusa individualmente de la comisión de 32 delitos, en lo que se encuentran los de estafa, usurpación de estado civil, detención ilegal, amenazas, coacciones, atentado contra agente de la autoridad, delito contra la salud pública y requisitoria judicial.

La operación, que finalizó el pasado martes, tuvo su origen a mediados del mes de junio a raíz de las numerosas pistas facilitadas por vecinos de la localidad de Ciempozuelos. La ciudadanía alertó de la posibilidad de que se estuvieran cometiendo algún tipo de delito en su vecindario al percatarse del trasiego de jóvenes que acudían a un piso, para salir de él muy poco tiempo después.

Los agentes del área de investigación del puesto de Ciempozuelos, que se hicieron cargo del caso, no tardaron en comprobar que ese piso era utilizado como lugar de venta de drogas al menudeo. La primera fase de la operación reveló que realizaban numerosas compras de artículos de gran valor, desde reproductores de música hasta vehículos a motor, siempre financiados a través de nóminas o tarjetas de crédito a nombre de personas que habían denunciado el hurto de su DNI.

Compras realizadas por jóvenes
Tras conseguir documentos de identidad sustraídos, o falsificaban nóminas a nombre de las víctimas, con las que financiaban la compra a plazos de algún objeto, o bien abrían cuentas bancarias con el fin de poseer una tarjeta de crédito. Las compras eran realizadas por varios jóvenes, unas veces de manera voluntaria, y otras bajo amenaza. De hecho, se ha llegado a probar que en una ocasión los principales investigados secuestraron a un joven vecino de la localidad a punta de pistola para que realizara las operaciones fraudulentas con la intención de saldar una deuda de drogas que tenía pendiente.

La detención de los cabecillas y el registro del piso que dio origen a las investigaciones, sirvió para que la Guardia Civil incautara más de un kilo de marihuana así como nueve documentos de identidad falsificados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios