www.madridiario.es
154 muertos en un accidente en Barajas

154 muertos en un accidente en Barajas

jueves 31 de julio de 2008, 00:00h
El vuelo JKK-5022 de Spanair se estrelló el 20 de agosto en su segundo intento de despegue. El aparato, con destino a Las Palmas de Gran Canaria, cayó a plomo al intentar despegar dejando 154 muertos y 18 heridos.
El juzgado de Instrucción número 11 de Madrid abrió una investigación para aclarar el accidente y los problemas que el aparato registró justo antes de salir. El aparato, modelo 82 de la marca McDonnell Douglas, tras varios retrasos por cuestiones técnicas intentó despegar en el área de la T-4, pero tuvo que regresar y someterse a una revisión. Una vez supervisado, llegó de nuevo a la pista a las 14.14 horas. Cuando intentaba alzarse en el aire, el avión no pudo levantar el morro, cayó a plomo y se estrelló en tierra a las 14.45 horas.

Después de la colisión, se partió por la mitad, cayó fuera de la pista y provocó un aparatoso incendio. El Gobierno, la Comunidad, el Ayuntamiento de Madrid y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), activaron de inmediato los planes de emergencias y el 'Protocolo 11-M' de gestión de castástrofes e identificación de cadáveres. Dos trabajadores de Barajas encontraron restos de cadáveres flotando en un arroyo a cientos de metros del impacto. Varios cuerpos salieron a flote cuando el fuselaje fue sacado del agua.

En la aeronave viajaban 172 personas, según la compañía. De ellos, 162 eran pasajeros -dos de ellos bebés- y los diez restantes configuraban la plantilla del avión (cuatro tripulantes en movimiento y seis en vuelo). Los cadáveres fueron llevados en primer lugar a una nave habilitada en el mismo aeropuerto, para después trasladarlos hasta IFEMA, donde se vivieron escenas de extremo dolor. Los familiares de los pasajeros naturales de Canarias viajaron a Madrid en un avión fletado por la propia Spanair para identificar a los fallecidos.

"Ninguna irregularidad"
Spanair puso a disposición de los familiares de los pasajeros un teléfono de atención, el 800 400 200. La compañía aseguró que el avión tenía 15 años de antigüedad y que había pasado su última revisión el 24 de enero de este año. Desde entonces, según la compañía, éste no había registrado "ninguna irregularidad". El Gobierno tuvo que exigir a la aerolínea la lista de pasajeros para que no obstruyese la investigación porque Spanair se demoraba demasiado.

A la mañana siguiente, se guardaron minutos de silencio en todo el mundo. La Familia Real y los políticos visitaron a las víctimas y sus familiares y se creó una comisión en la que se investigaría lo que ocurrió realmente. En IFEMA, los médicos forenses se afanaron durante días para identificar a marchas forzadas las identidades de los finados. Con la celeridad, hubo algunos errores (se equivocaron los restos de dos personas) y el proceso se enlenteció.

Los familiares de las víctimas, que descartaron crear una asociación, anunciaron personaciones masivas contra Spanair y buscaban la responsabilidad civil de Boeing. Spanair aseguraba que el aparato se había sometido a su última revisión el pasado 24 de enero y que desde esa fecha no se habían observado anomalías en su funcionamiento. Además, anunció que, a pesar de sus problemas económicos anteriores, era capaz de afrontar las indemnizaciones, que, como mínimo eran de 127.000 euros.

Funeral
La misa funeral por los fallecidos, fijada en principio para el 1 de septiembre,  se trasladó a 11 del mismo mes para que diese tiempo a concluir las identificaciones y por consenso político. Fue oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela. Estuvo presidida por los Reyes de España y asistieron, además de los familiares las primeras personalidades políticas del país.

La comisión política y el Juzgado comenzaron a investigar las razones del suceso. Se investigaron las cajas negras, los informes técnicos y las declaraciones de testigos. Todavía no se conocen las causas. Sin embargo, a finales de octubre se presentó el informe preliminar de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), que dio los primeros indicios seguros.

El documento constataba que los 'flaps' y 'slats' de las alas no estaban configurados para el despegue. Además, los pilotos no tuvieron constancia de ello porque los sistemas sonoros de aviso (TOWS) no funcionaron. En el desarrollo de su trabajo, el único vocal de la comisión que es piloto, dimitió de su puesto al haber filtraciones e intervenciones políticas en la misma. La comisión, todavía tardará entre uno y dos años en dirimir con exactitud qué es lo que ocurrió.

Filtraciones
El PP realizó una treintena de preguntas al Gobierno reclamándole información sobre todos los detalles que rodearon al accidente aéreo. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, en el Congreso trató de solventar la polémica sobre el tiempo de reacción de los servicios de emergencia y aseguró que Spanair había pedido cambiar el avión. Pocos días después, el diario 'El País' publicaba las imágenes y el vídeo del siniestro. Había sido filtrado directamente por el Ministerio de Fomento. El revuelo fue importante porque, según se aludió, se estaba comerciando con una información sobre la muerte de personas. El Gobierno pidió disculpas.

En el mes de noviembre entró en vigor la nueva directiva de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) que obligará a revisar antes de cada vuelo en los MD80 el sistema de aviso. Poco después, el juez Javier Pérez, que instruye la investigación, llamó como imputados por homicidio y lesiones imprudentes a los dos mecánicos que revisaron el avión antes del accidente y al jefe de mantenimiento de la compañía aérea.

El encargado de investigar el siniestro informó que su actuación podría constituir 154 delitos de homicidio imprudente y 18 de lesiones imprudentes, al apreciar que existen indicios de la posible participación de estas tres personas en la comisión de estos delitos. El juez acordó además crear una comisión de investigación del accidente paralela a la creada por el Ministerio de Fomento formada por dos pilotos, dos ingenieros y dos mecánicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.