www.madridiario.es

Tiene 12.000 metros cuadrados y más de 700 árboles autóctonos

Colmenar de Arroyo cambia su viejo vertedero por un paraje natural

Por MDO
lunes 12 de marzo de 2007, 00:00h
La Comunidad de Madrid ha terminado de sellar el antiguo vertedero de escombros de Colmenar de Arroyo, totalmente recuperado y convertido en el paraje natural La Castellana, ubicado en el citado municipio. Para ello, se han plantando en unos  12.000 metros cuadrados de terreno más de 700 árboles autóctonos, entre ellos, encinas, pinos piñoneros y enebros.
La directora general de educación ambiental, en la inaguración del nuevo espacio natural

Esta iniciativa medioambiental, integrada en el Plan Regional de Sellado de Vertederos de Residuos de Construcción y Demolición (RCD), ha contado con una inversión de 120.000 euros y los trabajos de sellado han incluido la retirada de residuos voluminosos, el cubrimiento con tierras para la formación del terraplén y la posterior plantación vegetal y la instalación de 500 metros de cerramiento ganadero.

Con la recuperación de esta zona, ocupada desde 1985 por un vertedero de escombros, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio pone fin al impacto paisajístico y a la alteración de la flora y fauna que sufría este paraje natural incluido en la Zona Especial de Protección de Aves de los Ríos Alberche y Cofio.

Durante el acto, la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental, María Jesús Villamediana, destacó "las ventajas de una iniciativa que va a permitir que los ciudadanos disfruten de un área degradada que a partir de ahora va a recuperar todo su potencial ecológico".

Colmenar de Arroyo cambia vertedero por paraje naturalEl Plan Regional de Sellado de Vertederos de Residuos de Construcción y Demolición (RCD) pretende eliminar los vertederos de escombros existentes en la región para crear zonas verdes. La inversión prevista para la puesta en marcha de este plan asciende a casi 10 millones de euros y se aplicará hasta el año 2008.

El Plan comprende cuatro fases: programa de sellado y restauración, medidas de los ayuntamientos implicados, vigilancia ambiental y campaña de sensibilización ciudadana. Esta estrategia se desarrolla de forma paralela al Plan de Gestión Integrada de Residuos de Construcción y Demolición, que incluye la puesta en marcha de una red de instalaciones de agrupamiento, clasificación y tratamiento de residuos de construcción generados en la región.

En la actualidad, la región cuenta con las estaciones de tratamiento de RCD de El Molar, Navalcarnero y Moralzarzal y está en fase de construcción la de Arganda del Rey.   Se calcula que gracias a estas infraestructuras medioambientales, la Comunidad de Madrid pueda gestionar a finales de 2007 más de un millón de toneladas anuales de residuos inertes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios