www.madridiario.es
Los consumidores en la Cámara Agraria de Madrid.
Ampliar
Los consumidores en la Cámara Agraria de Madrid. (Foto: Cámara Agraria)

De la huerta a la mesa: el Día del Mercado celebra su décimo aniversario

sábado 05 de junio de 2021, 09:00h

"Llevo 26 años trabajando en la huerta. Nací casi en ella. Mi padre y mi abuelo han sido agricultores toda su vida. La diferencia es que ellos lo tuvieron que hacer por obligación, no había otro remedio, y yo lo hago porque me gusta, aunque hay que reconocer que no hay festivos ni fines de semana. Tiene que gustarte porque de lo contrario te quema". José Antonio Herreros recuerda su infancia entre tomates y lechugas. Una niñez feliz en la que aprendió a conocer el campo y a disfrutarlo, pero también descubrió la dureza de trabajarlo . "Nuestros abuelos salían a comprar verdura fresca todos los días y ahora queremos comprar para todo el mes", se lamenta.

Mucho han cambiado las cosas y también las costumbres de los consumidores. Antaño se valoraba más el campo y lo que implicaba, "hoy en día, las cámaras frigoríficas han hecho mucho daño y la gente ha perdido el conocimiento de saber comprar", cuenta Herreros. "Buscan tomates que duren 10 días en la nevera y se quejan de que no sabe a nada", añade. "Es el pan nuestro de cada día", explica este agricultor de Viila del Prado.

Tomates de la huerta en Villa del Prado

Un horticultor de un municipio que pertenece a la cuenca del Alberche, limitando con la provincia de Toledo, y que se ubica a unos 60 kilómetros de Madrid. Presidente también de la bodega Virgen de la Poveda -ubicada en el mismo municipio- participa, desde sus inicios, cada primer sábado de mes en el Día del Mercado, en en Recinto Ferial de la Casa de Campo. Un espacio que cumple este sábado el décimo aniversario y lo hace con la ilusión puesta en esta nueva temporada que, si todo va bien, continuará promocionando los productos agroalimentarios de la región de la mano de los propios productores, sin intermediarios. "Cuando llegó la pandemia tuvimos que cerrar", recuerda María Teresa Niño, secretaria de la Cámara Agraria de Madrid. El cierre trajo consigo una reinvención de la organización para continuar con la iniciativa. "Se potenció la web del mercado online con el servicio a domicilio y también se pudieron hacer encargos para recogerlos en la Cámara", cuenta echando la vista atrás unos meses.

"Es la mejor iniciativa para dar visibilidad a los productos locales"

"El Día del Mercado creo que es la mejor iniciativa agroalimentaria de la región", asegura el horticultor de Villa del Prado. Cuando piensa en los orígenes de esta cita mensual, explica que él participó en el lanzamiento del proyecto tras la experiencia en la feria del huerto de su localidad: "Planteamos que lo que se hacía aquí podía trasladarse a Madrid". Y asi fue, la Cámara Agraria se convirtió hace diez años en una alternativa para conocer los mejores alimentos producidos en la agricultura, ganadería y otros sectores alimentarios de la Comunidad de Madrid y que son capaces de competir al maximo nivel en cuanto calidad y precio.

Dar visibilidad al campo y al esfuerzo de las familias que se dedican a esto es uno de los objetivos del Día del Mercado. "Hay familias que viven de esto. No se dedican a ello por ocio. Con la pandemia se ha vuelto a revalorizar el campo y lo rural", opina la secretaria de la Cámara Agraria. Niño ha visto nacer y evolucionar esta idea: "Ha sido como un hijo que ves crecer". Emocionada cuando habla de los inicios, recuerda que el espacio que da cabida al mercado lo construyeron en su día los agricultores de Madrid con su dinero. Hoy en día, la Cámara Agraria ha recuperado ese carácter ferial y el Día del Mercado es prueba de ello. "Aquí se establece un contacto directo con los productores, no hay intermediarios. Se trata de poner en contacto a los consumidores con los productores", explica. Otros de los fines es promocionar los municipios donde se elaboran los productos: "Que se anime a los consumidores a visitar las localidades para conocer de primera mano la forma artesanal con la que trabajan".

"Se establece un contacto directo, no hay intermediarios"

"Comenzamos con mucho amor y sentido común", relata Niño. Cada sábado, se desplaza hasta allí para que no falte detalle. Aunque los protocolos sanitarios y restricciones han cambiado algunos procedimientos de esta cita, como la cata de productos, lo cierto es que los productores se han adaptado a las nuevas circunstancias. Así, hay rutas de entrada y salida, menos puestos que en otras ocasiones, más espacio para los visitantes y dispensadores de gel. Y dos normas imprescindibles: la mascarilla es obligatoria y no se puede tocar el género.

Algunos productores llevan desde los inicios y otros se han incorporado hace poco tiempo, como es el caso de Pedro Manuel Pastor, propietario de Ahumados Pastor. Viajan desde Bustarviejo hasta la Casa de Campo este sábado y lo hacen acompañados de sus productos estrella: cárnicos y vegetales ahumados con roble americano y encina.

Se trata de un proyecto nacido tras el estudio profundo de una técnica que en España no es nada habitual: la del ahumado al estilo low and slow. A pesar que la pandemia les dejó en la cuerda floja muchos meses, han conseguido aguantar y poco a poco van saliendo a flote. "Tengo un trabajo muy artesano que me requiere a veces 18 horas de cocción. Tengo que estar pendiente de la entrada y salida de humos, no hay descanso", explica Pastor. Un trabajo artesano elaborado a partir de salmueras frías y ahumados en hornos de fabricación propia con humo de maderas nobles. Bacon, costillares de cerdo, pavo o pollo pasan por sus manos para someterlos a un procedimiento cien por cien natural, sin conservantes, aditivos, colorantes ni potenciadores de sabor.

Esta materia prima se mostrará y venderá este sábado en la Cámara Agraria que para esta empresa de ahumados se ha convertido en "un escaparate" de los productos. "Nos sirve para dar a conocer a nivel particular, que te apoyen es fundamental, visibilizas lo que vendes y haces clientes".

Al igual que Ahumados Pastor, otros productores se instalarán hasta mediódía el sábado en la Casa de Campo. Verduras y hortalizas traídas directamente de la huerta de localidades como San Martín de la Vega, Perales de Tajuña o Torremocha de Jarama; vinos de Madrid, aceites de Campo Real o Villaconejos; carnes, embutidos y otros ahumados de la región; quesos y lácteos, miel y dulces artesanos; conservas, cerveza, tés y mucho más.

Negocios familiares con tradición

Aceitunas aliñadas de Trilujo

Ángeles Martínez ya ha perdido la cuenta de los años que lleva al frente de Trilujo Aceitunas, otra de las empresas artesanas cuyos productos llevan recorrido en el Día del Mercado. Las raíces de esta empresa aceitunera comienzaron en 1900, cuando dos familias innovadoras hicieron conocidas las aceitunas de Campo Real por su aderezo. Un negocio familiar artesanal que se dedica desde hace más de 30 años a mantener a tradición. "El saber de saber hacer es nuestro lema", subraya. Martínez conoció la iniciativa de la Cámara Agraria hace tiempo: "Creemos que lo mejor es el acercamiento entre productor y consumidor oara dar a conocer la marca".

Un negocio artesano que también atravesó la pandemia lo mejor que pudo: "Son negocios pequeños y artesanos". A pesar de ello, pueden decir que han superado con éxito estos meses difíciles y sus aceitunas han seguido llegando a la mesa de los madrileños con el reparto a domicilio. "Cada vez hay más conciencia de generar riqueza en las zonas donde uno vive y se descubre que el productor local es el que más calidad ofrece, además de ayudar al medio ambiente".

Bajo esta premisa, el fomento del consumo local y artesanal también llega a la Cámara Agraria Patatas Marisa. Una empresa situada en la localidad de Villanueva del Pardillo, donde llevan ya más de 35 años. Patatas seleccionadas, generalmente de Galicia, aceite de oliva andaluz o aceite de girasol y sal, tres ingredientes imprescindibles. Sin conservantes, ni colorantes y la experiencia de más de 50 años. Una tradición que Marisa Rodríguez ha ido potenciando año tras año para no perder la tradición de sus antepasados. "Los comienzos no fueron fáciles", recuerda. Los padres de Marisa comenzaron con una churrería alquilada en el paseo de Extremadura con solo 20 metros cuadrados, muy cerca de la Cámara Agraria. Pero llegó el día que Iraido y Emilia cambiaron los churros por las patatas fritas.

"No existía descanso en aquella época, ni vacaciones"

Todo se elaboraba de manera artesanal, corte de las patatas una a una, una pequeña freidora y luego las introducían en bolsas para venderlas de tienda en tienda. "No existía descanso en aquella época, ni vacaciones". Pero su esfuerzo comenzó a recibir recompensa y sus patatas comenzaron a ser conocidas en tiendas y mercados de Madrid. La empresa comenzó a crecer y necesitaron ampliar, y lo hicieron, en Villanueva del Pardillo, donde Marisa mantiene el buen hacer de los orígenes de estas patatas.

La pandemia nos hizo "mucha pupa" por la incertidumbre porque "vendemos a supermercados y tiendas pequeñas y exportamos a Alemania". Pero lo cierto es que en esos meses difíciles repuntó su venta en establecimientos y las pérdidas en la hostelería la pudimos suplir". No faltan a su cita con los consumidores el primer sábado de mes -son veteranos en esta cita agroalimentaria- porque el Día del Mercado ayuda a que "nos echemos una mano entre unos y otros". La visibilidad de su producto es enorme. Prueba de ello es que en este décimo aniversario, Patatas Marisa va a presentar sus 'Adobaditas', una nueva variedad en la línea de la casa, sin saborizantes ni potenciadores del sabor. Les ilusiona que el público del Día de Mercado sea el primero en probarlas y también que pueda opinar: "Es la mejor encuesta de nuestros productos".

Además, todo el que les visite será obsequiado con una bolsa de degustación y el que quiera dar su opinión o hacer comentarios sobre este nuevo aperitivo participará en el sorteo de una noche para dos personas, en habitación Premium Temática en el Hotel Mayorazgo (junto a calle Gran Vía).

Lugar: Sede de la Cámara Agraria de la Comunidad de Madrid. Pº Puerta del Ángel, 4. Recinto Ferial Casa de Campo. Metro: Lago y Puerta del Ángel
Horario: de 10 a 15 horas. Entrada libre.
Información: 91 463 81 50/91 463 57 05 www.camaraagraria.org

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios