www.madridiario.es

Sindicatos: parte de la solución

miércoles 24 de junio de 2020, 07:35h
Hace pocos días escribía sobre la necesidad de que todos los actores del sector de transporte de pasajeros colaborasen y trabajasen juntos en las medidas necesarias para salir de la crisis económica y social a la que nos ha llevado la COVID-19.

El mismo día que se publicó el artículo me llamó un miembro del Comité de Empresa de una importante compañía madrileña de transportes para felicitarme por el enfoque. Este representante sindical reconocía la necesidad de esa colaboración transversal; entendía que el sector del transporte no podía; perdón, no debía afrontar la problemática en solitario, por considerarlo tan estéril como irresponsable.

Ambos coincidíamos tanto en las medidas que era necesario adoptar como en los actores que debían intervenir, y coincidimos hasta que mi interlocutor puso sobre la mesa la necesaria función de los sindicatos en la salida de la crisis.

Me resultó sorprendente los dos ejes de actuación sobre los que basaba su exposición: la generación de empleo público y el incremento de gasto público en la adquisición de nuevo material para permitir incrementar la frecuencia de servicios y así garantizar la capacidad de transporte de forma independiente a las medidas de limitación de capacidad para asegurar la separación entre los pasajeros.

¿Por qué me resultó sorprendente? Sobre todo, por esa concepción tan extendida sobre la infinitud de los recursos económicos públicos, según la cual el dinero del Estado, de la comunidad autónoma o los ayuntamientos parece carecer tanto de dueño como de fin.

Por supuesto que las administraciones públicas deben ser el motor de la recuperación, pero contamos, también, con el compromiso de las empresas públicas y privadas para asegurar la sostenibilidad del sistema en su conjunto. Por ahora, este mantiene los gastos en paralelo a una drástica reducción de ingresos.

El objetivo es conseguir un modelo, un equilibrio que nos permita afrontar esta crisis con garantías de éxito a largo plazo, y ese largo plazo requiere de esfuerzos y trabajo conjuntos de todas las partes, de todas sin excepción.

Si queremos salir “pronto y bien” de esta situación, si queremos ser más fuertes, solo podemos hacerlo juntos, todos juntos.

Todos debemos tener claro quién es el enemigo. En 2020 no vivimos en medio de la lucha obrera, sino de la lucha social, de luchar por nuestra sociedad; es tiempo de derrotar los efectos de nuestro verdadero enemigo, la COVID-19 y sus consecuencias económicas y sociales.

Juan Rubio

Portavoz de Cs en la comisión de Transportes de la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios