www.madridiario.es

Ventajas de hacerse un injerto capilar en verano

jueves 10 de junio de 2021, 10:14h
El verano es una época ideal para relajarse y realizar todas aquellas tareas que por falta de tiempo dejamos atrás
Ventajas de hacerse un injerto capilar en verano
Ampliar

Por ejemplo, someterse a un injerto capilar en Madrid con todas las ventajas que esto supone es una excelente decisión. Este periodo de descanso permite hacer el postoperatorio en casa con toda la tranquilidad que implica no tener que ir a trabajar o pensar en otras obligaciones.

Aunque, este tipo de intervenciones de cirugía estética no requieren de baja médica, la posibilidad de llevar a cabo un proceso de recuperación y atender las posibles molestias, que puedan surgir en la fase normal de la caída del pelo, evita preocupaciones. Además, las restricciones en movilidad debido a la pandemia del coronavirus este verano del 2021 puede ser el momento ideal para hacerse un injerto capilar con técnica FUE.

¿Qué piensan los expertos sobre el injerto capilar en verano?

Dejando atrás los mitos o desinformaciones, los expertos en este tipo de práctica aseguran que la época estival es tan recomendable como cualquier otra estación del año. No obstante, tiene una serie de ventajas como son las vacaciones y la desconexión, que permiten atender las posibles incomodidades que puedan surgir durante la recuperación.

Si bien es cierto que la intervención quirúrgica es importante, el posoperatorio de un injerto capilar también es fundamental. De hecho, esta fase cumple una función imprescindible para garantizar el éxito de esta técnica. Lo normal, es que los folículos se caigan de forma natural y sin ningún tipo de factor externo que lo propicie.

Obviamente, los primeros días pueden ser los más molestos, sobre todo porque hay que incorporarse al dormir. De esta manera, se podrá evitar que los líquidos utilizados en la intervención provocan hinchazón en la cara. Además, tampoco se puede consumir té o café y hay que eliminar el uso de estupefacientes y tabaco. Siempre es más fácil atender a las indicaciones médicas cuando el descanso se realiza en el mismo hogar.

Para hablar de resultados definitivos en esta intervención cuyo objetivo es evitar la caída del pelo hay que esperar un año aproximadamente. Durante los tres primeros meses se puede decir que el cabello injertado está en una fase de crecimiento. Teniendo en cuenta este dato, lo que hay que evitar es la exposición al sol durante los primeros diez días. Por lo que cubrir la zona tratada con una gorra o sombrero holgado es lo más recomendable. Asimismo, los baños en la playa y piscina se desaconsejan hasta pasado el primer mes de la cirugía.

Otro aspecto a tener en cuenta es la sudoración excesiva, por lo que también, se recomienda no practicar deporte durante los primeros 30 días. Solo se puede realizar ejercicio ligero una vez hayan pasado 10 días tras esta intervención.

En definitiva, Madrid es una capital llena de atractivos y una amplia oferta de ocio para los meses de verano. La ciudad que no duerme nos muestra su lado más tranquilo y relajante, por lo tanto, la práctica de un injerto capilar en esta época del año es muy recomendable.