www.madridiario.es

Los jóvenes provocan un alarmante aumento de estafas a los seguros de móviles mediante denuncias falsas

Por MDO
lunes 28 de junio de 2021, 14:17h
La crisis, la picardía, el desconocimiento de las consecuencias o tal vez una combinación de todas ellas hace que cada vez sea más frecuente encontrarnos con casos en los que personas resultan imputadas penalmente por “Simulación de Delitos” y “Delito de Estafa” por haber puesto denuncias falsas con el objetivo de obtener así indemnizaciones de las compañías aseguradoras
Los jóvenes provocan un alarmante aumento de estafas a los seguros de móviles mediante denuncias falsas
Ampliar

Estas denuncias falsas, que son penalmente perseguidas por la justicia, son interpuestas como norma general con el objetivo de lograr una indemnización al perder o estropear nuestro terminal móvil de alta gama que alcanza un alto precio en el mercado, superando fácilmente los 1.000 euros. Pero la problemática surge en que la mayoría de compañías aseguradoras solo van a indemnizar, como bien exponen en sus cláusulas, en el caso de que sea robo con fuerza e intimidación. Esta situación suscita la pillería de interponer una denuncia ante las autoridades a sabiendas que estamos dando un falso testimonio, lo cual en muchas ocasiones es un delito castigado penalmente.

Para conocer con más profundidad esta problemática hablamos con el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, del despacho Ospina Abogados, calificado como el mejor despacho penalista en la actualidad, quién hace escasos días ha logrado la absolución de una joven a la que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº4 de Arganda del Rey la imputó por interponer una denuncia falsa con la intención de estafar al seguro del móvil la cantidad de 1.300 euros.

“Ante los precios desorbitados de los teléfonos móviles que manejan los jóvenes, nos encontramos cada vez más con delitos penales que se cometen por un profundo desconocimiento de la gravedad que supone interponer una denuncia falsa” nos comenta el abogado penalista a quien le interpelamos sobre la última sentencia conocida relativa a los intentos de estafa a los seguros, práctica en aumento en este último año.

En lo relativo al caso, tal y como se puede leer en la sentencia a la que ha tenido acceso este medio, el 3 de septiembre del año 2018 una joven interpuso denuncia en las dependencias de la Guardia Civil en Rivas Vaciamadrid, asegurando que ese mismo día, durante las fiestas de San Sebastián de los Reyes, fue abordaron por la espalda, y tras forcejear con quienes pretendían robarle el bolso, su Iphone, valorado en 1.300 euros, cayó al suelo aprovechando los asaltantes la confusión para hacerse con el botín y huir. Tras las diligencias practicadas por la policía, y tener estos fundadas sospechas de que la versión expuesta no concordaba con las pesquisas policiales, contactaron con la joven para tomarle declaración como investigada por ser autora de un delito de denuncia falsa y estafa al seguro del terminal.

Llegados a este punto la joven se puso en manos del abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, momento en el cual la denunciante matizó la primera versión de su denuncia y en esta segunda comparecencia refirió “que no hubo agresión ni robo; sino que cuando fue a mirar su bolso su móvil ya no se encontraba dentro, desconociendo la forma en la que desapareció el mismo”. A este cambio de declaración se sumo que la denunciante y su letrado aportaron comunicaciones con la compañía aseguradora constatando que se había renunciando a cobrar la posible indemnización por el robo con fuerza de su terminal.

Tras este giro de los acontecimientos el ministerio fiscal se adhirió a la solicitud de archivo que planteó la defensa realizada por Ospina Abogados, logrando finalmente la absolución de la acusada.

“Debemos ser muy conscientes de la importancia de un caso que a priori parecía una chiquillada, ya que no encarar bien el problema podía derivar en que le aplicasen la pena prevista para el delito de estafa, en la cual se pone sobre la balanza la pena de prisión de seis meses a tres años” nos matiza Juan Gonzalo Ospina, quien no es la primera vez que asiste un caso similar, he incluso a finales del año pasado logró que un juez archivase la denuncia contra una mujer acusada de inventarse un atraco en su domicilio.

Ospina, muy consciente de la gravedad de esta situación, nos recuerda que “denunciar falsamente el robo del teléfono móvil para cobrar del seguro se considera un delito de estafa, sin menospreciar que cuando se condena por un delito quedan antecedentes penales, lo que puede suponer un auténtico engorro para gente joven que tal vez quiera opositar a la policía más adelante o simplemente ser cuidador infantil. Sin despreciar por supuesto que tener antecedentes es la antesala a poder entrar en prisión” afirma el abogado penalista.