www.madridiario.es
Clubes virtuales de lectura: un oasis entre restricciones y confinamientos
Ampliar

Clubes virtuales de lectura: un oasis entre restricciones y confinamientos

sábado 03 de octubre de 2020, 08:57h

Rosana lleva ocho años formando parte de los clubes de lectura virtuales de la Comunidad de Madrid. Su afición lectora la animó a participar a través de la recomendación de un amigo: "Me pareció una gran idea en su momento y me sigue pareciendo ahora. Es una forma estupenda para fomentar la lectura". Una propuesta cultural además gratuita y a la que se puede acceder desde casa. Una alternativa acorde con la situación pandémica que vive la sociedad en estos momentos, aunque cuando surgieron estos grupos de lectura sus creadores no pensaron en la Covid-19 ni nada similiar. Los clubes nacieron en 2013 para dar respuesta a un colectivo que disfruta de la lectura en su casa o en cualquier otro espacio sin necesidad de desplazamientos.

Este servicio público cobra, a día de hoy, una importancia especial porque permite a los lectores leer, reunirse y compartir opiniones. Son cinco los clubes de lectura que oferta la Comunidad de Madrid, desde uno de literatura contemporánea a otros para jóvenes o uno especializado en ensayo para analizar los grandes retos de nuestro tiempo. Y cada grupo está coordinador por un moderador. "La idea surge ante el ritmo vertiginoso que lleva la gente", explica Daniel Blanco, coordinador del proyecto y moderador de dos de los clubes: Los sabedores y Comando Lector. Los grupos nacieron con Daniel. Él es el artífice de esta actividad colectiva que surgió como una experiencia pionera y que el pasado curso reunió a más de 4.000 usuarios únicos. Unas cifras que ponen de manifiesto el éxito entre los lectores: "Estas iniciativas virtuales son un punto de encuentro y de debate y facilitan el hábito de la lectura en una época que se caracteriza por las prisas y la falta de tiempo. A lo mejor uno quiere leer en pijama".

Además, formar parte de cualquier de los clubs es un proceso sencillo: tan solo es necesario disponer del carnet de bibliotecas regional. Además de compartir lecturas, los participantes mantienen encuentros virtuales con los autores que leen. "La idea es dinamizar la lectura de los libros", cuenta Daniel Blanco. Cada lectura tiene una duración de tres semanas. En el transcurso de ese tiempo, los lectores pueden entrar a una plataforma que se convierte en un espacio de reflexión y debate sobre la lectura escogida: "Al final de cada lectura se organiza una cita virtual que en ocasiones cuenta los los escritores". Además, en los clubes se puede encontrar información complementaria de los libros y bibliografía sobre el tema a tratar. "Incluso en ocasiones sorteamos libros, organizamos trivials literarios, cualquier actividad que incite a los lectores a participar".

"Contamos con una buena selección de libros, siempre generan un debate muy nutritivo a través de chat", relata Rosana que estos días se encuentra inmersa entre las páginas de The Game, de Alessandro Baricco. Sus hijas han heredado su pasión por la lectura y han seguido sus pasos como usuarias de estos grupos virtuales de lectura.

Con el confinamiento por la Covid-19, esta forma de compartir lectura se instaló en los hogares de cientos de personas: "La gente buscó opciones de ocio y entretenimiento en casa y la lectura se benefició", concluye el coordinador. El club que ha contado con más seguidores ha sido el de ensayo donde las conversaciones han derivado hacia lo que estamos viviendo con el coronavirus.

Los cinco clubes son:

BRÚJULA LITERARIA: literatura contemporánea.
LA BUENA VIDA: Historias para reconciliarse con la vida.
SUI GENERIS. Literatura de género: ciencia-ficción, fantasía...
LOS SABEDORES: ensayos centrados, sobre todo, en el siglo XXI para entender el mundo que nos ha tocado vivir.
COMANDO LECTOR: literatura juvenil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios