www.madridiario.es

Echenique, no te achiques

jueves 07 de mayo de 2020, 14:50h

El pasado lunes, Pablo Echenique, el iracundo portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, disparó el dardo de su soberbia contra el presidente del PP, Pablo Casado, que en esos momentos se había manifestado en contra de aprobar una nueva prórroga del estado de alarma, y le acusó de estar «amenazando con provocar un rebrote, el colapso del sistema sanitario y miles de muertos». Dura acusación ante una posibilidad, aún no decidida, de votar NO.

Echenique, el del permanente pique con todos los que no piensan ni actúan como él, lanzó ese mensaje a través de las redes sociales. Pocas horas más tarde, ERC anunciaba que tenía decidido votar en contra de la propuesta del presidente del Gobierno; es decir, que de más prórrogas, nada de nada.

Estábamos esperando una respuesta rápida y contundente del irascible Echenique, más dura con la cesión del partido que permite gobernar a los suyos con el PSOE, que la encendida advertencia hecha a Casado. Pero el podemita no estaba, ni se le esperaba. Apareció al día siguiente para decir que el único plan que contemplaba, tanto el Gobierno como su grupo parlamentario, para hacer frente al coronavirus era seguir planteando prórrogas al estado de alarma hasta vencer la epidemia, y pidió a todos los partidos el apoyo a la nueva prórroga y a todas las que fueran necesarias. Añadió que votar en contra de la prórroga del estado de alarma “supondrá votar a favor de un desconfinamiento casi total". Esta vez no hizo referencia especial al PP de Pablo Casado, quizá para, de esta manera, no tener que pronunciarse sobre la ERC de Gabriel Rufián. Pensó, supongo, que era preferible “no mentar la soga en la casa del ahorcado”, o no tocar las partes blandas a la amistad peligrosa, mientras ésta permanezca en la casa común de los intereses partidistas.

Luego llegó la votación en el Congreso de los Diputados. El PP no votó en contra, se abstuvo; sin embargo, los socios de investidura, ERC, votaron en contra de la propuesta del gobierno social-podemita. Y Echenique, callado como una estatua con cara de piedra. Nada le dijo a Rufián de que podía ser el responsable de muchas muertes si no apoyaba la prórroga del estrado de alarma. Silencio. Silencio.

Alguien, desde los escaños, estuvo a punto de gritar: “¡Echenique, no te achiques!”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios