www.madridiario.es

Blesa busca apoyos en la izquierda para mantener la presidencia

El control de Caja Madrid preocupa a la dirección nacional del PP

El control de Caja Madrid preocupa a la dirección nacional del PP

miércoles 07 de enero de 2009, 00:00h
La dirección nacional del PP asiste con preocupación al enfrentamiento entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón en Caja Madrid. Aunque este miércoles la presidenta de la Comunidad negó que exista un "conflicto" con su compañero de partido, el equipo de Mariano Rajoy no quiere que éste acabe de ninguna manera en los tribunales.
La Asamblea de Madrid aprobó el 29 de diciembre la reforma de la Ley de Cajas y las nuevas normas para el proceso electoral vigente. Tres días antes, Gallardón aseguraba que la renovación de cargos, incluido el presidente Miguel Blesa, no estaba afectada y que iría a los tribunales si era necesario para impedir que se redujese la cuota de poder del Consistorio. Aguirre ha descartado que exista una pelea, pero el mismo Ayuntamiento, en una tribuna del concejal de Hacienda Juan Bravo publicada en el diario El País, se encargó de airearla el pasado 5 de enero. En ella, Bravo aseguraba que se estaba alterando el régimen jurídico de la caja "en pro de su instrumentalización política".

En este fuego cruzado, el PP nacional está viendo peligrar la estabilidad de la caja y, sobre todo, el control que sobre ella ejerce desde hace 12 años, cuando Blesa llegó a la presidencia. Más aún ahora que Blesa trata de buscar apoyo en el PSOE y las fuerzas de izquierda para mantenerse en el cargo y que una discusión en los tribunales podría aplazar su salida de Caja Madrid.

Génova advierte de las consecuencias
Rajoy, junto al presidente del PP gallego, Alberto Nuñez-Feijoo.Mariano Rajoy asiste en silencio a esta nueva pugna entre el alcalde y la presidenta de la Comunidad, a quien el ala moderada del partido acusa de ir por libre. El presidente de los populares no se ha atrevido a desautorizar públicamente a Aguirre o Gallardón y ningún miembro de su equipo quiere pronunciarse al respecto, pero desde Génova ya se ha advertido a ambos dirigentes de las consecuencias que pueden derivarse de esta situación.

El responsable de la oficina económica del popular, Cristóbal Montoro, ha sido el único que ha pedido "responsabilidad" para aislar Caja Madrid de cualquier tipo de "injerencia política", pero los caminos que han tomado Aguirre y Gallardón parecen estar de momento lejos de esta consigna.

San Gil y Mayor Oreja
Este miércoles, Aguirre evitó polemizar directamente con el líder de su partido. Primero esquivó la valoración de las encuestas que la colocan por delante del dirigente gallego como favorita para encabezar el PP. Después, y aunque elogió a José María Aznar por recuperar a María San Gil para que participe en la Fundación FAES, también calificó positivamente a Rajoy por elegir a Jaime Mayor Oreja como cabeza de lista del PP a las elecciones europeas. Aguirre apostó con seis periodistas del programa '59 segundos' a que sería el político vasco el elegido y no Ruiz-Gallardón, como se especulaba, y gracias a ello le ganó a cada uno de los informadores 50 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios