www.madridiario.es
60 heridos por la explosión de un coche bomba en el cuartel de la Guardia Civil de Burgos

60 heridos por la explosión de un coche bomba en el cuartel de la Guardia Civil de Burgos

Por MDO/E.P.
miércoles 29 de julio de 2009, 00:00h
Un furgoneta bomba hizo explosión en torno a las cuatro de la madrugada junto a la casa cuartel que la Guardia Civil tiene en Burgos, entre la calle Jerez y la avenida Cantabria. Cargada de 200 kilos de explosivos, el vehículo estaba aparcado a 16 metros de la fachada posterior del cuartel desde la tarde anterior. La cifra de heridos se eleva a más de 60.
La explosión, que provocó daños graves al edificio, de 14 plantas, dejó un cráter de siete metros de diámetro y dos metros de profundidad. La cifra de heridos como consecuencia de la explosión de una furgoneta bomba en la parte trasera de la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Burgos se eleva a más de 60, entre los que hay dos mujeres embarazadas y seis niños, todos con heridas leves. De ellos, 38 han sido trasladados al Hospital General Yagüe de la capital burgalesa, según informaron fuentes del Servicio de Emergencias 112.

La explosión se produjo en torno a las 4.01 horas de la mañana de este miércoles en la avenida de Cantabria. Para atender a los heridos se envió una UVI móvil y tres ambulancias de soporte vital básico, a los que se unieron los recursos aportados por la Cruz Roja y Protección Civil del Ayuntamiento de Burgos, más tres ambulancias convencionales de la central de ambulancias de Burgos. Asimsimo, se habilitaron las instalaciones deportivas de la Policía Local de Burgos como puesto médico avanzado para atender a los heridos en la explosión, unas 46 personas, de las que 38 fueron evacuadas al Conmplejo Asistencial de Burgos.

Del mismo modo, la Agencia de Protección Civil y Consumo activó el Grupo de Intervención Psicológica en Desastres y Emergencias. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, señaló que todos los indicios apuntan a la banda terrorista ETA como autora del atentado perpetrado en la madrugada de este miércoles en la Casa Cuartel de Burgos, aunque destacó que todavía existen datos por confirmar, al tiempo que señaló que "el único final de los asesinos son los tribunales".

Alejo destacó en el lugar del siniestro que "ahora más que nunca" la cooperación entre el Gobierno central y regional "es fundamental" para afrontar la "lucha contra el terrorismo". Asimismo, el delegado del Gobierno destacó que por el momento no se puede detallar la cantidad de explosivo utilizado por los terroristas en la furgoneta bomba ubicada en la parte trasera de la Casa Cuartel, aunque sí apuntó a que tuvo que ser una cuantía "importante", ya que el vehículo se desplazó tras la deflagración entre 70 y 80 metros y provocó un gran cráter en el suelo.

Alejo destacó que las 14 plantas de la Casa Cuartel se vieron afectadas por la deflagración, que afectó con más intensidad a los primeros pisos, que quedaron destrozados por completo. Señaló que la ausencia de personas en las primeras plantas en el momento de la explosión evitó muertes. La explosión provocó también daños en edificios aledaños, por lo que los habitantes de estos inmuebles fueron trasladados a la Residencia de Oficiales de la Policía Nacional.

Mujeres embarazadas y niños
Alejo informó de que 118 personas fueron evacuadas de la Casa Cuartel tras la explosión y señaló que entre los 60 heridos se encontraban dos mujeres embarazadas que no sufrieron daños graves y seis niños, también con heridas leves. Por último, el delegado del Gobierno informó de que se ha habilitado una Oficina de Atención a los Afectados en la Subdelegación del Gobierno de Burgos en coordinación con la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento.

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios