www.madridiario.es
Estrenar piso en Alcorcón a los 70

Estrenar piso en Alcorcón a los 70

Por Mª Carmen Cruz Martín
miércoles 06 de mayo de 2009, 00:00h
Cuando se llega a la jubilación, lo último que uno espera es poder estrenar un piso nuevo con más comodidades que el que se tiene. Para los mayores de Alcorcón esto es posible gracias al Plan Permuta, un proyecto que permitirá a 40 vecinos cambiar sus viejos pisos por otros nuevos adaptados a sus necesidades.
A sus 72 años, Jesús Peña y Antonia Tapia, un matrimonio alcorconero, están preparando la mudanza para dejar su vieja casa en el barrio de Torres Bellas. En las próximas semanas se irán a vivir a uno de los nuevos pisos del Ensanche Sur gracias al Plan Permuta del Ayuntamiento de Alcorcón.

"Tengo una pensión de 700 euros y con ese dinero no podría permitirme cambiar a un piso mejor adaptado a estas alturas", dice Jesús. Y es que nunca imaginaron ni él ni su mujer que al cabo de 41 años de llegar a Alcorcón estrenarían una nueva vivienda de mejores características que la suya.

Como ellos otros mayores o discapacitados de Alcorcón vivirán en un piso nuevo del Ensanche Sur por el que no han tenido que pagar ni un céntimo. Tan sólo han tenido que ceder el uso de su vieja vivienda al Consistorio que se encargará después de alquilarlas a jóvenes del municipio.

"El objetivo es que los mayores mejoren su calidad de vida y permitir a su vez a la población joven viviendas con alquileres por debajo de los precios de mercado", asegura la concejala de Vivienda, Tatiana Ercolanase.

Las rentas del alquiler revertirán en EMGIASA (la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón) que es el organismo que ha financiado la construcción de las viviendas que estrenarán los mayores. EMGIASA valorará el tamaño y la situación del piso y establecerá el precio del alquiler, que como indica Ercolanase, será un 20 por ciento inferior al alquiler libre. "Rondará entre los 500 y los 600 euros", agrega.

Cómo son las viviendas
En total, se trata de 40 pisos adaptados a las necesidades de los mayores o discapacitados, sin barreras arquitectónicas. Así, por ejemplo, las casas disponen de baños totalmente accesibles y los edificios cuentan con rampas y ascensores, tienen paneles solares...

"Vivimos en un cuarto sin ascensor. Mi mujer tiene problemas en las piernas. Hace poco la operaron de la rodilla, la pusieron una protésis, y ahora la tienen que volver a operar, por lo que le cuesta muchísimo subir las escaleras", explica Jesús Peña.

Pero además, los pisos son más grandes que los viejos. Tienen entre 90 y 100 metros cuadrados. "Me he quedado atontada al ver lo grande que es. No se parece en nada al piso donde vivimos que tiene unos 50 metros cuadrados", asegura asombrada Antonia en su primera toma de contacto con su nueva casa.

Los afortunados
Por ahora, sólo 40 son los afortunados del cambio de piso, pero el Ayuntamiento no descarta hacer nuevas promociones. "Vamos a ver cómo funciona y si va bien, podría haber más viviendas dentro del Plan Permuta", avanza la concejala quien añade que "de momento, todos los que lo solicitaron han conseguido una vivienda".

Para poder acceder a una de estas viviendas, los mayores o discapacitados deben  "tener un piso en propiedad que tenga barreras arquitectónicas y no esté adaptado a sus necesidades", recuerda Tatiana Ercolanase. Eso sí, a pesar del cambio de vivienda, los mayores no pierden la propiedad sobre su antigua casa, ni será suya la nueva.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios