www.madridiario.es
Negligencias médicas: la importancia de un buen abogado para resolverlas legalmente
Ampliar

Negligencias médicas: la importancia de un buen abogado para resolverlas legalmente

Por MDO
martes 05 de octubre de 2021, 18:26h

El mundo del Derecho es bastante extenso y amplio, abarca muchas disciplinas y áreas. Casi todo es tocado por el campo jurídico, y de eso no escapa la medicina, que en ocasiones presenta casos que solo pueden resolverse desde el punto de vista legal.

Hay situaciones que se presentan en la vida, que solamente se pueden resolver con la intervención de la ley, casos que solo por las vías jurisdiccionales encuentran solución. Al respecto, la ley siempre prevalece para solventar los problemas legales que puedan aparecer, incluso en el campo de la medicina, en el que también se presentan distintas realidades.

Las demandas que de forma más común son impulsadas en juzgados y tribunales, relacionadas con la medicina, están enmarcadas en casos de negligencia médica, y se refieren a la supuesta mala praxis de médicos que ocasionan daños a sus pacientes.

Para atender estas demandas se necesita un buen abogado negligencias medicas Madrid que pueda afrontar e impulsar los procedimientos judiciales correspondientes, bien sea para entablar una demanda en contra de quien se presume actuó mal en el ejercicio de su desempeño profesional, o bien, para defender a un médico acusado injustamente.

En ambos casos, como parte acusadora o en defensa de un imputado, el abogado especialista en esta área es esencial; sin él, el proceso jurídico se inclinaría en contra de la parte que no disponga del debido apoyo y asesoría legal.

¿Qué hace un abogado en negligencias médicas?

Las situaciones en las que se presentan negligencias médicas son más comunes de lo que parece, de hecho se registran casos a diario en muchas instituciones médicas, que habitualmente no son atendidos debidamente y pasan desapercibidos.

Lo normal debería ser que, si se presume que hubo mala praxis o negligencia médica en algún caso y por esa razón el paciente resultó afectado, los familiares o la propia víctima impulsen las demandas que crean convenientes para que se apliquen las sanciones civiles y penales a las que haya lugar.

Hay bufetes de abogados que se dedican exclusivamente a la atención en esa área y cuentan con profesionales del Derecho expertos en hacer demandas por negligencia médica, con muy altas tasas de casos ganados, lo que indica que están plenamente cualificados y preparados para impulsar los correspondientes procesos judiciales.

El propósito de un abogado especialista en esa área es defender los derechos de sus protegidos, en función de encontrar salidas efectivas para resolver los daños causados o, en su defecto, lograr una compensación económica que ayude a solventar el problema.

Estas firmas de abogados reciben las denuncias, las estudian en detalle y analizan todos los pormenores para darle al cliente una evaluación concienzuda sobre la viabilidad de impulsar una demanda. El trato siempre es personal, y las reuniones y consultas, en consecuencia, también. Todo se realiza con el fin último de revisar todo bien para que la justicia se cumpla eficientemente.

Es más fácil de lo que se cree

Cuando se habla de negligencia médica se suele pensar que son procesos confusos y complicados, cuando en realidad no lo son, gracias al apoyo de la tecnología forense, y a las técnicas y métodos científicos, que ayudan siempre a esclarecer la verdad.

Los despachos de abogados especializados en negligencias médicas cuentan con médicos, peritos y profesionales que se encargan de realizar las investigaciones científicas necesarias para corroborar si en efecto hubo o no un mal proceder en los procedimientos realizados en los pacientes o víctimas.

Habitualmente, cuando se demuestra que hubo mala praxis médica, se llegan a acuerdos extrajudiciales, para evitar los complicados procesos en tribunales, además de que al médico que cometió el error le interesa más resolver la situación de esa manera para evitar posibles consecuencias que puedan afectar a su nombre y reputación.

En conclusión, cuando un familiar o la propia persona resultan afectados por una presunta negligencia o mala praxis, se debe recurrir de inmediato a un abogado especialista que ayude a resolver el asunto legalmente. Seguro que si se trata efectivamente de un caso comprobable, se tendrán resultados favorables; y para demostrarlo, se encargan precisamente los especialistas en esa materia.