www.madridiario.es

ALCALDE DE BOADILLA DEL MONTE

El alcalde de Boadilla del Monte, Javier Úbeda, a las puertas del Ayuntamiento.
Ampliar
El alcalde de Boadilla del Monte, Javier Úbeda, a las puertas del Ayuntamiento. (Foto: Chema Barroso)

Javier Úbeda: “El estudio de viabilidad del Cercanías en Boadilla estará listo a final de año”

Por MDO
lunes 18 de abril de 2022, 13:59h

A 15 kilómetros de Madrid por el oeste y rodeado por dos montes se ubica Boadilla del Monte, un municipio tranquilo donde viven unos 63.000 habitantes en su mayoría en chalés, adosados, viviendas unifamiliares… Presumen de ser una de las localidades más seguras de la región con una de las rentas más altas del país, pero tiene una asignatura pendiente: la movilidad y el transporte.

Boadilla del Monte ha duplicado su población en los últimos 20 años pero no está masificada. ¿Cuál es su techo?

Boadilla, con 63.000 habitantes, tiene un techo de población de 73.000 y ha duplicado su población en los últimos 20 años. Aún así, la densidad de población en el municipio es muy baja porque la mayor parte de las viviendas son unifamiliares, chalets, pareados, adosados individuales…

La gran característica de Boadilla es la tranquilidad. Se concibió como ciudad dormitorio pero con la pandemia cada vez más vecinos teletrabajan y hacen su vida en Boadilla. Lo hemos notado en muchos aspectos pero a modo de anécdota, se nota en las papeleras, que ahora se llenan y antes, no.

A raíz de la pandemia, ha habido un gran interés en vecinos de Madrid en vender su casa de Madrid y venirse a un chalé con sus zonas verdes, con más metros y, por supuesto, con los dos montes que tenemos en el Este y el oeste de Boadilla de mil hectáreas por cada lado, que suponen un pulmón verde y una calidad del aire.

Tenemos más de 70 parques y zonas deportivas e infantiles. Todo esto hace que a 15 kilómetros de Madrid tengas un sitio atractivo para crecer en familia. Yo desde que estoy Boadilla ya tengo cuatro hijos, o sea que a lo mejor el agua también tiene algo… Tenemos buenos centros escolares, muchísima tranquilidad y muchos espacios y zonas verdes.

Javier Úbeda, alcalde de Boadilla del Monte, en un momento de la entrevista con María Cano, directora de Madridiario

El último Plan General de Ordenación Urbana sitúa que el techo de población en Boadilla se encuentra en 73.000 mil habitantes. ¿Es un techo definitivo o podría ampliarse a través de un nuevo plan?

Tenemos un plan aprobado por sentencia del Supremo en 2015 y el techo lo establece así. En paralelo estamos trabajando en otro plan para mejorar ese, para corregir los errores que había, pero ya no se puede crecer más, ya no hay más suelo urbanizable residencial. Lo que hay en todo caso es la parte que pega alrededor de la zona financiera, que será comercial o industrial. Las casas previstas son las que los que son y muchas de esas casas serán protegidas. Tenemos intención de ir creciendo poco a poco pero a la par que las infraestructuras, no tenemos prisa en construirlas mientras no estén las infraestructuras ya construidas o en vías de construcción o ya a la vista.

En movilidad y transporte existen diversos proyectos a la vista. ¿Cuándo llegará el Cercanías a Boadilla?

Foto: Chema BarrosoEl Ministerio de Fomento licitó un estudio de la viabilidad del Cercanías a Boadilla que está redactando una ingeniería por más de 200.000 euros, eso ya es un avance con respecto a años anteriores. No tenemos ninguna información al respecto pero será la manera de ver si técnicamente es viable y si hay demanda y se justifica para ello. El estudio debería estar listo a finales de 2022.

Somos el único municipio de la Comunidad de Madrid de más de 50.000 habitantes que no tiene red de Cercanías. Tenemos Metro Ligero pero no nos conecta directamente con Cercanías, nos deja en Colonia Jardín y ahí hay que coger Metro (L10) o autobuses urbanos. Es el principal problema que detectan los vecinos de Boadilla en el transporte con Madrid.

Por nivel de renta, el tipo de profesional en Boadilla hace uso de su vehículo privado y el transporte público lo utilizan los estudiantes, básicamente, y personal que viene a trabajar a Boadilla. Lo paradójico es que los autobuses vienen llenos de Madrid hacia Boadilla por las mañanas pero de Boadilla a Madrid van a la mitad. Cuando vas al Consorcio de Transportes a ver mejoras lo primero que te dicen es que tus vecinos prefieren usar el coche a usar el transporte público en comparación con otros municipios de la corona metropolitana de Madrid. Pero también es la pescadilla que se muerde la cola por las frecuencias, por la duración del trayecto, porque al final el autobús normal tarda una hora, los exprés tardan 25 o 30 minutos pero, claro, no hay exprés a todas horas porque tampoco van llenos.

En 2024 acaban las concesiones de autobuses y el Consorcio de Transportes va a hacer, a nivel total en toda la Comunidad Madrid, una reorganización de las líneas y de las concesiones de autobuses, con lo cual ese crecimiento que tiene Boadilla con mayor número de vecinos tiene que reflejarse en aumento de líneas y de frecuencias para dar respuesta a los vecinos. Además, a los precios a los que está llegando el combustible, muchos vecinos preferirán ir en transporte público porque el coche ya se va a convertir en un lujo a este paso.

¿Qué mejoras creen que necesita el Metro Ligero?

Con respecto al Metro Ligero, hemos hecho propuestas de mejora al Consorcio de Transportes como conectar Colonia Jardín con Aluche, de tal manera que podría conectar con Cercanías directamente en Aluche, con otra línea de Metro y con autobuses urbanos e interurbanos. Sería el único intercambiador o el único punto donde todas las modalidades de Metro subterráneo, Metro Ligero, Cercanías, urbanos e interurbanos confluyesen en la región y está en estudio por parte de la Comunidad de Madrid.

¿Y cómo van a mejorar las carreteras?

Javier Úbeda, en la entrevista con MadridiarioLa M-50 depende del Ministerio de Fomento y las otras carreteras, de la Comunidad de Madrid: la M-516 a Majadahonda, la M-513 Brunete-Pozuelo y la M-501, la de los pantanos. Estamos con las dos administraciones con una serie de propuestas de mejora que teníamos hace tres años de nuevas conexiones.

Por ejemplo, ya hemos hecho una rotonda en ‘El Pastel’, la conexión Isabel de Farnesio con la M-513, tenemos a punto de adjudicar la obra de Viñas Viejas con el Encinar por encima de un puente que hay en M-50 sin uso, el proyecto ya aprobado de conexión de Infante Don Luis a la M-50 Sur con una salida directa, con lo cual empezará a finales de año, y los estudios de la M-513 de duplicación y soterramiento, aquí tenemos bastante avanzado el proyecto y estamos pendientes de firmar con la Comunidad de Madrid el convenio para que ellos paguen el proyecto y nosotros, la obra. La salida de Condesa de Chinchón en la M-501 para facilitar también la salida a la Ronda Oeste.

Y estamos peleando con el Ministerio de Fomento, conseguimos que iluminasen la M-50 que estaba pagada en el tramo de Boadilla. He tenido una de cada tres farolas y por lo menos se ve algo más que antes. Y eso fue lo primero que tengo que conseguir. Va a llegar, pero si que queremos el tercer carril en los túneles de la M-50 que se atascan todas las mañanas, está el carril hecho y es prolongarlo hasta la hasta el eje Pinar. Va parejo a otra obra de ampliación de un carril más en esa M-503 desde Majadahonda hasta Las Rozas. Entonces, si no tiene más capacidad allí, el cuello de botella lo llevarías un poco más adelante. Es factible hacer el tercer carril en el túnel de hecho está hecho ya, aunque a la salida sí que tienen que ensanchar el carril hasta Las Rozas.

Igual que una salida queremos hacer desde la M-50 la rotonda del ‘Oso Verde’ en Los Fresnos para que el que vaya a Boadilla Norte no tenga que irse al hospital, dar la vuelta, meterse en Majadahonda, sino que se facilitaría muchísimo la salida y la conexión con esa zona norte de Boadilla. Eso también depende de esta actuación del tercer carril.

¿Es Boadilla uno de los municipios más seguros de la Comunidad de Madrid?

Es una de las ciudades más seguras de Madrid y de España gracias, entre otras cosas, a un sistema de videovigilancia implantado hace ya casi diez años, además de un aumento constante de la plantilla de Policía local y de medios. No tenemos seguridad total porque eso no existe, pero sí tenemos una de las ratios más bajas de delincuencia.

En todas las entradas y salidas del municipio hay cámaras y lectores de matrícula. Por lo tanto, si entra un vehículo robado, al estar conectado con la base de datos del Ministerio, salta una alarma y la Policía se dirige hacia allá. O a la inversa, si ha habido un robo a las cinco de la mañana en una calle, se revisan las cámaras y vemos qué vehículos han salido y cuáles pueden ser. Gracias a esas cámaras, en Pozuelo detuvieron a unos ladrones que habían cometido un robo en Boadilla y al ver quiénes conducían se les pudo detener.

Uno de sus colegios ha entrado en la lista de los 100 mejores de España. ¿Cómo es la oferta educativa en Boadilla?

Tenemos 13 colegios en total: 5 públicos, 5 privados y 3 concertados, además de 3 institutos públicos y numerosas escuelas infantiles. Todos tienen un nivel excepcional. Hace unos años, los dos primeros que había estaban el séptimo y el noveno puesto en el ranking de la Comunidad Madrid de los mejores institutos, el Máximo Trueba y el Ventura Rodríguez. El nuevo, que además lo está ampliando la Comunidad Madrid, tiene también un nivel muy bueno. Hoy todos tienen un gran nivel, son todos bilingües y la oferta tiene de todo: católicos, privados, concertados, laicos…. Estamos al borde con todo el aumento de población, estamos hoy un poco justos en algún curso, pero con los aumentos de la ratio y demás todos los alumnos se escolarizan y, además, incorporamos para el próximo curso Bachillerato de Artes por primera vez, que hasta ahora tenían que irse Majadahonda.

Foto: Chema Barroso

Algunos municipios, en esta evolución de las últimas décadas, se están orientando hacia la industria o hacia el turismo para mejorar, sobre todo su actividad económica. ¿Por dónde pasa la estrategia de Boadilla?

Por los dos sitios. Tenemos prevista la ampliación del parque empresarial, donde hemos cedido una parcela a Guardia Civil para hacer un gran Centro Nacional de Criminalística y vendrán 700 agentes cada día a trabajar a Boadilla y queremos que sea un polo de atracción empresarial de tecnología relacionado con este sector. Va a ser un edificio que va a traer empresas de alta tecnología asociadas a esta actividad en esa ampliación del parque empresarial.

Por la parte turística también estamos apostando fuerte por recuperar nuestro patrimonio histórico y ponerlo en valor. Estamos pensando en ir a Fitur el año que viene a promocionar Boadilla: el palacio y su entorno, la Casa de Aves, el estanque, la noria, las huertas, los jardines del convento, el antiguo convento, la Iglesia San Cristóbal… En definitiva, todo el patrimonio que tiene Boadilla, que es la gran desconocida a 15 kilómetros de la Puerta del Sol, ponerlo en valor y que el vecino de Madrid o de los municipios de alrededor vengan a pasar un día de ocio, a conocer nuestro patrimonio y disfrutar de nuestra gastronomía.

Tenemos una web que es www.visitaboadilla.com donde vienen los horarios de este palacio del hermano de Carlos III, el infante Don Luis de Borbón, el en parte es visitable con los jardines y las huertas reconstruidas a partir de planos originales. La Casa de Aves es el único edificio que hay en España de ese tipo con 16 lados, circular, y el infante tenía animales en unas jaulas en el exterior: una cebra, osos, aves exóticas, una zona de taxidermia. Después del verano inauguraremos una exposición interactiva sobre la relación del hombre con los animales desde la antigüedad. También cabe destacar el estanque y la noria que la hemos reconstruido, y todo esto junto al monte, porque está colindando con 1.000 hectáreas de monte de encinar y pinar y una fresneda que es la más meridional de Europa.

Todo eso tenemos en Boadilla, a tiro de piedra de Madrid, y una oferta gastronómica en la zona de restaurantes con más de 90 restaurantes en las dos avenidas de todo tipo. En cuanto a los 70 parques, uno tiene un mini golf, otro una cama hinchable con un monitor gratuito, otro con un barco pirata espectacular, estamos remodelando el Parque Miguel Ángel Blanco también con un millón y medio de inversión que va a quedar en un parque con juegos de agua, fuentes, toboganes de 12 metros...

En esta línea se enmarca el convenio con el Museo del Prado para acoger exposiciones en el Palacio. ¿Cuándo será una realidad?

Eso vendrá más adelante, puesto que el palacio no reúne todavía las condiciones adecuadas para albergar obras del Museo del Prado, ni climáticas, ni de humedad, ni de seguridad… Eso será en una fase posterior. Vamos a intentar en la próxima legislatura rematar la parte interior del palacio.

No está siendo fácil y menos aún con la pandemia, la subida de la luz, del IPC… Nos va a hacer revisar todos los contratos. Al final, aunque tenemos capacidad presupuestaria, tenemos que ser cautos con el gasto y con la inversión, porque nos están viniendo contratiempos. Filomena nos hizo también un roto importante y, bueno, vamos a ser cautos, no quiero poner fecha, pero seguimos trabajando con el palacio. Poco a poco queremos seguir recuperando lo que es un patrimonio de todos los vecinos y queremos ponerlo en valor, aprovecharlo y que nos genere ingresos para que sea sostenible y atractivo y atraiga turistas al municipio.

Decenas de ucranianos han llegado a Boadilla. ¿Cómo está colaborando el Ayuntamiento?

Foto: Chema BarrosoHan llegado unos 140 que están acogidos en familias y otros 180 que están en la ciudad financiera de Santander, en el hotel que tiene el Banco Santander, y esos vienen a través de una asociación, ya que son niños con cáncer y sus familias. Les vamos a empadronar, ayudar a pedir la tarjeta sanitaria, escolarizar, dar clases de español a los adultos… También les llevamos a Pozuelo a que pidan la tarjeta el NIE que les permite trabajar al menos un años con el Estatuto del Refugiado, les damos una tarjeta monedero, puesto que sus cuentas están bloqueadas y no tienen acceso a ningún tipo de recurso económico, para sus compras en comercios de Boadilla, les damos tarjeta transporte hasta que la Comunidad de Madrid saque la suya, o bien las compramos nosotros o por donaciones, les damos también una tarjeta de teléfono español, hemos conseguido que una compañía nos done tarjetas de prepago. Lo que hay que conseguir a medio plazo es que se metan en la bolsa de empleo, porque ellos tienen la palabra trabajo en la boca y están deseando empezar a trabajar y ser independientes y si pueden volver a su país cuando acabe aquello, pues volver.

Las familias que acogen, ¿reciben además algún tipo de ayuda?

Los ucranianos van a poder ir al banco de alimentos de Cáritas o al de la iglesia evangélica a recoger su bolsa semanal de alimentos para ayudar en las casas, y más ahora que no hay leche en los supermercados.

¿Ha participado el Ayuntamiento en el envío de material a Ucrania?

Somos uno de los municipios que más palés hemos enviado al hospital Isabel Zendal. Se puso un punto de recogida en Protección Civil y en todos los colegios e institutos de Boadilla, tanto públicos, privados y concertados, también se ha estado recogiendo.

La solidaridad en Boadilla es sorprendente también en el registro de familias dispuestas a acoger. Abrimos un registro on line para acoger a ucranianos y se apuntaron hasta familias que no eran de Boadilla. De las 800 inscritas, unas 200 eran de Canarias, Ciudad Real, Cuenca… Y se inscribían en el de Boadilla porque no había registros en ningún sitio para para acoger a ucranianos. De momento estamos acogiendo en Boadilla y si nos vemos desbordados, los mandaremos a Pozuelo o a Majadahonda.

Nosotros enviamos un autobús a la frontera para traernos refugiados porque el principal problema que nos manifestaban era que la gente cruzaba la frontera y no tiene adónde ir. No querían venir a España porque está a 3.000 kilómetros y ellos tienen la esperanza de volver a su país. Pero hay gente que ya no tiene casa porque se la han bombardeado… Entonces nosotros mandamos un autobús, que nos costó encontrar a uno que quisiera ir para allá, y previamente habían ido el jefe de Policía, una trabajadora social y una intérprete en avión dos días antes, mientras el autobús iba por carretera. Allí organizaron el grupo de 44 personas que iban a venir a España y aquí ya les hemos alojado. Nos ha venido un medallista olímpico de natación que es invidente y lo hemos descubierto en el autobús, pues ya hemos hablado con la Once y le dieron un bastón, se le ha buscado una casa en una zona donde él pueda manejarse bien y cerca de una piscina para que siga entrenando... Él es ingeniero informático y vamos a buscar un ordenador en cirílico para que pueda seguir con su actividad…

Pero también ha habido iniciativas privadas que se han ido por su cuenta o a través de parroquias o de colegios. Están llegando por goteo. Nosotros lo hemos hecho de manera totalmente informal y lo que estamos es a la orden de lo que ordenen el Gobierno de España y la Comunidad Madrid. El Gobierno pide que vayan a Pozuelo a inscribirse y les pedimos una cita global y mandamos un autobús para que no vayan por goteo, sino que intentamos agruparlos.

Pero al Gobierno España en esto yo lo veo como en la pandemia, un poco perdido. Entonces estamos funcionando, porque así nos habilita la ley al ser una emergencia humanitaria y una situación de guerra, podemos y debemos los ayuntamientos acoger a estas personas que huyen de la guerra y es lo que aquí desde el principio los técnicos y personal del Ayuntamiento estamos todos a ello haciendo horas extras he de decir y trabajando los fines de semana y dando lo mejor de sí sobre todo los técnicos de servicios sociales o el jefe de Policía. Y aquí seguimos haciendo seguimiento a todas las familias a las que hemos traído y a las que están llegando por su cuenta.

Boadilla presume de tener una de las rentas más altas de toda España. ¿Supone una ventaja a la hora de ser alcalde o es un hándicap?

Javier Úbeda, alcalde de Boadilla del Monte, en el AyuntamientoLa exigencia es muy alta pero los problemas son peculiares. Tenemos una administración que trabaja sabiendo cuál es ese nivel de exigencia y, afortunadamente, no tenemos grandes problemas de violencia, ni robos, ni drogas a diferencia de otras zonas y otros municipios. Aquí el principal problema es la movilidad y el transporte, porque en hora punta se tarda una hora en entrar a Madrid. En eso es en lo que estamos trabajando. Y luego, comparados con otros municipios, tenemos problemas menores como los badenes, los excrementos de perro en determinados puntos...

¿Qué es lo mejor de Isabel Díaz Ayuso?

Lo bien que habla y lo valiente que es. Ha sido muy valiente y habla muy claro. En un momento de incertidumbre, como era la pandemia, lo han agradecido todos los ciudadanos, incluso los de fuera de Madrid, que todos pedían a una Ayuso.

¿Cree que le va a pasar factura electoralmente el escándalo dentro del partido?

Yo creo que no, creo que Isabel Díaz Ayuso ha estado en su sitio. Ella quería optar a presidenta del PP de Madrid por ser la presidenta, cosa lógica, se ha encontrado con una situación un poco anómala que se ha corregido por parte del partido y ahora tenemos un congreso y los españoles verán en el partido del PP la alternativa a la ruina y a la miseria que tenemos encima.

¿Qué ha sido lo último que le ha pedido como presidenta regional?

Lo último le pido no vaya directamente es la conexión de Metro Ligero con Aluche, que lo tengan en sus oraciones con los fondos europeos o donde tengan que pedirlo, que es una obra sencilla, barata para lo que es toda la red de infraestructuras y que nos puede aliviar mucho el transporte y la conexión con Madrid.

En las últimas elecciones Ayuso arrasó en Boadilla, obtuvo casi el 62 por ciento de los votos. ¿Cree que esto se puede traducir en las municipales?

Ese resultado debe ser el suelo para las elecciones municipales del año que viene. Tiene que ser de ahí para arriba, es el reto que tengo y yo creo que lo conseguiremos.

¿Por qué Vox no triunfa en Boadilla?

Vox saca muy buenos resultados en Boadilla en las generales pero en cambio en las locales, si se descuidan, no salen. En realidad no sé qué opinión tienen, y además son faltones y hablan con desprecio y arrogancia. Creo que están desanimados porque ven que hay un gobierno que gestiona y que, como digo, sacará más del 62 por ciento el año que viene en las elecciones municipales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios