www.madridiario.es
Concentración para mantener el mural de Lucrecia Pérez en su ubicación original en Aravaca.
Ampliar
Concentración para mantener el mural de Lucrecia Pérez en su ubicación original en Aravaca. (Foto: Chema Barroso)

La izquierda logra mantener el mural de Lucrecia Pérez en su ubicación actual

miércoles 22 de diciembre de 2021, 11:29h

El mural que homenajea a Lucrecia Pérez permanecerá en su localización actual en Aravaca. Así lo ha aprobado el Pleno de Cibeles de este miércoles a iniciativa conjunta de PSOE y Más Madrid. Sus votos favorables, los de Recupera Madrid y la abstención de Vox han permitido que prospere la propuesta de la izquierda de mantener este homenaje en el edificio de la Plaza Corona Boreal donde fue pintado en 2017 coincidiendo con el 25 aniversario del asesinato de esta mujer migrante en 1992, el primer crimen racista reconocido como tal en España.

El Gobierno municipal trasladó hace unas semanas, por boca de la concejala presidenta de Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, la imposibilidad de conservarlo por las obras que se están ejecutando en la fachada que lo alberga, la de un antiguo centro de mayores que está siendo sometido a una reforma integral pra transformarlo en una sala de lectura que incluya un punto de préstamo de libros y una sala polivalente. La edil del PP ha vuelto a incidir esta mañana en la "afección inevitable" que suponen los trabajos de rehabilitación sobre la pintura. La misma quedará, según ha explicado, "cubierta por la nueva envolvente" del inmueble, que busca mejorar su aislamiento y eficiencia energética.

Como alternativa, el Gobierno municipal planteó instalar una escultura conmemorativa en la glorieta que lleva el nombre de Lucrecia Pérez. Un ofrecimiento que la oposición ha agradecido y respaldado. No obstante, PSOE y Más Madrid han elevado al Pleno la demanda del movimiento vecinal, que se concentró frente a la Junta de Distrito el pasado día 9 de diciembre para exigir que el mural no se elimine. En concreto, los partidos liderados por Mar Espinar y Rita Maestre han logrado sacar adelante una proposición que recoge la garantía de que la pintura se quede en su ubicación actual "utilizando para ello un sistema de protección adecuado que asegure su conservación en perfectas condiciones".

En el caso de que un informe técnico avale la imposibilidad de cumplir con el punto anterior, como ha defendido Sordo, han instado a que el Ayuntamiento realice una réplica exacta de este mural creado por diferentes colectivos del barrio y, una vez concluidas las obras en el edificio se pinte de nuevo en el mismo lugar en el que ahora se encuentra. Un punto que también ha sido aprobado con los 'síes' de las tres formaciones de izquierda y la abstención de Vox, así como con la negativa de PP y Cs.

Un emplazamiento que "no es casual"

El concejal socialista Ignacio Benito ha remarcado que la actuación en el antiguo centro de mayores "es absolutamente compatible" con las iniciaciativas que ellos han lanzado. "Si hemos podido salvar los vestigios bajo la Plaza de España deberíamos ser capaces de salvar este mural", ha agregado la edil del Grupo Mixto Marta Higueras. Por su parte, Esther Gómez ha justificado la importancia de que esta obra homenaje a la primera persona asesinada en nuestro país por motivaciones racistas no se mueva de su emplazamiento original: "Su ubicación no es casual, es el lugar más centro y visible del pueblo y allí el mensaje de Aravaca libre de racismo no pasa desapercibido". Además, la concejala de Más Madrid ha recordado que este enclave fue punto de encuentro y fraternización de la comunidad dominicana durante finales de los años 80 y principios de los 90, a la que Pérez pertenecía.

Expuestos estos datos, Loreto Sordo ha apuntado que la oposición "está creando un caso más allá de lo que es", trasladando su incomprensión por que consideren la glorieta de Lucrecia Pérez un espacio de menor categoría para homenajear a la víctima cuando "el Gobierno de Carmena le puso el nombre" y se encuentra a escasos 250 metros del mural. "¿Por qué ahora es de menos categoría?", ha incidido antes de dirigirse a Esther Gómez para comentarle que "el problema es que solo les valen sus homenajes".

Vox, por su parte, ha condenado también el asesinato de la dominicana, pero ha sostenido que de facto "no fue la primera víctima de asesinato racista en España sino que lo fue José Pardines, guardia civil asesinado en 1968 por ETA". Así lo ha expuesto Pedro Fernández, quien ha manifestado que todos los asesinatos de la banda terrorista son racistas porque "el racismo es la exacerbación del sentir racial de un grupo étnico que persigue a otro o una ideología basada en el racismo". Con todo, el partido se ha abstenido facilitando la aprobación de la propuesta de PSOE y Más Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios