www.madridiario.es

Errejón y la libertad de enseñanza: muerto el perro...

jueves 24 de octubre de 2019, 16:27h

Recientemente, el señor Iñigo Errejón, actualmente candidato a la presidencia del gobierno de la Nación encabezando el nuevo partido 'Más País', y hace muy poquito tiempo candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, se permitió soltar en el debate de investidura de la región una maravillosa perla que, con su permiso, me permito reproducir a continuación: “¿El hijo de un reponedor puede llevar a sus hijos al colegio británico? En realidad, como el colegio británico cuesta como unos mil euros al mes y el sueldo más frecuente en España es de 1.200 euros al mes, es imposible. Las libertades que están mediadas por el dinero no son libertades, son privilegios. La libertad significa el derecho a poder llevar a tus hijos a una buena escuela pública”.

¿Verdad que es un pedazo de perlita? Así, en mi humilde entender, lo que viene a decir el doble candidato (antes a Madrid, ahora a toda España) es que todo lo que se pueda o deba pagar con dinero supone un agravio para los que no disponen de ese escurridizo recurso, por lo que mejor se suprime, y punto. "Muerto el perro, se acabó la rabia", que decían mis mayores. O en este caso, muerto el mercado y las libertades individuales en las que se basa, muerto el privilegio.

En fin, nada más lejos de mi interés que hablar de capitalismo (o sucedáneos) vs. comunismo (o similares). No es el momento ni el lugar. Pero sí me parece oportuno intentar dar respuesta a la "bravata" del eterno candidato que, por cierto, se ha debido escuchar con preocupación en los ambientes de la pinza contra la concertada (los liberales de la privada no concertada por un lado, y los presuntos defensores de la pública por otro), tan amigos de la proclama "quien quiera privada, que se la pague".

Y es que, estimado Don Iñigo, es altamente probable que el reponedor al que se refiere en su encendido discurso, le encomiende a usted precisamente todo lo contrario. Es muy probable que este ciudadano le pida a usted que haga lo posible para facilitarle que escolarice a su hijo en el colegio que más desee; y que si el colegio elegido es el "británico", busque usted, como gobernante, la fórmula para que la escasez de recursos de este señor no impida el ejercicio de este derecho fundamental. O lo que es lo mismo: que concierte el colegio británico u otro similar.

Sin duda, la respuesta antes reproducida de "quien quiera privada, que se la pague" no nos resulta satisfactoria. Pero esta otra que manifiesta en su intervención, que puede sintetizarse en la frase si esa libertad supone dinero, no es libertad sino privilegio, y hay que suprimirla, me parece sencillamente aterradora.

¡No, amigo Errejón! La libertad nunca es un privilegio, sino un derecho; y en el ámbito educativo, un derecho fundamental que un gobierno no puede discutir, mermar o regatear. Por ello, déjese de suprimir derechos por considerarlos privilegios, y luche por extenderlos, de forma que su reponedor pueda también elegir la educación de sus hijos. En este sentido, le recuerdo que el concierto educativo es la manifestación de un derecho fundamental, altamente eficaz para eso de asegurar la libertad de elección. Hágame caso, porque en este supuesto, lo de "muerto el perro, se acabó la rabia" no es predicable en absoluto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.