www.madridiario.es
IES Francisca de Pedraza, en Alcalá de Henares
Ampliar
IES Francisca de Pedraza, en Alcalá de Henares (Foto: @AmpaFcaPedraza)

Las Ampas, hartas de construcción de centros escolares por fases y clases en barracones

Por Alba Cabañero Aina
domingo 22 de enero de 2023, 09:00h

Este domingo, 22 de enero, las Ampas se echan a la calle para denunciar la gestión de las obras en centros escolares por parte de la Dirección General de Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

“La construcción por fases y el retraso de inicio de las obras de nuevos centros educativos de la Comunidad de Madrid lleva años dejando en evidencia la mala gestión en infraestructuras y las Ampas afectadas llevan años denunciando esta situación”, señalan en un comunicado los miembros del AMPA del IES Francisca de Pedraza de Alcalá de Henares.

“El alumnado sufre en periodo educativo todo tipo de situaciones lamentables tales como, desplazamientos obligatorios a otros centros para realizar o comenzar sus estudios, formación en barracones, riesgos y mermas en espacios por las obras en los propios centros a la espera de un centro en condiciones durante años y un largo etcétera”, añaden.

Es por ello que casi una treintena de Ampas y organizaciones educativas se reunirán en las inmediaciones de este centro escolar este domingo a las 12:00 horas.

Construcción en fases, barracones y retrasos

El Francisca de Pedraza es uno de los muchos centros de la Comunidad de Madrid que están creciendo a fases. “Es un centro que se lleva solicitando desde hace más de 15 años. En el año 2019 comenzó su actividad dentro del parking del CEIP La Garena en barracones. Allí estuvieron dos años los alumnos hasta que se construyó el actual edificio, un centro que debido al sinfín de circunstancias derivadas de la ejecución de su construcción, estas han hecho que esta parte del centro haya visto dilatada su construcción en el tiempo”, explican a Madridiario desde el AMPA del centro.

Barracones donde estudiaron los alumnos del IES Francisca de Pedraza (Foto: @AmpaFcaPedraza)

Lamentan que Enrique Ossorio, vicepresidente de la Comunidad de Madrid y consejero de Educación y Universidades, se comprometió a que el centro estuviese finalizado por completo en el primer trimestre del año 2021 y a día de hoy, dos años después, no exista en los presupuestos una cantidad asignada para terminar las obras.

“Todo esto nos ha llevado a que las familias hayamos decidido una vez más, a dar visibilidad el próximo día 22 de enero de nuestra situación. Situación en la que se encuentran muchos centros de la Comunidad de Madrid y a los que hemos invitado a participar de este evento y, de manera conjunta y desde un punto geográfico común, se inste a la Comunidad de Madrid a cumplir con sus compromisos”, informan.

“Todo esto responde a una mala planificación para comenzar o finalizar los centros educativos, y en muchos casos a promesas incumplidas por parte de la Administración, que pudieron condicionar la supuesta libre elección de centro escolar. Mientras tanto los chicos y chicas ven cómo pasa el tiempo sin un centro en condiciones para todo su proceso educativo, renunciando a espacios que todo centro educativo debería tener y que los alumnos tienen derecho a utilizar”, critican.

Y reivindican: “¡Basta ya de fases! Otro despropósito de la mala gestión en infraestructuras de la Comunidad. Centros inacabados que ven cómo su finalización se alarga con el paso de los años. Centros que sin estar finalizados ven con estupefacción cómo la continuación de sus obras no tiene registrada una dotación económica en los presupuestos del siguiente año y ante las preguntas y protestas de las familias afectadas, de nuevo se intenta convencer a las familias de que al siguiente año tendrán finalizado el centro. Y mientras, van pasando así los años y el alumnado necesariamente tiene que aglutinarse en los espacios disponibles de su centro, perdiendo otros como laboratorios o aulas de desdoble, etc., o acostumbrándose a no disfrutar de otros básicos como el gimnasio, etc., que nunca se construyeron”.

Diferentes casos en la actualidad

Las obras en los centros escolares pueden suponer problemas en la convivencia con los alumnos. Madridiario se hacía eco en diciembre de la denuncia del AMPA del CEIP Tempranales, en San Sebastián de los Reyes.

Hoyos, zanjas, material de obra diseminado, puertas que no llevan a ninguna parte, etc., es el “peligroso” escenario que denunciaban las familias, ya que en el transcurso de las obras de ampliación, tres niños de tercero de primaria sufrieron un accidente al caer por un hueco, fruto de las actuaciones que se están ejecutando.

El IES Blanca Fernández Ochoa, en el madrileño barrio de Montecarmelo, es otro caso de hartazgo entre las Ampas. Las obras del instituto que reclaman los vecinos desde hace 14 años, el primero en el barrio, comenzaron con demora hace casi un año, en febrero. Se espera que en septiembre de 2023 esté finalizado.

“Cuando la Administración confirma la construcción de un centro, se suceden un sinfín de trámites, plazos, etc., requisitos que a priori deberían haberse tenido en cuenta en los múltiples estudios previos y que con frecuencia son utilizados para demorar el inicio de obras. Cuando estas comienzan pueden ser en fechas tardías en ese año presupuestario, permitiendo dotaciones económicas parciales que alargan aún más el proceso, haciéndolo interminable y así, excusa tres excusa. La solución pasa por el deseo real de construir un centro tal como se comprometieron, con unos plazos coherentes para la globalidad del proyecto, no «dejándolo siempre para más tarde”, inciden desde el AMPA IES Francisca de Pedraza.

En Manzanares el Real llevan casi una década reclamando a la Comunidad de Madrid un nuevo Colegio de Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria (CEIPSO), teniendo desde 2014 una parcela adquirida para su construcción sin que haya vistas de arrancar pronto su construcción.

No se puede permitir que las familias tengan que estar mendigando la construcción de centros educativos que son realmente necesarios, que pasen los años y no se cumplan los procedimientos necesarios, como la falta de dotación de línea presupuestaria de manera específica, adjudicada a cada centro, para poder dar comienzo al proceso de licitación de centros de nueva creación, o la finalización de centros que están a medias”, comentan.

Desde la Consejería de Educación y Universidades recuerdan a Madridiario que, durante esta legislatura, “todos los colegios que se han iniciado han sido fases de terminación y los que se han comenzado son en fase única”. “Este año se ha incrementado en un 41 por ciento el presupuesto para la construcción de centros educativos, alcanzando los 221 millones de euros”, destacan.

Acerca de los barracones, destacan que “en aquellos casos puntuales en los que ha sido necesario acondicionar espacios adicionales al centro se ha consultado la preferencia de las familias”.

“En todo caso, las aulas modulares que instala la Comunidad de Madrid cuentan con las mejores condiciones de climatización y aislamiento para que los alumnos puedan recibir clase de manera óptima”, sentencian.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios