www.madridiario.es

Asociaciones pro-vida denuncian el incumplimiento de la normativa vigente

Encuentran "residuos biosanitarios humanos" en contenedores de la Clínica Isadora

Por MDO/E.P.
miércoles 28 de febrero de 2007, 00:00h
Inspectores de la Dirección General de Salud Pública y Alimentación de la Comunidad de Madrid y efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizaron el pasado día 20 una inspección a la madrileña Clínica Isadora, donde se practican interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), y encontraron en contenedores "residuos biosanitarios materiales mezclados con residuos biosanitarios humanos", lo que incumple la normativa vigente.
Tras proceder a "la eliminación de los residuos biosanitarios materiales y la incineración de una parte de los residuos humanos, tal y como marca la legislación vigente en materia de sanidad mortuoria", "otra parte" de los residuos biosanitarios humanos hallados en la clínica ha sido traslada por el Seprona "para su estudio por parte del forense", informó la Dirección General de Salud Pública.

La inspección de la clínica se llevó a cabo el pasado 20 de febrero -tras una denuncia del pasado mes de junio del Partido Social Europeo, miembro junto con la Federación Internacional de Médicos Católicos, Hazteoir.org y Unidos por la Vida, de la Plataforma La Vida Importa-, a instancias del Seprona, "que alertó de posibles deficiencias en la gestión y eliminación de residuos biosanitarios en la Clínica Isadora".

"Los inspectores de Salud Pública comprobaron que, en los contenedores precintados por la Guardia Civil, había residuos biosanitarios materiales mezclados con residuos biosanitarios humanos, incumpliendo así la normativa" vigente (Decreto 83/1999 sobre gestión de residuos biosanitarios y citotóxicos en la Comunidad de Madrid).

"Por ello, los técnicos de Salud Pública procedieron a la separación adecuada de estos residuos, diferenciándolos conforme a la tipología fijada en el Decreto", señala Salud Pública, que agrega que "posteriormente, se ordenó la eliminación de los residuos biosanitarios materiales y la incineración de una parte de los residuos humanos, tal y como marca la legislación vigente en materia de sanidad mortuoria", y concluye indicando que "otra parte de los residuos biosanitarios humanos hallados en la cínica fue traslada por Seprona para su estudio por parte del forense".

Cierre cautelar
Por su parte, la Plataforma "La Vida Importa" anunció en un comunicado remitido que solicitará de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid el cierre cautelar de la Clínica Isadora "mientras las autoridades competentes finalizan sus investigaciones" y aseguró que cree que podría haberse verificado la presencia, en los cubos de basura de dicha clínica, "no sólo de abundante material de quirófano, sino también de siete fetos".

A su juicio, estos fetos habrían sido enviados al Instituto Anatómico Forense "a fin de estudiar la causa de defunción, por si también hubiese delito de infanticidio, pues es habitual en abortos de más de 20 semanas, provocar el parto con Citotech, con lo que se procede a dar muerte al niño fuera del útero, en lugar de dentro del mismo, tal como marca la ley".

En este contexto, la plataforma pro-vida denuncia "el incumplimiento, por parte de algunos centros abortistas españoles, de la normativa relativa a la retirada de residuos biosanitarios", que regula el uso del material "contaminado o peligroso" que se genera en centros clínicos, con el objetivo de que tengan una destrucción segura, sin poner en peligro la salud pública.

En este sentido, destaca la importancia de diferenciar entre los residuos desechadles de quirófano, como gasas ensangrentadas, compresas, sábanas operatorias, jeringuillas, etcétera; y el material humano, entre los que cita restos de cuerpos de fetos, y fetos enteros.

La plataforma aprovecha también para denunciar el presunto incumplimiento de dicha normativa del Centro Médico Aragón de Barcelona, donde señala, la Notaría Bosch-Bages ha levantado acta con documentación fotográfica de los abundantes restos biosanitarios encontrados en la basura de ese centro. "Dicha acta notarial será remitida al Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, a fin de que evalúe la posible infracción, así como su gravedad", agrega.

Por último, recuerda que en todo caso el Centro Médico Aragón está siendo investigado también por otras presuntas infracciones, como los presuntos certificados psiquiátricos firmados en blanco, que ya también denunció la misma entidad. "Ante estos nuevos hechos verificados notarialmente, también se solicitará el cierre cautelar de todas las instalaciones del Centro Médico Aragón", concluye, tras apuntar que cuenta con imágenes sobre el tema en la sección 'Lo último' de la web www.pse.es

Con todo, la Plataforma La vida importa anunció que convocará para junio una "gran manifestación por la dignidad de la vida humana en Madrid, donde pedirá de los poderes públicos el cumplimiento de la actual ley del aborto, con la limitación a 20 semanas y la garantía de la sanidad pública para expedir los certificados psicológicos".

Por su parte, la Clínica Isadora explicó que cumple la legislación vigente y pidió una entrevista urgente con el consejero de Sanidad de la CAM, Manuel Lamela, ante su "desprotección". "La Clínica Isadora, que se abrió en 1993, ha cumplido con la norma vigente en todos los órdenes de la actividad médico-quirúrgica y ello es perfectamente comprobable", aseguró la portavoz del centro, Empar Pineda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios