www.madridiario.es
Vistas del Faro de Moncloa.
Ampliar
Vistas del Faro de Moncloa. (Foto: Chema Barroso)

Tres décadas rozando el cielo de Madrid: "El Faro de Moncloa, el mirador con las mejores vistas"

Un mirador de Madrid privilegiado

lunes 26 de diciembre de 2022, 09:00h

El Faro de Moncloa es uno de los miradores más espectaculares y populares de Madrid. Ubicado entre el Museo de América y el Parque del Oeste, en el distrito de Moncloa, en pleno corazón de la Ciudad Universitaria, este edificio, con forma de nave espacial, se ha convertido en uno de los iconos urbanísticos de la capital. Las vistas panorámicas de la ciudad dejan sin aliento hasta al que sufre algo de vértigo. Y la semana pasada ha celebrado una fecha muy especial, sus 30º aniversario. Tres décadas formando parte del paisaje urbano de la Madrid.

La Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid -nombre oficial del conocido como Faro de Moncloa- se construyó en 1992 siguiendo las directrices del proyecto del arquitecto Salvador Pérez Royo. Con una altura total de 110 metros, esta imponente torre -que se ilumina de noche-, estuvo cerrada un tiempo y sufrió un pequeño incendio justo después de su reapertura en 2016.

El Faro es un recurso turístico muy apreciado por los visitantes, por la estampa privilegiada de la ciudad que ofrece, a 92 metros de altura y en 360 grados. Este 2022, más de 9.500 personas al mes han acudido a la instalación para contemplar Madrid desde el cielo sin salir de ella. "Antes de la pandemia, en 2019, recibimos 125.000 visitantes", detalla Javier Caballero, responsable del Faro de Moncloa.

El interior del Faro de Moncloa (Foto: Chema Barroso)

La visita se inicia en su ascensor panorámico, "espectacular", que permite ver el exterior y conduce al mirador. "Parece que el ascensor está grapado al fuste", explica Caballero. Lleva al frente del Faro desde 2015 y nunca se cansa de las vistas: "Son las mejores de todo Madrid". Desde allí se reconocen algunos de los principales enclaves turísticos madrileños, edificios que forman parte de su patrimonio histórico y monumental, como el Palacio Real y la Catedral de la Almudena, el Palacio de Cibeles, el edificio Telefónica de Gran Vía y los rascacielos de Plaza de España, hasta otros más modernos y recientes como las Cuatro Torres. Además, ofrece la posibilidad de divisar espacios naturales de la capital como El Retiro, la Casa de Campo, el Parque del Oeste e incluso la Sierra de Guadarrama.

Un edificio "delicado" por su singularidad

El mirador del Faro de Moncloa dispone de una barandilla informativa que hace un repaso por el crecimiento y la evolución de la ciudad con reproducciones a escala de 50 lugares y edificios que pueden verse desde allí y contenidos en español e inglés. También cuenta con un punto de venta en el que adquirir recuerdos de Madrid, productos oficiales de la Tienda Casa de la Panadería del Centro de Turismo de Plaza Mayor.

Cierres temporales

Una historia de incendios y averías acompaña al Faro desde hace años. "La imagen que tienen los madrileños es de un faro siempre cerrado", opina Caballero. Pero la realidad no es esa, aunque sí es cierto que este edificio ha permanecido clausurado largas temporadas. Al poco tiempo de abrirse al público, algunas placas de metal de la estructura se desprendieron sin causar heridos. Poco tiempo después, uno de los ascensores se averió y el pasamanos de la escalera provocaba descargas eléctricas. "También ardieron algunos halógenos por un cortocircuito y se renovó toda la instalación", recuerda el responsable.

Un edificio "delicado" por su singularidad que estuvo cerrado 10 años por no cumplir la normativa de seguridad. Fue en 2015 cuando retomó la actividad pero un incendio en el cuadro eléctrico de uno de los ascensores obligó a un nuevo cierre otro año más. Superados todos estos percances, el Faro regresó al skyline madrileño como uno de los puntos preferidos para contemplar las vistas de Madrid y la Sierra. Un edificio que conoce bien las inclemencias meteorológicas: "Con la altura que tiene la torre, un día de nieve se pueden ver los copos arriba y cuando bajas, solo hay agua nieve". Lo normal en una estructura de tales dimensiones. "Y si hay niebla, arriba no se ve nada. Avisamos a la gente para que decidan si quieren pagar y arriesgarse a subir, que sepan que no van a ver las mismas vistas que un día despejado".

Exposición de dibujo urbano

Una de las pinturas de la exposición (Foto: Urban sketching Madrid)

Para celebrar su 30 aniversario, el Faro de Moncloa acoge, hasta el 8 de enero, una exposición de dibujos de la técnica conocida como urban sketching (pintura urbana). Más de medio centenar de obras, realizadas por artistas de esta disciplina, han participado en la convocatoria impulsada por el Área Delegada de Turismo del Ayuntamiento para dinamizar la imagen del mirador y de su entorno.

Esta serie de dibujos realistas que muestran el paisaje urbano madrileño o la figura y estructura del propio Faro han sido realizadas desde su mirador o en sus inmediaciones empleando técnicas propias de esta práctica artística, como el grafito, el carboncillo y la acuarela.

Joaquín González es el presidente de la asociación madrileña de urban sketching: "Es un movimiento de personas que quedan en la calle para dibujar". Se trata de un colectivo que, después de inmortalizar cualquier espacio o punto urbano, comparte sus dibujos. Aunque nació en Seattle en 2007, hay grupos de urbansketchers por todo el mundo. En Madrid se reúnen frecuentemente, más de una vez por semana. El grupo está abierto a todo el que quiera dibujar en la calle y "pasar un buen rato haciéndolo".

González se dedica al dibujo de manera profesional. "Llevo 20 años con el dibujo urbano. También hago diarios y cuadernos de viaje. Dibujo todo lo que vea", confiesa. Desde hace cinco años moviliza a la gente de Madrid y solo en redes, el resultado ha sido un éxito: unos 4.000 seguidores muestran interés por las ilustraciones urbanas, aunque a las "quedadas" se unen unas 40 personas.

"Después compartimos los trabajos en las redes sociales", detalla. Una manera de hacer pública su visión sobre edificios o espacios singulares de Madrid, como hicieron con el Faro de Moncloa. Y desde hace poco tiempo se encuentran inmersos en un proyecto con la Asociación Legado de Arturo Soria. Una alianza para inmortalizar lo que todavía se conserva en pie del plan arquitectónico conocido como 'La Ciudad Lineal'. Artistas, ilustradores, diseñadores y arquitectos se unieron durante meses para dibujar el patrimonio vivo de Arturo Soria: "La ida es revitalizar la obra y su planteamiento".

Faro de Moncloa
Avenida de la Memoria, 2
Teléfono 91 056 31 46

Mirador:

Martes a domingos: 09:30 - 20:00 h (última subida a las 19:30 h)

Los días 24 y 31 de diciembre se cerrará al público a las 17:00 horas (última subida a las 16:30 horas).

Los días 25 de diciembre y 1 de enero se abrirá a las 11:00 horas.

El resto de festivos de diciembre y enero y las vísperas mantienen el horario habitual de apertura.

Lunes cerrado (salvo aperturas especiales).

- Taquilla física: Martes - Domingo: 9:30 - 19:30 h
- Online: venta aquí

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios