www.madridiario.es
Los músicos callejeros de la capital, en la concentración de este miércoles
Ampliar
Los músicos callejeros de la capital, en la concentración de este miércoles (Foto: Chema Barroso)

Los músicos callejeros de Madrid alzan la voz para "poder tocar sin miedo"

Los músicos callejeros alzan la voz

miércoles 29 de enero de 2020, 19:05h

Con una pancarta en la que se podía leer “Ciudad sin música, ciudad sin vida”, más de 150 personas, entre músicos callejeros y simpatizantes, se han concentrado esta tarde en la Plaza de la Villa para reclamar al Ayuntamiento de la capital “poder tocar sin miedo” y que aplique la legislación aprobada en febrero de 2018, que les permitía actuar de forma legal.

La concentración, convocada por la plataforma 'La calle suena', viene motivada por la decisión de la Junta Municipal de Centro, presidida por José Fernández (PP), de paralizar desde el pasado julio la concesión de nuevas autorizaciones a los músicos callejeros mientras revisa la instrucción dictada por el anterior Gobierno.

El miembro y portavoz de la plataforma 'La calle suena', Daniel Cabrera, ha explicado a Madridiario que las autorizaciones para tocar eran válidas para un periodo de seis meses y que "ahora mismo nadie está acreditado", algo que les ha llevado a "tocar en la ilegalidad". Asimismo, ha señalado que temen que el Ayuntamiento "endurezca" la legislación de "manera drástica" y ha mencionado que ya han realizado peticiones para reunirse con el Gobierno municipal. Sin embargo, añade que "no han obtenido respuesta" por el momento.

De acuerdo con él se muestra Chema, guitarrista de 74 años que lleva casi 50 años tocando en la calle y que no se ha querido perder la concentración. “Han pasado cinco meses desde que solicité la autorización y aún no sé nada”, explica, mientras añade que hace poco le multaron con 600 euros por tocar en la calle.

“Entiendo que haya vecinos que se quejen, porque hay gente que no respeta las horas, pero no por lo que haga uno podemos pagar todos”, explica. Además, asegura que lo que aportan los músicos como él es “cultura, educación y arte”, pero lamenta que en España no se valora la música como “en otros países”.

“Solo queremos tocar sin miedo a que nos multen”, indica por su parte Jay, músico de origen venezolano, quien lleva años tocando el buzuki - instrumento de apariencia similar a la mandolina y originario de grecia - por toda Europa. “Antes de 2011 era totalmente libre tocar en la calle. Luego empezó a haber una regulación que no funcionaba bien, pero desde 2017 no había problema”, asegura. Asimismo, denuncia que la situación ha empeorado últimamente y afirma que en “los últimos meses no hay manera de tocar en la calle”.

Tras llamar la atención de los viandantes con sus consignas, algunos de los músicos concentrados han comenzado a tocar sus instrumentos. “Esperemos que haya una solución porque la ciudad se lo merece y es muy interesante para el turismo”, concluye Jay.

A la movilización se ha sumado la concejala de Más Madrid, Pilar Perea, quien ha censurado esta "situación de alegalidad en la que está dejando el Gobierno de la ciudad de Madrid a los músicos". Estas palabras las ha pronunciado antes de reunirse con el concejal del distrito Centro, José Fernández, para mantener una Comisión de Valoración de la que esperan que les trasladen "un borrador de lo que van a hacer".

Asimismo, Perea ha avanzado que lo que saben, por el momento, y que les ha llegado a través de la prensa es que el Gobierno municipal tiene pensado "hacer una especie de sorteo" para decidir qué músico tiene permiso para tocar en la calle.

En esta línea, la edil de Más Madrid ha detallado sobre la compatibilidad de dicha normativa con una posterior normativa de ruido que "hay unos expedientes, que están a disposición en esta Junta municipal, que dicen" que estos son "perfectamente compatibles", al revés de lo que declaró la secretaria general técnica Cultura del Ayuntamiento, Carmen González Fernández, quien aseguró que el problema de la instrucción era que entraba "en contradicción con la nueva Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) aprobada en el último momento" del mandato anterior.

"Hay que distinguir entre los músicos callejeros que forman parte del ecosistema cultural de nuestra ciudad de lo que es la mendicidad musical que realmente son los que tienen más quejas", ha concluido Perea. Mientras tanto, los músicos que cada día trabajan en las calles de Madrid permanecen a la espera con un futuro incierto sobre su oficio.

Límite en 450 autorizaciones

Por su parte, el concejal del distrito Centro, José Fernández ha anunciado que el Ayuntamiento limitará a 450 las autorizaciones a músicos de calle y que se realizará un sorteo si las solicitudes superan dicha cifra, iniciativa que pretende poner en marcha a partir del 1 de marzo.

Así lo ha expresado el edil, después de haberse reunido en la Plaza de la Villa con vecinos, comerciantes y músicos. A diferencia de la normativa anterior, Fernández ha avanzado que en esta nueva Instrucción de músicos de calle con vecinos y comerciantes se aplicará la "zona de protección acústica especial" en la que se distinguen las zonas comerciales, residenciales y el área del rastro. Además, se reducirá el horario permitido para esta actividad en las zonas comerciales y residenciales de 12 a 14 horas y de 18 a 21 horas.

En este sentido, ha señalado que se llevará a cabo una comisión de evaluación cada seis meses para estudiar el estado de la "convivencia" entre los tres actores afectados: músicos, vecinos y comerciantes.

Por otra parte, el edil ha detallado que el Consistorio también autorizará temporalmente a aquellos músicos que soliciten tocar por un tiempo limitado en la ciudad y ha estimado que rondarán las 50, pero que aún están estudiando esta cifra con Medio Ambiente y Policía.

"He oído que se ha llegado a decir que la música de calle se ha convertido en una tortura y si esto ha pasado significa que la instrucción del equipo de Gobierno anterior ha fracasado estrepitosamente", ha concluido Fernández.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vecinos, Comerciantes y Amigos de la Plaza Mayor y su entorno, Rafael Molina, ha calificado el encuentro como "positivo" porque lo normativa existente continuará "con una serie de mejoras", entre las que ha destacado la definición de la actuación policial. Sin embargo, ha mostrado su desacuerdo en la forma de acceso a los permisos ya que, a su juicio, estos músicos deberían "pasar un examen" que garantice su cualificación para tocar en la calle.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios