www.madridiario.es

Facilidad para el olvido selectivo

Por Ángel del Río
viernes 04 de junio de 2021, 11:09h

Ha pasado ya un mes desde que los madrileños decidieron con sus votos elevar a los “altares” de la política a Isabel Díaz “de Vivar”, para algunas inclusivas, la “Cida Campeadora”.

Hay muchos empeñados en borrar de la memoria histórica de hace solo unas semanas hechos trascedentes en la política de la Comunidad de Madrid, como que el PSOE sufriera el mayor descalabro de su historia en nuestra región, superado en votos por Más Madrid, y su candidato, Ángel Gabilondo, ni siquiera recogió el acta de diputado fracasado; que el Podemos de Pablo Iglesias no pudo con la decadencia evidente de su partido y el desprestigio creciente personal del macho alfa, lo que hizo que Pablo no sólo no recogiera su acta de diputado, sino que decidiera retirarse de la política; y ocurrió que Ciudadanos respondió escrupulosamente a las previsiones de batacazo total y el partido se puso al borde de un ataque de nervios.

Todo esto parece haberse olvidado en tan corto espacio de tiempo. Pero en el olvido, presuntamente selectivo, hay otras cuestiones que no pueden quedarse en trastero de la inmemoria y deben ser “sustanciados”, como diría un moderno al uso.

¿En qué ha quedado la investigación sobre esas cartas, con balas en su interior, que tenían como destinatarios a cargos públicos del PSOE y de Podemos, y que desde la izquierda se atribuyó la autoría a los sectores más radicales de la derecha? ¿Cómo pudo ser que los sofisticados sistemas de Correos no detectaran esas misivas con balas? La historia que pretendía desestabilizar la campaña electoral se ha metido en el baúl de los recuerdos.

¿Qué ha pasado con la investigación sobre irregularidades en el voto por correo, sobre indicios de manipulación, después de que varios usuarios de la red social Twitter comenzaran a compartir tickets de sus compras en las oficinas de Correos que, para sorpresa de los clientes, recogían el concepto "votos emitidos", pese a que estos usuarios no habían votado para las elecciones del 4-M? La primera respuesta de Correos fue que se trataba de un error técnico, sin ninguna relación con los votos, y que no repercutía en el proceso de registro de los mismos.

Hay cosas que se olvidan rápida e interesadamente, y eso es también motivo de fraude de confianza en el sistema, en los partidos y en los políticos.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios