www.madridiario.es

¿Qué es la tarifa plana de autónomos y qué duración tiene?

Por MDO
martes 07 de septiembre de 2021, 11:25h
Suele decirse que ser autónomo en España es una actividad de riesgo. Por gracioso que resulte, no deja de ser cierto. Un trabajador autónomo arriesga su propio patrimonio en su negocio, ha de pagar mensualmente sus propios seguros sociales, sus horarios de trabajo son complicados y tiene un sueldo muy cambiante
¿Qué es la tarifa plana de autónomos y qué duración tiene?
Ampliar

Además, normalmente carece de ciertos derechos que los trabajadores asalariados sí que tienen, como el derecho a vacaciones retribuidas. Pero, para animar a los autónomos a empezar con buen pie, el Estado da una bonificación a ciertos trabajadores, que se pueden beneficiar de una tarifa plana de autónomos limitada.

¿Qué es la tarifa plana de autónomos?

La tarifa plana de autónomos es una medida económica para impulsar el autoempleo que consiste en una bonificación para que ciertos trabajadores autónomos paguen una cuota mensual reducida a la Seguridad Social durante sus primeros años de actividad profesional. Esta medida comenzó a aplicarse en 2013 con una cuota de 50 euros que va aumentando a medida que pasan los meses. No obstante, hoy la cuota inicial es de 60 euros.

Requisitos de la tarifa plana de autónomos

No todos los autónomos pueden disfrutar de los beneficios de la tarifa plana. Actualmente, los requisitos para poder solicitarla son los siguientes:

  1. Darse de alta como autónomo por primera vez.
  2. No haber estado dado de alta como autónomo en los últimos dos años.
  3. Aquellos que ya estuvieron dados de alta como autónomos y se beneficiaron de la tarifa plana, podrán volver a pedirla si han pasado al menos tres años desde que se dieron de baja.
  4. No ser autónomo colaborador, ya que se aplica el régimen especial para familiares de autónomos.

Además, desde 2020, los autónomos societarios también pueden acogerse a la tarifa plana, pero las cuotas varían. Por ejemplo, durante los 12 primeros meses pagarán 85 euros mensuales en lugar de 60 euros.

¿Pero qué pasa en caso de pluriactividad? Cuando una persona trabaja a la vez como autónomo por cuenta propia y como asalariado por cuenta ajena, el trabajador puede optar entre la tarifa plana y las correspondientes reducciones de la base de cotización por pluriactividad.

Estas medidas se han flexibilizado desde la entrada en vigor de la tarifa plana. Por ejemplo, al inicio era necesario que los beneficiarios fueran hombres menores de 30 años o mujeres menores de 35 años.

Cuantía de la tarifa plana de autónomos en 2021

La cuota de autónomos mensual en 2021 es de 286,15 euros (más el recargo de 2,84 euros por las cantidades pendientes para actualizar la subida de la base de cotización). Gracias a la tarifa plana, los nuevos autónomos pagan 60 euros al mes en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social durante los primeros meses de actividad. Pero la bonificación se va reduciendo por tramos:

  • Primeros 12 meses: Bonificación del 80%. Se pagan 60 euros mensuales.
  • Del mes 13 al mes 18: Reducción del 50%. El pago mensual se queda en 143,10 euros.
  • Del mes 19 al mes 24: Reducción del 30%. La cuota se queda en 200,30 euros.

Asimismo, los hombres menores de 30 años y las mujeres de 35 años pueden seguir disfrutando de la reducción del 30% del mes 25 al mes 36. Por otro lado, se establecen otras bonificaciones para los autónomos censados en municipios de menos de 5.000 habitantes. Y lo mismo ocurre con las personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo.

Más allá del primer año de actividad, la mensualidad de la tarifa plana se va incrementando, por lo que si los ingresos de un mes no son suficientes pueden plantearse serias dificultades para cubrir la cuota. Por eso hay empresas financieras que ofrecen rentables préstamos a plazos, como NEXU, que ofrece a sus clientes la posibilidad de dividir el pago en hasta tres cuotas y elegir la primera fecha de devolución. Una solución a la medida de la actual situación económica y adaptada a las necesidades reales de las personas.