www.madridiario.es
Fraga y Maleni, algo en común

Fraga y Maleni, algo en común

viernes 12 de diciembre de 2008, 00:00h
Fraga parece que está dormido, pero no. Lo que pasa es con la edad ha cogido una caída de párpados que le hace aparentar que tiene los ojos cerrados. O a lo mejor es la táctica del cocodrilo, que cuando aparenta estar dormido y la presa se confía, salta sobre ella con una dentellada feroz. Es lo que ha hecho Fraga cuando le han preguntado por los nacionalistas.

Elevó, lo que sus fuerzas le permiten, los párpados y dio una dentellada tan aguda que ha terminado haciendo sangre en su propio partido. Don Manuel, el de Palomares, los paradores de turismo, la ley de prensa y la reconversión de los franquistas a la democracia arropados bajo el manto del padre, es decir, bajo el manto de Alianza Popular, parece que está dormido, pero de pronto despierta como el gigante cíclope, da un manotazo verbal y se conmueve el universo político.

Y lo ha hecho al proponer “colgar a los nacionalistas”. Para qué queríamos más. Se acabaron los ecos de la economía comatosa, las donaciones del gobierno a los bancos, el vandalismo de los antisistema, el chorreo del paro y la crisis del Real Madrid, las palabras de Fraga tomaron la calle, los cenáculos y los despachos políticos.

La reacción de la izquierda ha sido unánime pidiendo al PP que arrincone a don Manuel, que le inhabilite, que le retire, que pida perdón por el fragopecado cometido, y no digamos ya la reacción de los nacionalistas, algunos de los cuales piden la muerte del Borbón. Gallardón estaba al lado de Fraga cuando propuso colgar a los nacionalistas y asistió a lo que sería la eclosión de las reacciones más severas contra el fundador del PP. Pero que nadie olvide en estos momentos de lamentable reflexión fraguista, que no es el primero en aconsejar colgamientos.

¿O es que ya nadie recuerda que la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, Maleni, deseó, no hace mucho, que Esperanza Aguirre estuviera colgada de una catenaria? Entonces, ni los nacionalistas, ni la izquierda, ni casi la derecha, se conmovió; no hubo la misma reacción. Así son las cosas. Magdalena Alvarez y Manuel Fraga tienen ya algo en común: los ánimos por colgar al personal. ¡Vaya cuelgue!

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios