www.madridiario.es
Luis Prados de la Plaza
Ampliar
Luis Prados de la Plaza (Foto: Juan Luis Jaén)

La crónica de Madrid, otra vez de luto

Por Pedro Montoliú
jueves 11 de agosto de 2022, 17:08h

Ha muerto a los 85 años Luis Prados de la Plaza, cronista de la Villa, periodista, académico y amante de esta ciudad a la que dedicó más de cincuenta años de profesión, una decena de libros y todo el amor que pudo volcar sobre Madrid.

Este malagueño de nacimiento hizo de Madrid su bandera y el centro de su actividad profesional como periodista en varios diarios, principalmente en ABC, y en los que escribió hasta diez mil crónicas, artículos y reportajes que le hicieron merecedor de los premios Nacional de Periodismo, Luca de Tena, Mesonero Romanos, Ruiz del Castillo,. Comunidad de Madrid, Antonio Maura y Virgen del Carmen. Fue asimismo tertuliano de Radio Nacional de España y comentarista de Telemadrid Radio,

Doctor en Ciencias de la Información y licenciado en Derecho por la Universidad Complutense ejerció como profesor honorario de Periodismo en la facultad de Ciencias de la Información y profesor agregado en la de San Pablo, además de impartir clases y seminarios en la SEK, fundar la revista Didascalia para esta institución y formar parte del equipo que creó la Universidad Camilo José Cela.

Por su vinculación con Madrid, el alcalde Juan de Arespacochaga le ofreció en 1977 ser el primer director del recién creado Centro Cultural de la Villa, hoy Fernán Gómez, lo que le permitió intervenir en la ejecución de este proyecto.

Era lógico que cuando en 1999 el Ayuntamiento debatió qué cuatro cronistas de la Villa debían sumarse a Enrique de Aguinaga, nombrado en 1954, la Corporación pensara en él. En diciembre de ese año, Luis, junto a José del Corral, Ángel del Río y yo fuimos nombrados Cronistas de la Villa.

Se da la trágica circunstancia de que, excepto Corral que falleció hace once años, 2022 ha supuesto un auténtico varapalo para aquel Cuerpo de Cronistas de finales del siglo XX, pues Ángel del Río falleció el pasado mes de febrero, Enrique de Aguinaga lo hizo en abril y ahora nos ha abandonado Luis.

La pasión de Prados de la Plaza por Madrid se plasmaba en todo lo que hacía. En 1993 fue director de comunicación en los actos de Dedicación de la catedral de la Almudena por el papa Juan Pablo II, y en la actualidad era miembro supernumerario y había sido secretario general del Instituto de Estudios Madrileños y de la Academia de Doctores de España, en la que ingresó con un discurso sobre Ramón Gómez de la Serna.

Prueba de ese amor por Madrid fueron algunos de sus libros como Meridiano de la ciudad; Lágrimas y alegrías de Madrid; Real Madrid, centenario; Madrid de Mesonero Romanos; De Madrid al Circo; Memorias sin nombres; o 12 alcaldes de Madrid, en el que analizó con mirada crítica los diferentes mandatos que le había tocado vivir como privilegiado observador. Con su marcha Madrid pierde otro de sus referentes y su familia y amigos perdemos a un gran ser humano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios