www.madridiario.es

Tres consejos para aislar tus ventanas

Por MDO
lunes 04 de octubre de 2021, 12:17h

Contar con un buen aislamiento térmico es fundamental no solo para ganar comodidad tanto en verano como en invierno, si no también para reforzar la eficiencia energética del hogar. Así podremos generar un menor impacto ambiental, a la vez que ahorramos en la factura de la luz y/o el gas.

Tres consejos para aislar tus ventanas
Ampliar

Incluso, es posible plantearnos alcanzar la independencia energética a mediano plazo si instalamos sistemas de autoconsumo de bajo impacto.

Apostar por sistemas energéticos más sostenibles supone reducir la emisión de CO2 y tener un menor gasto a nivel individual y estatal. Esto es relevante porque España sigue siendo uno de los países europeos que más compra energía.

A nivel residencial, en nuestro país aún hay cerca de 26 millones de viviendas muy envejecidas y, por ende, poco eficientes. La mayoría son construcciones de antes de los años 80 con un aislamiento térmico precario.

Al hablar de aislamiento, durante mucho tiempo el foco estuvo en las paredes, el techo y el suelo. No obstante, cada vez se pone más el foco en los cerramientos de las viviendas: puertas y ventanas, que son las grandes vías de acceso y fuga del frío y el calor. Si aislamos bien las puertas y las ventanas, podemos mejorar muchísimo el nivel de aislamiento térmico y acústico del hogar.

Por eso, aquí te traemos 3 consejos para aislar bien tus ventanas:

1- Instala cristales con varias hojas y marcos con cierre hermético

El gasto de renovar todas las ventanas de una casa es significativo, pero vale cada céntimo y supone un gran ahorro a mediano plazo.

Si puedes embarcarte en esta reforma, lo ideal es instalar ventanas abatibles con cierre hermético en PVC (un material resistente y fácil de limpiar). En cuanto a los cristales, cuantas más hojas, mayor será el aislamiento térmico y acústico. Si no vives en una zona muy fría, con hoja doble es suficiente. También ten en cuenta que entre las hojas hay cámaras de aire, lo que refuerza el aislamiento.

2- Añade unas buenas persianas

Los complementos de tus ventanas (estores, persianas y cortinas) no sirven solo para regular la iluminación y apoyar la decoración. Una buena persiana enrollable exterior ayuda a aislar térmicamente el hogar tanto en invierno como en verano.

En invierno, la clave está en dejar que el sol caliente la vivienda durante el día y cerrar la persiana antes de que enfríe para reforzar el aislamiento de la ventana. Y durante el verano, es una gran aliada para evitar que se caliente demasiado la casa en las horas de sol más intenso.

Ahora bien, ¿qué persiana exterior ofrece mejor rendimiento? Las persianas de PVC ofrecen un buen aislamiento, sin embargo, hay persianas con lamas de aluminio que vienen reforzadas con un relleno de espuma que ofrece un mayor aislamiento térmico y acústico.

Sobre su mecanismo, tanto las de cinta como las de motor son similares; ¡lo importante es que cierren totalmente para que no se cuele nada de frío! Y puedes añadir un papel aislante en el cajón de la persiana para que no se pierda calor por esa vía.

3- Coloca burletes en el perfil de la ventana

Si no puedes permitirte renovar totalmente tus ventanas o instalar unas buenas persianas, la solución más sencilla, económica y fácil de instalar para aislar tus ventanas del frío son los burletes.

No conseguirás el mismo rendimiento que con las opciones que te hemos explicado previamente, pero sí notarás un gran cambio ya que evitarás que entre el aire frío y se escape el caliente por cualquier rendija que haya en el perfil de la ventana.

Los burletes son cintas, por lo general de silicona, que se colocan alrededor del marco interno de la ventana. Es decir, donde encaja el cristal al abrir y cerrar. Son un refuerzo aislante genial para los modelos de ventanas más antiguos que no lo llevan incorporado. Y su gran ventaja es que se instalan rápidamente sin necesidad de realizar ninguna obra.