www.madridiario.es
El 'corazón roto' de Orcasitas volverá a latir

El 'corazón roto' de Orcasitas volverá a latir

lunes 19 de abril de 2010, 00:00h
La 'Iglesia Rota' será recuperada y convertida en equipamiento público. Este inmueble, destruido durante la Guerra Civil, es el único edificio histórico de Usera.
La antigua iglesia Maris Stella (Estrella del Mar) está situada en el parque de Pradolongo. Se construyó entre los años 20 y 30 del siglo XX en el terreno de la familia Orcasitas, con la idea de ser usada como ermita. Fue diseñada con referencias palladianas, planta de cruz griega y cúpula ochavada de pizarra sobre el crucero con cimborrio y rematada por un gallo. Este inmueble, de 238 metros cuadrados, fue el primer edificio de ladrillo importante de la zona.

Félix López Rey, uno de los dirigentes vecinales históricos de Orcasitas, narra con pasión a Madridiario el devenir de la construcción y la zona. "Era el corazón del parque de Pradolongo. Allí fue donde comenzó a haber una conciencia y vida de barrio", comenta. Este vecino narra cómo fue sede de un nido de ametralladoras del bando republicano y que ese hecho selló su destino: fue destrozada por la artillería nacional, aunque su cúpula aguantó los ataques. Por eso pasó a llamarse la 'iglesia rota'. "Al otro lado de la avenida de los Poblados se encontraba el frente de los franquistas. Cerca de allí se atascó un tanque con documentos importantes sobre el conflicto bélico que fue capturado por los rojos. El lugar sufrió mucho y hasta décadas después no se borraron las huellas de la guerra de la zona. En los años cincuenta vendíamos los casquillos como chatarra y en los sesenta los niños hacían la Comunión en la Iglesia rodeados de los agujeros de bala", asegura.

Colegio e iglesia
Marichu Orcasitas cedió espacio para la construcción de la casa del sacerdote y un colegio que se inauguró en 1969 y que fue utilizado como iglesia los fines de semana. El templo no podía servir de centro de culto por su estado, aunque fue restaurado en esta década. A su alrededor se arremolinaron chabolas que hicieron las veces de primera vivienda a los protagonistas del éxodo hacia Madrid desde Castilla-La Mancha y Extremadura. José Puñal se hizo cargo de la educación de toda la chiquillada de la zona, que en los años 60 era numerosa, a pesar de las malas condiciones del lugar. Inés Saenz de Heredia, prima de José Antonio Primo de Rivera, se desvivió por las familias de la zona, cuidando a los niños y dándoles juguetes.

Como en las casas tampoco había agua potable, utilizaban un pozo cercano que funcionaba con un molino eólico. Las vacas, procedentes del parador de Ferrando, cerca de donde se ubica el Hospital 12 de Octubre, pastaban en el Pradolongo, al lado del lugar donde se ahorcó un sereno. Durante los años 70, el parque era una pradera natural donde los constructores sin escrúpulos del desarrollismo se dedicaban a echar sus escombros ante la laxitud legal de los responsables municipales del tardofranquismo. "La iglesia fue el primer lugar de la zona de Usera donde se hicieron discursos democráticos. Florentino Pérez e Isabel Vilallonga, entre otros, discutieron sobre los problemas y soluciones para el barrio", comenta López Rey.

Treinta años de olvido después, las reivindicaciones vecinales para su recuperación han dado su fruto. El Ayuntamiento de Madrid decidió este jueves rehabilitar el inmueble para convertirlo en un equipamiento público, catalogado como edificio protegido. La asociación de vecinos pide que lleve el nombre de Puñal o de Saenz de Heredia por su servicio al barrio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.