www.madridiario.es

¿Qué son las foodtech? Cuando la tecnología abraza la alimentación

Por MDO
martes 25 de mayo de 2021, 10:20h


Muchos sectores han hecho uso de la tecnología para incrementar sus ventas y mejorar su eficiencia. Sin embargo, la industria agroalimentaria, y en especial las foodtech, han hecho de la inversión en I+D un punto de inflexión para el cambio. Una transformación que se basa en la sostenibilidad y que es toda una declaración de principios.

¿Qué son las foodtech? Cuando la tecnología abraza la alimentación
Ampliar

Ciencias de la innovación en la industria agroalimentaria

Poco a poco, pero a grandes pasos, la tecnología ha ido accediendo a múltiples sectores del mercado potenciando sus fortalezas y remediando sus carencias bajo el objetivo no sólo de aumentar la productividad en la industria, sino también de brindarnos un mayor bienestar. Aunque las ciencias de la innovación parecían limitarse a ciertos ámbitos en concreto, aunque demostrando una gran capacidad de adaptación, hoy la transversalidad tecnológica es ya una realidad como bien lo demuestra su reciente, pero en crecimiento exponencial, vinculación a la industria alimentaria. Donde, a pesar de su aparente incompatibilidad, ha encontrado tantos retos como nichos de mercado.

Justamente, la llamada Foodtech, preciso nexo entre los vocablos anglosajones food (comida) y tech (tecnología), se fundamenta en la consigna de llevar la innovación tecnológica a la industria agroalimentaria. A pesar de que el imaginario colectivo acote su envergadura a un trabajo manual y farragoso, sin apenas cambios salvo en sus herramientas y recursos respecto a su histórica praxis, las foodtech basan su visión en sacar partido del big data, la Inteligencia Artificial (IA) y el Internet de las Cosas (IoT) en el sector en aras de modernizarlo. Poniendo hincapié, especialmente, en las la sostenibilidad y la eficiencia como pilares sobre los que se posa el nuevo mundo.

Una estrategia transversal que cuenta cada vez con más mujeres

Realmente, una gran parte del detonante que configura el nacimiento de las foodtech nace de los actuales desafíos que afronta el mundo. Encontrando en ellos resortes de imperativo cambio que van des del efecto del cambio climático sobre el planeta y la contaminación hasta la escasez de recursos y la masificación de la población mundial. Como respuesta, las foodtech se apoyan en la inversión en I+D para transformar la industria, encontrando todo tipo de soluciones que no sólo se dirigen hacia métodos de cultivo con menor impacto sobre el medioambiente, sino que pasan también por grandes apuestas como el perfeccionamiento de los productos veganos.

Asimismo, la necesidad de un gran conocimiento en tecnología puntera ha requerido la necesidad de equipos expertos en la materia que, además, y siendo procedente destacar la notoria empleabilidad que ello genera, ha hallado tras de sí una creciente presencia de mujeres profesionales en el sector. Mujeres cuyo prisma innovador frente a un mundo que pide a gritos una metamorfosis por el bien de su salud, han sentado las bases del futuro de la industria. Tomando uno de sus ejemplos a Mette Lykke, CEO de la app Too Good To Go, que combate inteligentemente uno de los mayores desafíos de nuestro presente convirtiendo los excedentes de comida de restaurantes y servicios en un producto gratuito para los consumidores.

Otro de sus ejemplos lo encontramos con el auge de la carne vegetal, una industria que no deja de crecer de la mano del veganismo, contando con figuras como la de Laura Kilman en el área científica alimentaria nada más y nada menos que de Impossible Foods. Siguiendo en la misma metamorfosis de los productos de origen en animal en productos basados en plantas, dicho camino también ha atraído muchos capitales de riesgo de gran popularidad entre los inversores. Destacando en este punto Nicole Junkerman, fundadora de NJF Capital y quien ha invertido en apuestas como JUST Egg, un producto que viene a ser un huevo tal y como lo conocemos, pero sin necesidad de pasar por ningún animal.

¿Cuáles son los retos de las foodtech?

Algunos de los desafíos alimentarios que más asedian nuestro presente, y que son foco capital de las foodtech, los recogen ya los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Entre otros, y además del ya mencionado desperdicio de los alimentos –desechando al menos un tercio de los alimentos producidos anualmente–, tanto la repercusión de nuestra dieta en el medioambiente como el consumo energético y las emisiones de la mismísima industria agroalimentaria. Aunque también puntos igualmente importantes como la destrucción de los ecosistemas o el sobrepeso y la obesidad en la sociedad humana.

Como se ha mencionado, uno de los caminos que mayor impacto positivo podrían tener en aras de dichos objetivos es la conversión de la industria al veganismo. Una dieta alimentaria que, además de una filosofía basada en la ética frente a los derechos de los animales y su función para con el planeta, produce menos emisiones y consumo que la convencional. De hecho, y como ha reconocido la misma ONU, y atestiguan firmas como Beyond Meat –financiada por figuras como Bill Gates o Leonardo DiCaprio– las hamburguesas basadas en plantas requieren de entre un 75% y un 99% menos de agua, hasta un 95% menos de tierra y generando hasta un 90% menos emisiones.

Ese ejemplo es también motivo por el que gran parte de la industria agroalimentaria, e incluso también la cárnica encontrando en ello una buena baza comercial y de aprobación colectiva, basa muchos de sus esfuerzos en la carne sintética y las proteínas vegetales. Aunque, como se ha dicho, las foodtech siguen su camino encontrando, y aun cuanto queda aún por descubrir, todo un innovador recorrido que declara que la revolución alimentaria sólo acaba de empezar.