www.madridiario.es

En su mensaje de Navidad

Gallardón llama a los madrileños a superar 'divisiones artificiales'

Gallardón llama a los madrileños a superar "divisiones artificiales"

domingo 21 de diciembre de 2008, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, llama a los madrileños a "superar las divisiones artificialmente creadas en la sociedad en los últimos años sin renunciar a las ideas propias" durante su mensaje de Navidad.
El mensaje, de poco más de cuatro minutos de duración, está rodado en la escalera de entrada al Palacio de Telecomunicaciones de Cibeles desde la calle de Alcalá. Gallardón, en traje negro con camisa gris, tiene a su derecha las banderas del municipio, de la Comunidad de Madrid y de España, y, a su izquierda sobre una mesa, una foto del Rey y una flor de Pascua.

"Ha llegado un tiempo nuevo en que todos tenemos que centrarnos en las tareas esenciales y superar las divisiones artificialmente creadas en la sociedad en los últimos años, sin renunciar a las ideas propias, pero siendo conscientes, como hace tres décadas, cuando supimos hacer ese ejercicio de inteligencia y buena voluntad que culminó en la Constitución, de que los grandes retos como ciudad y como país sólo podemos afrontarlos juntos", proclama el primer edil.

En concreto, hace referencia a la actual coyuntura económica, avisando de que "el año que pronto comienza va a poner a prueba el entramado de afectos y compromisos que define a Madrid, y dará la oportunidad de demostrar la clase de sociedad" construida en la capital.

"Durante los años en que los madrileños hemos trabajado duramente para modernizar la ciudad, nunca hemos olvidado el propósito solidario y la orientación social que dotaba de sentido a ese gran esfuerzo. Ahora, cuando esos progresos sirven para atenuar las consecuencias de una grave crisis nacional que se hace sentir también en la vida de muchas familias, cobra plena vigencia esa significación solidaria que nos caracteriza como una metrópoli a escala humana", continúa en su discurso.

Por eso, Gallardón se declara "seguro" de que la respuesta a la crisis que darán los madrileños, "al igual que en otros momentos difíciles de la historia, será de tesón y generosidad" y de que la capital saldrá de la crisis "reforzada como sociedad aún más comprometida con las aspiraciones de progreso y seguridad de quienes pueden sentirse más vulnerables".

"Hoy valemos lo que nuestro afán de cercanía a los demás, lo que nuestra disposición a la colaboración, lo que nuestra mentalidad abierta e integradora, que destierra la intransigencia y evita las trampas del miedo o la insensibilidad. Ésa es la enseñanza que, con modestia, pero también con nitidez, podemos compartir con la gran Nación de la que somos capital", apostilla.

Deseos para 2009
Tras esta evaluación de la situación que aguarda para el año que viene, Gallardón sueña en voz alta con las dos metas principales que aspira a conseguir en 2009. La primera, "la erradicación de toda forma de violencia en el seno de la sociedad, como la que sufren tantas mujeres o como la que se ha cobrado la vida de cuatro inocentes a manos del terrorismo".

La segunda, "el desafío" que supone "apurar la recta final de la carrera olímpica", algo que brindará a los madrileños "momentos de intensa emoción" y, espera Gallardón, de "alegría" cuando Madrid se convierta en la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 el próximo 2 de octubre en Copenhague.

"Podemos convencer al mundo de que Madrid es la mejor ciudad del planeta para celebrar los Juegos, y sé que todos vais a volcaros en las citas sucesivas en que habremos de confirmarlo, desde la visita del Comité Olímpico Internacional (COI) en mayo a la decisión definitiva en octubre", animó.
Tras felicitar las fiestas a los madrileños, Gallardón les desea por último que vivan, "desde estas mismas fechas, con alegría y confianza", y espera que "las horas de esfuerzo y perseverancia" se vean finalmente "recompensadas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios