www.madridiario.es

ENTREVISTA

Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la entrevista.
Ampliar
Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la entrevista. (Foto: Chema Barroso)

Ayuso: "El precio de la vivienda nueva bajará en la próxima legislatura"

"Vaciaremos de contenido ideológico los libros de texto"

martes 09 de mayo de 2023, 07:51h

La presidenta de la Comunidad de Madrid nos cita en una terraza soleada y tranquila en Torrejón de Ardoz el domingo que se celebra el día de la madre. A continuación, asistirá a un mitin y por la tarde, al tenis. Así son sus semanas desde hace un tiempo y al menos hasta el 28 de mayo, día de las elecciones municipales y autonómicas, sin días libres. Ayuso se siente cansada, nos confiesa, el día anterior cayó rendida cuando llegó a casa y durmió ocho horas, cuando no suele superar las cinco en los últimos tiempos.

Estamos en una zona apartada pero el goteo de personas que se acercan a hablar con ella, a darle ánimos o a pedirle fotos es incesante. Una señora que iba camino del mitin le ha dado una pulsera azul marino de tela con la bandera de España que ella se ha colocado al instante. En dos ocasiones es ella quien se acerca: la primera, a un hombre con un pastor alemán adulto y otro cachorro; y la segunda, a un niño que le sonríe y le enseña su juguete y con el que se fotografía.

También le riñen, el cocinero del local en el que nos encontramos sale a recibirla en cuanto llega secándose las manos en el delantal para darle las gracias por lo que hizo por él, por su familia y por la hostelería entera y para pedirle que no cambie nunca y no se deje achantar, y esto último se lo dice cambiando el tono y levantando el índice de la mano derecha. Debemos darnos prisa, su agenda es apretada.

María Cano, directora de Madridiario, con Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional (Foto: Chema Barroso)

¿Cómo se vive siendo el centro de todas las miradas cada vez que pone un pie en la calle?

Depende del día. En la inmensa mayoría de las ocasiones es un orgullo y es muy bonito. Pero algunos días que estás con tu familia, sobre todo con niños, o si tienes que hacer un trámite habitual como comprar o ir al médico, en ese momento te das cuenta de que estás desprotegido por completo del anonimato. Al final te adaptas. Y, además, yo nunca siento que nadie me moleste.

Da la sensación, desde fuera, de que no pide permiso a la hora de tomar decisiones, que no son fruto de una consulta y un permiso previo. ¿Es así como funciona realmente?

Toda mi vida me he dejado guiar por mi criterio escuchando a todo el mundo. No me ha gustado nunca imponer ni coartar, pero tampoco que me lo hicieran a mí, y prefiero responsabilizarme de mis decisiones a no hacer algo por miedo y luego, arrepentirme o hacer algo solamente pensando en los demás aun sabiendo que no era lo correcto, porque eso es mucho peor.

Soy una persona muy reflexiva, lo tengo todo perfectamente medido y creo que la gente debería analizar más los discursos para ver que, desde el primero al último, son todos muy cuidados y defiendo lo mismo desde el primer día. Algo diferente es que con el tiempo y con el diálogo con los demás vayas ampliando el discurso, cediendo en muchas cosas, pero la forma de trabajar y de exponerme y de ver las cosas siempre ha sido igual.

Tiene usted varios másters en ataques, pero también en traiciones. ¿Cuál es la que más daño le ha hecho?

Tengo la virtud de sentir que nazco cada día y de vivir la vida con absoluta pasión. Y, sobre todo, con entrega y corazón a los madrileños y a todos los españoles desde Madrid. Eso me llena tanto que cualquier disgusto, sentimiento, traición o decepción que me he llevado, que no han sido pocos, se quedan muy lejos. Es como una capa de aceite, la de la voluntad y la del hacer las cosas con cariño, tan fuerte que todo lo demás resbala y, afortunadamente, no se queda ni en mi cabeza ni en mi corazón.

No vivo luchando ni rechazando, pero me defiendo, claro que me defiendo. Y si no fuera así, muchas cosas no podrían haber salido. Los ataques que he recibido a todos los niveles han sido tan salvajes en algunas ocasiones que solo me ha quedado defenderme. Y cuando haya atropellos contra intereses de los españoles y de los madrileños, cuando vea amenazas voy a seguir defendiendo lo que creo que es bueno. Y quiero que conste que no vivo como ajena a todo lo que ha sucedido. Cosa distinta es que sepa olvidarlo y que no me llene el alma con todo lo malo, me quedo solo con lo bueno. Pero claro que no paso las cosas que no están bien hechas ni me callo ante las amenazas, eso sí que no.

Si en algún momento usted llegara a encontrarse en la encrucijada de dar un paso al frente en el ámbito nacional, ¿lo haría?

Yo amo a España por encima de todo, España es mi pasión y más incluso que Madrid. No pienso en 17 países, sino en uno. Lo que necesita España es que haya un cambio político y Alberto Núñez Feijóo es la persona que dentro de unos seis o siete meses tiene la oportunidad de hacerlo. No me imagino otros cuatro años de Pedro Sánchez, su proyecto está perjudicando gravemente a España y por eso haré todo lo que esté en mi mano, dentro del respeto, con mucho trabajo y vocación. Por eso no dejaré de trabajar ni de ir a los lugares que haga falta, a las campañas que sean necesarias, a los debates, a tertulias para convencer a los ciudadanos de que eso es así.

Isabel Díaz Ayuso (Foto: Chema Barroso)

Después de este Dos de mayo en el que el foco estuvo puesto en el conflicto sobre la presencia del ministro Félix Bolaños, que no había sido invitado por ustedes y acudió "a reventar el acto", en sus propias palabras, ¿se espera usted alguna otra sorpresa desagradable en lo que queda de aquí a las elecciones?

En todas las campañas las tenemos, pero creo que cada partido debe dedicarse a dar sus mítines. Por supuesto, podemos criticarnos entre nosotros, que es lo normal, decir en qué te diferencias de los demás. Y la vida sigue y no tiene por qué haber siempre sorpresitas de última hora para intentar sacar, mentir y retorcer escándalos. Es una práctica habitual y no entiendo por qué tiene que ser así.

Pero usted es el enemigo número uno a batir...

Pues que me critiquen todo lo que quieran, que yo lo asumo perfectamente. Toda la oposición en Madrid tiene todo el espacio del mundo para criticarme, hacer y decir lo que ellos consideren y me parece bien. Lo que ya no me parece bien es ir contra actos, provocar manifestaciones como pretendió Bolaños a través del delegado del Gobierno el mismo Dos de mayo. Hay cosas que superan las líneas del respeto al adversario.

¿Siente entonces que no solo se tiene que defender de sus adversarios autonómicos, sino del propio Gobierno de Pedro Sánchez?

Siempre estamos así. El presidente del Gobierno cuando puede, desde el Congreso, desde el Senado, desde un altavoz de gran poder e influencia no duda en arremeter contra mí. Lo mismo hace la portavoz del Gobierno en las ruedas de prensa del Consejo de Ministros.

La polémica del Dos de mayo, ¿a mí qué me va a beneficiar si yo electoralmente no lo necesito? Llevo muchos meses trabajando con corazón en un proyecto como ese, tan bonito que ha sido el mejor Dos de mayo que habíamos tenido nunca desde el punto de vista organizativo y popular y nunca antes tantos ciudadanos y visitantes habían participado en este día.

Si tú trabajas haciendo las cosas lo mejor que crees, poniendo lo mejor de ti, luego todo llega. Pero es como el que está haciendo un examen y necesita copiar al de al lado. Ponte a lo tuyo, hazlo bien y verás cómo las cosas vienen a ti. Pero intentar arremeter contra un Gobierno que está cumpliendo su programa, que está haciendo las cosas lo mejor que cree, pues claro que se vuelve en contra, porque lo ve cualquiera.

Ha asegurado que la próxima legislatura será la de la vivienda. ¿Cree que en cuatro años va a dar tiempo a solucionar el problema?

Se va a notar mucho porque no estamos hablando de una legislatura, sino de dos. Todo lo que hemos puesto en marcha durante la primera legislatura, ahora va a ver sus frutos. Siempre ha sido un freno el problema de los precios en las grandes ciudades y en Madrid, también. Y, a pesar de eso, en otras grandes capitales de provincia también se ha disparado y en cambio aquí lo ha hecho menos. Al contrario, se ha contenido el precio aun siendo alto. Y esto es por las medidas que hemos puesto en marcha y por las que vienen.

La pasada legislatura, con tantos frenazos a los desarrollos urbanísticos, sobre todo desde el Ayuntamiento de Madrid, eso hizo que no se construyera vivienda nueva y que no hubiera más oferta. Y la clave para que bajen los precios es que haya oferta. Nosotros hemos conseguido, a través de la Ley del Suelo y de la Ley Ómnibus, facilitar y flexibilizar suelo en Madrid.

"Estamos poniendo en marcha planes para rehabilitar viviendas"

Hemos puesto en marcha el Plan Vive que, con la crisis de materiales, la guerra de Ucrania y los bloqueos por parte de algunos ayuntamientos, ha sufrido retrasos pero ya se están construyendo viviendas en 12 municipios. Me da mucha pena tener que dar llaves a tanta gente joven después de elecciones, porque me gustaría que la gente viera que no es mentira y que esto está funcionando muy bien. De hecho, la mitad de la obra pública en España se construye aquí y el Plan de Vivienda Joven es el mejor de Europa según el sector inmobiliario. Va a llegar a más de 40 municipios, porque además ya están todas las calles puestas.

Pero también hay planes como, por ejemplo, Mi Primera Vivienda para jóvenes que quieren comprar y en el que nosotros, desde la Administración, les avalamos. Ya estamos hablando de 5.000-6.000 chicos jóvenes o familias jóvenes que se han acogido a ello.

Además, estamos poniendo en marcha planes para rehabilitar viviendas. Hay decenas de miles de viviendas en Madrid que no se sacan en alquiler porque las familias las tienen que reformar. De esta manera, les ayudamos a que lo hagan. Y, sobre todo, les damos seguridad jurídica para que, dentro de nuestras posibilidades, quien ponga su vivienda en alquiler no la vea intervenida por la Administración, a lo que no hay derecho y es algo que el Gobierno pretende que suceda.

Entonces, si vuelve a ser la presidenta de la Comunidad de Madrid, ¿cómo cree que acabaremos la próxima legislatura en cuanto a vivienda?

Estamos hablando de decenas de miles de viviendas porque estarán en los nuevos desarrollos del sureste, del este de la región, de la Operación Campamento, de Madrid Norte y también de nuevos planes para el alquiler. El problema es que la ley nueva del Gobierno contra el alquiler no sé cómo nos va a afectar, imagino que no muy bien. Nosotros la aplicaremos solo allá donde sea obligatorio.

De esta manera no sé si vamos a poder contenerlo, espero que sí, pero el precio de vivienda nueva sin ninguna duda va a bajar, porque estamos hablando de decenas de miles de viviendas nuevas. Solamente en Madrid Nuevo Norte son 10.500 y también están los Ahijones, Los Berrocales, el futuro de la Operación Campamento, etc.

A pesar de las políticas de Sánchez, vamos a poner en alquiler no solo las viviendas del Plan de Vivienda Joven, unidas a las del Plan de Rehabilitación y a unas nuevas viviendas industriales muy modernas que vamos a poner a disposición de los madrileños en determinadas zonas y también a precios muy asequibles. Por parte de la Comunidad de Madrid estamos hablando de más de 50.000 viviendas como mínimo se van a poder sacar en Madrid al alquiler. A pesar de las leyes del Gobierno, que espero que cambien en enero con otro partido, con el PP, es seguro que tiene que bajar el precio porque la inyección de vivienda en alquiler y en compra es tan inmensa que esto lo va a facilitar.

"Estamos acabando con la temporalidad en el empleo"

Y también desregulando constantemente, porque el problema que teníamos es que para conseguir una licencia hacían falta del orden de 12 a 18 meses, y ahora se van a sustituir por declaraciones responsables, por ejemplo, para sustituir suelo comercial, destinado a industria, en suelo para viviendas. Todo va a ser mucho más ágil.

Hemos sufrido muchos frenos en la Asamblea y muchas dificultades sobrevenidas por la pandemia, por Ucrania, por la crisis de los materiales, pero ahora que ya está todo encarrilado, la próxima legislatura va a ser la de la vivienda y por eso lo empecé a decir hace meses. Y ahora, de repente, ha habido un interés inusitado por la vivienda por parte del Gobierno y de repente piensan que van a construir decenas de miles de viviendas. Pero, ¿cómo lo van a hacer? Con colaboración público-privada, cosa que ellos rechazan, con la empresa, que ellos rechazan. Ya me contarán cómo lo van a hacer. Yo, desde luego, ya he explicado cómo.

¿Cuánto tiempo necesitaríamos y cuántos recursos para poder estabilizar el sistema sanitario?

El personal sanitario ha hecho un trabajo heroico, aunque ellos no quieren que lo llamemos así porque dicen que es su trabajo. Han antepuesto sus vidas para salvar las de los demás y se han resentido mucho, puesto que han triplicado sus jornadas. Han dado todo sin pedir nada a cambio, simplemente salvar vidas. Y eso luego deja las costuras abiertas en un sistema que necesita ser reforzado, sin ninguna duda.

Lo que ha sucedido está muy politizado si tenemos en cuenta que el problema es nacional y se ha enfocado con toda la fuerza nacional contra Madrid como si fuera único. El problema de falta de médicos es nacional porque no hay facultades de medicina, porque no hay un sistema preparado para reemplazar a todos los médicos que se van a jubilar, porque a la mayoría de los médicos extracomunitarios que están aquí no se les han convalidado titulaciones y están dedicándose a otras labores en lugar de estar en el sector sanitario y porque el sistema, como todos, necesita ser modernizado, porque la realidad de hoy no es la de hace 30 o 40 años.

Vamos a multiplicar por cuatro la población que va a llegar a los 100 años y, para que el sistema sea sostenible con los médicos que tenemos, tenemos que introducir mejoras, modernizar el sistema sanitario como estamos haciendo nosotros, por ejemplo, con las agendas digitalizadas para las citas médicas en los centros de salud. Así estamos reduciendo la lista de espera una barbaridad. Hemos empezado por 29 centros de salud y estas cifras permiten que los médicos no tengan que ocuparse de labores burocráticas, agilizar los tiempos y que todo sea mucho más ejecutivo. Dentro del plan de modernización llevamos muchísimas propuestas más.

Pero también es cierto que nunca ha habido tantos médicos trabajando en Madrid y que estamos acabando con la temporalidad en el empleo. De hecho, entre este año y el que viene, el 84 por ciento de la plantilla será estable. Era una reivindicación histórica y yo no entendía cómo un médico podía concatenar contratos de seis meses o un año. Eso lo hemos solucionado y también hemos aumentado las retribuciones a los médicos y a los médicos pediatras en 450 y 500 euros mensuales, respectivamente. Y vamos a sufragar y a reconocer a los médicos que en los hospitales trabajan con los médicos residentes en formación. En definitiva, somos la comunidad autónoma que, en proporción a su presupuesto, más dinero destina a Sanidad: un 45 por ciento.

Y cuando me dicen que siendo la comunidad más rica somos la que menos invierte, también es falso, porque nosotros también sufragamos servicios públicos de otras 12 comunidades autónomas, el 70 por ciento. Nosotros no tenemos un problema de dispersión y somos una de las regiones con la población más joven.

Pero está muy politizado todo y lo lleva estando décadas. Es un sector muy sensible y, desde dentro, hay mucha gente muy sindicalizada que no está arrimando el hombro y no ayuda a nada. Hay medias verdades. Hay que mejorar la situación de los médicos, por supuesto, y la de mucha más gente, pero con esa media verdad ellos mismos tampoco arriman el hombro y dan una sensación que no es cierta. Por ejemplo, nos dicen que hay centros de salud que están vacíos pero en los que las citas no las dan hasta muchos días después porque no cogen los teléfonos. Y tampoco conozco a sindicatos que se sienten con nosotros a decir cómo podemos ayudar. Solo dicen cómo reclamar y van con la pancarta antes de la negociación, cuando muchas de las cosas que nos han pedido ya se las habíamos aceptado sin ni siquiera llegar a una huelga.

Este boicot del que usted habla, ¿cómo se puede solucionar?

Ya hemos estamos externalizando el servicio de llamadas y de citas de todos los centros de salud y estamos digitalizando todas las agendas. Eso va a ayudar muchísimo. Ya se está notando. De hecho, la lista de espera, tanto en hospitales como en centros de salud, está bajando. Desde enero, no hemos dejado de reducir la lista cada mes, tanto en los centros de salud como en los hospitales. Lo que yo no quiero es que los médicos estén a labores que no son meramente la atención al paciente, y en esto les vamos a ayudar.

Por otra parte, con la digitalización del sistema sanitario vamos a conseguir, por ejemplo, que haya cribados masivos, que la gente no espere a tener un síntoma para ir a ir al médico como hacemos ahora, porque el sistema te va a ir mandando mensajes cuando te toque hacerte una prueba de mama o de colon para evitar que tengas un problema a futuro.

"La lista de espera está bajando"

También va a permitir cirugías de gran precisión y que entres por las urgencias y, en tiempo real, en la UCI ya te estén viendo por cámaras y sepan exactamente qué es lo que tienes y si, efectivamente, te tienen que abrir un hueco. O también hará posible que varios médicos a la vez puedan trabajar en tu diagnóstico para ser más certeros, o que tú te vayas a hacer una radiografía y lo que antes era solamente una placa de tórax ahora abarque una zona más amplia, porque probablemente tú vas porque te duele en el pecho pensando que esto tiene que ver con el pulmón y luego no es eso. Las pruebas se van a tener antes.

Ahora hay que pasar muchos trámites: ir al médico de cabecera, que te derive a un especialista y, luego, irte a las pruebas. Vamos a buscar la manera, y lo estamos consiguiendo, para que todo se haga a la vez. En el momento esto va a descongestionar mucho las urgencias de los hospitales, en definitiva.

La presidenta de la Comunidad de Madrid (Foto: Chema Barroso)

a precisión del sistema va a ser tan enorme gracias a la tecnología, ya que los médicos van a contar con muchas más herramientas para que aun no siendo plantillas tan amplias como nosotros quisiéramos, sean muy eficaces. Porque la plantilla de un médico no se tiene de un día para el siguiente, estamos hablando de diez años de carrera. La primera vez que me reuní con Pedro Sánchez en Sol, cuando vino a verme, lo primero que le dije es: "Presidente, no tenemos médicos en España y yo se los puedo quitar a Murcia o a La Coruña, pero no se trata de eso.". Pero no ha hecho nada.

Y, sin embargo, nuestra Sanidad es la más generosa. Es la que siempre atiende a los ciudadanos. Cada vez que un madrileño tiene un problema médico importante, se queda en su Sanidad, que es la de Madrid, la que además atiende a tantos pacientes de las demás regiones. La única que opera todos los trasplantes y la que ha dicho la Unión Europea que es la mejor del continente, donde tenemos la mayor esperanza de vida y los datos de mortalidad más bajos entre jóvenes con problemas de 10 a 20, de 20 a 30, y de 30 a 40 años.

Tenemos el mejor sistema y todo lo que se ha organizado en torno a la Sanidad lo puedo entender, porque preocupa, pero se ha politizado y exagerado.

Aumentan los problemas de salud mental entre menores y algunos finales trágicos en los que uno se pregunta si estamos haciendo todo lo que podemos para intentar combatir el bullying en los colegios.

El bullying no es nuevo, ha existido toda la vida en los colegios. La diferencia es que ahora están los móviles y otros problemas añadidos. Se les está acortando la infancia. No puede ser que niños de ocho y nueve y diez años, que antes estaban protegidos en un entorno pequeño, hoy estén leyendo y viendo por Internet contenidos que no son propios para su edad. Hoy no hay límites y con diez años ven porno, violaciones en grupo o accidentes de tráfico y las niñas están presionadas para estar hipersexualizadas, lo que les provoca anorexia, bulimia...

"Vaciaremos de contenido ideológico los libros de texto"

Las nuevas generaciones se están aislando mucho. Nosotros, cuando teníamos 18 o 20 años, no nos quedábamos en casa ni aunque estuviéramos enfermos. Y, ahora, un chico de 16, 18 o 22 años puede quedarse perfectamente una noche entera encerrado en su habitación jugando a los videojuegos. Tienen menos hermanos y menos pandillas. Esto es un problema enorme que, además, empeora con las drogas, que es un gran cáncer que está entrando en todos los países y que nos empiezan a vender hasta en los herbolarios como algo bueno y poco a poco nos van colando ahí la marihuana y, detrás, otros problemas añadidos.

Todo es un conjunto y una serie de normas y leyes educativas que les lleva al desincentivo. Tú no estudies, no te esfuerces y todo el día con las tablets y los móviles, todo es un gran problema en conjunto que hace que el profesor no pueda hacer frente a semejante dilema. Nosotros estamos reduciendo las ratios por clase y prohibiendo los móviles en los colegios. Yo quiero que en Primaria toquen lo mínimo la tecnología y vuelvan a las esencias de la escuela tradicional, de las lecturas, de los dictados y de salir al patio a jugar.

Y luego llevamos en el programa, pero ya lo estamos haciendo, vaciar de contenido ideológico los libros de texto y el contenido de los manuales, algo que nos impone el Gobierno y que nosotros solo podemos corregir en un 40 por ciento reforzando la autoridad del profesor, los planes de lectura y queremos para la siguiente legislatura reforzar al máximo los exámenes orales para que el alumno le tenga que explicar al profesor qué sabe y cómo lo sabe, porque en muchas ocasiones, estudian desincentivados de cualquier manera y no reflexionan lo que están aprendiendo.

Y lo que queremos reforzar como nunca la Formación Profesional (FP). Porque yo no quiero que sigamos con la actitud tan de antaño de pensar que tienes que llegar a la universidad como sea y con el título que sea. Hay alumnos que a los 13, 14, 15 no quieren seguir estudiando y para ellos hay unos grandes itinerarios de FP sobre profesiones del futuro muchísimo más modernas y ambiciosas. Estoy convencida de que, a través de estas nuevas profesiones, el pleno empleo será posible.

Si se ve obligada por las matemáticas a volver a negociar con Vox, ¿les pondrá alguna condición?

Yo es que para que algo no suceda, lo primero que hago es no pensar en ello. Y prefiero pensar que tengo otro Gobierno como el actual, que es muy ejecutivo, el más estable de este país, que cumple lo que promete y que hace que todas las consejerías se impliquen unas con otras, porque cualquier política en realidad afecta a otras consejerías y así puede de verdad ser efectivo. Pienso que ojalá pueda gobernar para todos los ciudadanos, bajo un criterio claro, pero para todos y de esa manera eficaz. Y solo lo contemplo desde un gobierno que es libre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
8 comentarios