www.madridiario.es
Alcobendas contará con una zona de bajas emisiones en 2023
Ampliar
Alcobendas contará con una zona de bajas emisiones en 2023 (Foto: Ayuntamiento de Alcobendas)

Alcobendas tendrá en 2023 una 'Zona de Bajas Emisiones'

Por MDO
martes 09 de agosto de 2022, 11:59h

El 1 de enero de 2023 Alcobendas contará con una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) para fomentar la sostenibilidad medioambiental, la movilidad peatonal y conseguir una ciudad más amable para la ciudadanía, objetivos del Gobierno municipal de PSOE-Cs. Alcobendas cumplirá así con la Ley de Cambio Climático, impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. En la ley se dispone que los municipios de más de 50.000 habitantes deberán establecer zonas de bajas emisiones antes de 2023. “Las ZBE contribuyen a la mejora de la salud de los ciudadanos y a mitigar el cambio climático y la contaminación acústica”.

Qué son las ‘Zonas de Bajas Emisiones’

Las zonas de bajas emisiones son áreas en las que se busca mejorar la calidad del aire mediante, entre otras cosas, la restricción de acceso a determinados vehículos. Se circunscriben a una área dentro de la ciudad y permiten la entrada a los vehículos que cumplen con los mejores estándares de emisiones.

Para minimizar el problema de la contaminación ambiental, además de implantar las zonas de bajas emisiones, se debe fomentar la disminución del uso del vehículo privado, conseguir mejoras de calidad de los espacios urbanos y accesos peatonales, una infraestructura ciclista y mejoras sustanciales en el transporte público.

Distrito Centro

El proyecto Zona de Bajas Emisiones de Alcobendas se iniciará en la parte más histórica del Distrito Centro, y se irá ampliando a medio plazo a otros puntos de este distrito. Incluye una treintena de calles en un área circunvalada por Mariano Sebastián Izuel, Marquesa Viuda de Aldama, Libertad, Glorieta de la Menina y Bulevar Salvador Allende.

Se estima que el 31 de diciembre de 2022 la zona cuente con la señalización adecuada tanto en su perímetro como en el interior, para que comience a funcionar el 1 de enero del próximo año. Habrá un periodo de moratoria para facilitar la adaptación a este nuevo entorno controlado.

El Ayuntamiento, a través de sus canales de comunicación, entre ellos SietedíaS, informará puntualmente a la ciudadanía sobre los criterios de circulación y estacionamiento de vehículos; de los equipamientos educativos, sanitarios o de ocio que queden dentro de la zona, o de los cambios introducidos en la Ordenanza de Movilidad.

Esta información permitirá a los residentes, que, como tales, tendrán acceso sin restricciones a la zona, a los operadores de transporte, a los repartidores y a los visitantes de la zona de bajas emisiones conocer con antelación las restricciones vigentes y que puedan gestionar adecuadamente su movilidad”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios