www.madridiario.es
OCU advierte de los peligros de algunas sillas infantiles
OCU advierte de los peligros de algunas sillas infantiles (Foto: OCU)

Dos sillitas de coche, peligrosas según la OCU

Por MDO
miércoles 08 de junio de 2022, 11:48h
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado, tras realizar un análisis de sillitas de coche para niños, sobre los problemas de seguridad de los modelos Urban Kanga Uptown TV107 (para niños de 9 a 18 kg de peso), que no superó la prueba de impacto lateral ni la de toxicidad de materiales; y Walser Child Seat Noemi (para niños de 15 a 36 kg de peso), que tampoco superó esta última.
Las pruebas realizadas por la OCU se consideran más realistas y exigentes que las que establece la normativa de la Unión Europea. La organización realiza la prueba de impacto frontal a una velocidad de 64 km/h, mientras que la de impacto lateral, vigente desde solo unos años, se hace a 29 km/h contra una superficie girada 10º que penetra alrededor de diez centímetros en el automóvil. Además, analizan en un laboratorio la presencia de posibles sustancias tóxicas en los materiales utilizados para la confección de la silla, como es el caso de ciertos retardantes de llama, que conforman un gran peligro para los bebés, ya que tienden llevarse a la boca todo lo que tienen a mano.

Recomendaciones para viajar más seguros

La OCU recomienda el uso de al menos dos sillas durante la etapa de crecimiento de los niños. El último análisis de precios realizado indica que es posible encontrar buenas sillas, seguras, ergonómicas y fáciles de usar para niños de hasta cuatro años desde 165 euros. Para mayores de 4 años, que midan hasta 135 cm, las sillas pueden encontrarse desde un precio de 70 euros, aunque lo idóneo es que se utilicen estos métodos de seguridad vial hasta que alcancen los 150 cm de altura.

La organización denuncia que una vez cumplidos los cuatro años de edad, si el niño pesa más de 15 kg, sea legal utilizar alzadores homologados. OCU considera que estos asientos no garantizan una protección suficiente en caso de impacto lateral. Del mismo modo y por la misma razón, desaconseja quitar el respaldo de la silla infantil, aunque los modelos den esta posibilidad.

Desde OCU también alertan del peligro que conlleva el empleo de dispositivos ajenos a la silla infantil, como es el caso de los protectores de hebilla del arnés, los cinturones dobles o los extensores. Estos sistemas no se encuentran homologados y pueden dificultar desatar al niño en caso de emergencia, incluso pueden llegar a disminuir la seguridad de la silla. Algunos se muestran contrarios a esta normativa, por lo que exigen a las autoridades que se retiren estos productos del mercado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios