www.madridiario.es
La fiesta no deja Chueca

La fiesta no deja Chueca

sábado 04 de julio de 2009, 00:00h
Fin de semana de Orgullo Gay en Madrid. Y Chueca, de nuevo, invadida por reivindicadores y simples simpatizantes. Suman ya 40 años de fiesta multicolor, en la que homosexuales, bisexuales y transexuales desafían al mundo gritando con la cabeza muy alta su opción sexual. Con polémica, como no podía ser menos: este año, por un quítame allá esas fiestas. Y es que el Ayuntamiento llegó a anunciar un día que había acordado con las organizadoras del evento que a partir del próximo año cambiaba de ubicación. Lo que sonaba, ciertamente, extraño: como si las fiestas de La Paloma se marcharan de Embajadores, o las de San Isidro no se hicieran en la pradera del Manzanares sino, no sé, en el pueblo de Barajas, por poner un ejemplo. Luego resultó que todo había sido un malentendido: Chueca es Chueca y lo seguirá siendo mientras quieran quienes viven allí.

Por cierto que precisamente de entre los que residen en el barrio, algunos vecinos de toda la vida, los hay que rechazan la fiesta por las molestias que les produce: no hay nada como una masiva manifestación juerguista en pleno verano madrileño para que no pueda pegar ojo ni el más cansado. Compaginar la fiesta -ajena- con el trabajo -propio- es muy complicado. Por eso hay ciudadanos que piden que las fiestas se vayan de allí, o que dejen de hacerse, como se leía estos días en alguna carta al director que publicaba un periódico. "Ya llevan muchos años haciéndolo, y no hace falta, todo el mundo acepta la realidad homosexual", venía a decir el indignado e insomne vecino. ¿Pero es eso cierto? ¿Todo está hecho? Determinadas actitudes que siguen surgiendo ante casos concretos demuestran que no es así, aunque se haya avanzado mucho. Además, está el principio básico que recoge la Constitución: el derecho a la manifestación, que se mantiene mientras así lo quiera el colectivo en concreto.

La bandera arcoiris ondea con fuerza. Quienes la sostienen son grandes luchadores. Lo han demostrado estando a las duras durante mucho tiempo, y también a las maduras cuando se ha podido. Por eso es poco probable que la fiesta desaparezca de Chueca, a pesar de las razones de los vecinos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios