www.madridiario.es
Adiós a la Cornisa

Adiós a la Cornisa

martes 03 de marzo de 2009, 00:00h
Durante el Pleno del pasado mes de febrero, el gobierno municipal de Madrid aprobó unilateralmente la reforma de la Cornisa de San Francisco el Grande, propuesta que permitirá al Arzobispado de Madrid la construcción de más de 20.000 m2 de nuevos edificios en el Parque de la Cornisa y parcelas aledañas, con la indudable afección que conllevará sobre las zonas verdes hoy existentes, áreas infantiles y vistas emblemáticas de esta zona histórica de Madrid.

La Cornisa es uno de los rasgos más significativos de esta ciudad. Con la aprobación de este Plan se pone en peligro un hito visual que han inmortalizado pintores como Goya y que forma parte de la identidad colectiva de los madrileños. Se elimina la protección de unos jardines con un alto valor histórico y paisajístico y se pierde la oportunidad de recuperar parte del patrimonio arqueológico y cultural de Madrid.

Las razones esgrimidas por el gobierno municipal para llevar adelante este plan son variadas y sonrojantes. La primera consiste en decir que gracias al plan se revitalizará una zona deteriorada de nuestra ciudad. Habría que preguntarse por qué el gobierno municipal ha permitido el abandono de un área emblemática y que además está protegida. En todo caso, rechina oír decir que para revitalizar una zona hay que llenarla de cemento y darle un uso privativo.

La segunda consiste en argumentar que los vecinos tendrán nuevos equipamientos públicos. Es cierto que se contemplan equipamientos que el distrito necesita urgentemente, pero podían haberse ubicado en un espacio menos sensible. Y lo que desde luego no aclara el gobierno popular es cuándo ni con cuanto dinero se construirán. Lo realmente seguro es que perderemos un espacio protegido a cambio de nada, un punto de encuentro de los vecinos y vecinas y un pulmón verde en una zona colmatada por la edificación.

El Partido Popular aprueba este plan con la firme oposición del resto de partidos políticos y, sobre todo, de miles de vecinos que durante años han mostrado su rechazo a las intenciones del PP de alterar de forma irreparable un paisaje muy vinculado a la imagen de Madrid. Pero, como por desgracia viene siendo habitual en las decisiones de Gallardón, el PP de Madrid gobierna de espaldas de los ciudadanos.

Si una función tiene el gobierno municipal es obligarse a proteger el patrimonio de los madrileños. El Plan aprobado por el PP altera significativamente un entorno que, aunque ya fue alterado al construirse el seminario Conciliar sobre el lugar que ocupaba el palacio de los duques de Osuna, todavía mantiene restos relevantes cuya conservación ahora peligra. A estas alturas lo de menos es a quién beneficia este atropello, aunque siempre sean los mismos; lo realmente importante es que, de nuevo, perdemos otra de nuestras joyas históricas y un espacio de encuentro en el centro de Madrid. La sordera munícipe abre la puerta a la desaparición y el adiós a la Cornisa de San Francisco, que hasta ahora era uno de los principales signos de identidad colectiva de los madrileños.

Pedro Sánchez.
Concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios