www.madridiario.es
Lina Morgan vende el teatro de La Latina

Lina Morgan vende el teatro de La Latina

jueves 17 de junio de 2010, 00:00h
El teatro de La Latina, en la plaza de la Cebada, ha cambiado de propietario. El pasado 15 de junio la actriz Lina Morgan formalizó la venta del inmueble a una sociedad integrada por las empresas Focus y Pentación. A partir de ahora son los propietarios al 50 por ciento.
La operación podría haberse llevado a cabo por unos siete millones de euros, financiados por Caixa Cataluña. Los nuevos empresarios convocarán en el mes de julio una conferencia de prensa para presentar sus proyectos. Lina Morgan termina así una aventura empresarial que inició con su hermano José Luis, el año...

Barracón de cine
Los orígenes de este teatro se remontan a la primera década del siglo pasado cuando La Latina era poco más que un barracón para proyecciones cinematográficas. Así se abrió hacia 1906, alternando también, como era costumbre, con actuaciones de variedades. El cercano teatro Novedades era la gran sala del barrio. Pero el cine fue creciendo y reconstruyéndose. Juan Lafora fue el que inició la transformación en 1912. Tuvo sucesivas ampliaciones pero la racha teatral terminó en 1936, dedicándose al cine hasta 1947.

Tuvo una etapa especialmente gloriosa entre 1925 y 1935. En esa década pasaron por el teatro las mejores figuras de la escena española: María Guerrero y Díaz de Mendoza, Paco Morano con su hija Fifí, Emilio Thuillier, María y Teófilo Palou, Marique Gil… Se estrenaron en estos años La dama de las camelias (1924), Seis personajes en busca de autor (1926), La del Soto del Parral (1927), La dulzaina del charro (1932) La Electra de Pérez Galdós que puede verse ahora en el Español, se representó aquí en 1929 con Carmen Robles y Manrique Gil.

La blanca doble
La recuperación definitiva de La Latina para el teatro se produjo el 5 de abril de 1947 con el estreno de una revista que se haría milenaria en la cartelera: La blanca doble. Aquel espectáculo fue una cantera de cómicos: Zori y Santos, Juanito Navarro… Durante casi cincuenta años fue el templo de la Revista, con artistas como Tony Leblanc (con Nati Mistral), Antonio Garisa, Mary Begoña, Quique Camoiras, Luis Cuenca, Vicky Lusson, Antonio Casal...

Tras hacerse empresaria de compañía, Lina Morgan no paró hasta comprar el teatro vecino  a la casa donde había nacido (calle don Pedro) y donde había realizado alguna de sus primeras aventuras escénicas. A través de la empresa TELASA (Teatro Latina Sociedad Anónima) firmaron la compra en 1985. Se dijo entonces que habían pagado 127 millones de pesetas. En el escenario de La Latina logró, como empresaria y actriz, grandes éxitos de público: Sí al amor, El último tranvía y, sobre todo, ¡Vaya par de gemelas! Tras presentar Celeste no es un color, el año 1991, Lina dejó los escenarios y todavía no ha vuelto. Ese espectáculo puede considerarse también el último de un género español que ha desaparecido: la Revista.

Los últimos veinte años ha permanecido al frente de la gestión del teatro, arrendándolo temporalmente a otros empresarios, como José Luis Moreno. El último año ya estaba programado por Pentación. Finalmente La Latina tiene nuevos propietarios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios