www.madridiario.es

Uno de los vecinos denuncia que una pelota se coló en una de las habitaciones de su casa

Vecinos de Majadahonda se quejan del peligro del impacto de las bolas del camo de golf en sus casas

Por MDO/Efe
jueves 19 de abril de 2007, 00:00h
Vecinos de la urbanización Oliva Golf de Majadahonda se muestran preocupados por su integridad física debido a las bolas procedentes del cercano campo de golf municipal Las Rejas, que actúan como proyectiles sobre las terrazas y persianas de sus casas, con peligro de que puedan herir a sus moradores, entre los que se cuentan muchos niños.
Julio Amarillas aseguró que una pelota, disparada desde el hoyo 7 del recinto, se coló por la ventana abierta de la habitación de sus hijos y rompió el armario donde guardan los juguetes.

La urbanización, situada en la calle Isaac Albéniz, está constituida por viviendas de protección oficial que el Ayuntamiento entregó hace ocho meses.

Poco después estrenar las casas, sus propietarios se dieron cuenta del riesgo y comenzaron a denunciar los hechos en el Consistorio y ante la Guardia Civil, pero los juzgados archivaron el caso al no existir lesiones.

"No sabemos cual es la solución, si poner una malla o cambiar de orientación el hoyo que causa los problemas, pero tenemos claro que así no podemos seguir porque cualquier día de estos va a ocurrir una desgracia", advirtió Amarillas, que teme que con el buen tiempo se agudice el problema.

La portavoz de Centristas Majadahonda, Mercedes Pedreira, ha presentado una moción en el Ayuntamiento para que se busquen soluciones urgentes. "Hay que abordar una nueva configuración del hoyo 7 para evitar que las bolas impacten en las viviendas vecinas, y al mismo tiempo se eleve la red de protección para garantizar la integridad física tanto de las propias viviendas como de sus habitantes", sostiene Pedreira.

Un portavoz municipal aseguró que el Ayuntamiento está dispuesto a adoptar medidas si los vecinos se ponen de acuerdo, porque "algunos consideran que son molestias menores y no están dispuestos a perder las magníficas vistas sobre el campo de golf".

Las mismas fuentes señalaron que el recinto deportivo pertenece a un consorcio, integrado por los municipios de Majadahonda, Pozuelo y Boadilla del Monte. Esta entidad esta elaborando el proyecto de ampliación del campo, que requerirá un cambio de diseño para alejar el campo de prácticas de las zonas habitadas. "No descartamos que se puedan reubicar el resto de los hoyos", señalan desde el Ayuntamiento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios