www.madridiario.es

Simancas pide a Aguirre que "dé la cara" en este "escándalo"

Educación remite a la Fiscalía sus actuaciones sobre 'El borreguito azul'

miércoles 07 de marzo de 2007, 00:00h
La Consejería de Educación tiene previsto remitir este miércoles a la Fiscalía sus actuaciones en el caso de la guardería privada 'El borreguito azul', que el propio departamento cerró cautelarmente la semana pasada tras denunciarse la existencia de presuntos malos tratos. El portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas, pidió por su parte a Aguirre que "dé la cara" en este "escándalo".
La Consejería se ratificó, además, en la "corrección" de su actuación y la del Servicio de Inspección, y dijo estar procediendo a la escolarización de los niños que estaban matriculados en dicha escuela infantil. "Educación ha venido trabajando y consultando con los padres las posibilidades más convenientes para cada uno de ellos, con el fin de que sus hijos tuviesen una plaza escolar a la mayor brevedad posible", aseguró la Consejería de Educación.

El departamento autonómico dijo haber atendido ya la solicitud de 34 familias, cuyos hijos asistirán a diferentes Escuelas Infantiles de la zona de San Blas, mientras que "otros diez menores han sido escolarizados en centros por sus propias familias". De esta forma, Educación aseguró que "sólo está pendiente de recibir la solicitud de las últimas once familias, lo que se espera se produzca a lo largo de las próximas horas, con el fin de completar la reubicación de los alumnos en el día de hoy, tal y como se prometió".

Asimismo, destacó que las 36 familias que asistían a 'El borreguito azul' y disponían de una beca infantil de 0 a 3 años concedida por la Comunidad de Madrid "podrán seguir contando con ella". "Una vez cumplido el compromiso que Educación asumió en la reunión que mantuvo con los padres el lunes, aspecto este absolutamente prioritario, la Consejería ratifica que su actuación fue correcta en todo momento, poniendo en manos del Servicio de Inspección, de manera inmediata, todos los datos de los que disponía y ordenando su intervención urgente, como así lo ha confirmado el Inspector Jefe de Madrid Capital", insistió.  

A este respecto, Educación agradeció "el trabajo rápido y eficaz del Servicio de Inspección, que obró con la máxima profesionalidad conforme a los datos de los que disponía; es decir, los mismos -recalcó- con los que contaba la Consejería".

Simancas pide que Aguirre "dé la cara"
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Rafael Simancas, pidió a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que "dé la cara" por este "escándalo", y haga lo que él habría hecho de ser el jefe del Ejecutivo: "cesar inmediatamente al consejero de Educación, Luis Peral, que no ha sabido defender los derechos de los menores y de sus familias".

Simancas criticó al Ejecutivo autonómico por no dar "ni una sola explicación" sobre este asunto y no asumir "responsabilidades", al tiempo que avanzó que su grupo pedirá "explicaciones" en el Parlamento autonómico para determinar por qué Peral y el defensor del Menor, Arturo Canalda, "tenían conocimiento de la situación de maltrato desde hacía meses y no hicieron nada para cuidar de los derechos de estos menores y de sus familias".

El socialista instó a la Comunidad a ofrecer a las familias afectadas una plaza escolar pública "cuanto antes" y exigió que se realice "una inspección generalizada en todas las guarderías privadas de Madrid para asegurar que no se vuelven a dar casos de esta naturaleza". De igual modo, apuntó que, si los padres de los menores deciden denunciar este caso ante los tribunales, contarán con el "respaldo humano, político, institucional y jurídico", del PSM.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.