www.madridiario.es

El rincón de las ortigas

miércoles 02 de octubre de 2019, 13:43h

Honestidad no significa acertar. Honestidad es no engañar, no engañarte. Algo que no te salva de la equivocación. Ganes o pierdas sabes que has sido sincera contigo misma. Siempre me gustaron aquellas palabras de Juvenal, las que decían que “la integridad del hombre se mide por su conducta y no por sus profesiones”. Para quienes no me conozcan yo me dedico a la política, a la política municipal, es decir, a la ecuación perfecta entre ideas y gestión. Tengo treinta y muchos años. Soy socialdemócrata y me tomo muy en serio mi trabajo (porque además de privilegio democrático es un trabajo) como concejala del PSOE responsable del área de cultura, turismo y deportes del Ayuntamiento de Madrid. Me gusta el rock, el teatro, el buen vino y la cerveza. Leo cuando puedo. Estoy llena de defectos y alguna que otra virtud hay en este áspero carácter, fruto del imperativo biológico, que no puedo esconder.

He propuesto a madridiario.es compartir con sus lectores mis impresiones sobre el mundo que nos rodea. Y lo he hecho mirándome antes en el espejo de la franqueza. Amablemente han aceptado. Prometo no hacerles perder el tiempo ni con panfletos partidistas ni con alegatos cesaropapistas (¡qué cansado es tanto ego suelto, y tanto palmero servil!). Voy a limitarme a ser honesta con ustedes y conmigo misma. Creo que ambas partes nos merecemos una buena dialéctica en estos tiempos de fe en lo absurdo y obediencia ciega ante una recompensa. Les garantizo una opinión libre sin más límite que mi educación formal y la buena fe. Empecemos.

No pasa nada por dedicar toda la vida a la política. No nos rasguemos las vestiduras con tanta facilidad. Defino profesión política en sentido estricto como aquella en la que los votantes te refrendan cada X años, meses o semanas, que una ya no sabe. Conozco a personas de un lado y otro que han desarrollado gran parte de su existencia representando a los ciudadanos. Los respeto muchísimo. He aprendido una barbaridad de su experiencia porque la sala de máquinas de la cosa pública es muy compleja y la veteranía en el lío ayuda bastante.

¿Saben lo que no está bien? El no haber hecho nada antes de dedicarte a la política y el aterrizar en ella sin tener la más mínima idea de cómo funciona una simple caldera. Quienes sólo tienen la política como sustento matarán por seguir cobrando (las lentejas políticas saben mejor que las de la calle, háganme caso), quienes se creen por encima de la política todo lo contaminan con su arrogancia. ¡Qué grande fue Ortega y Gasset al hablar de la barbarie del “especialismo”!

Les voy a pedir un favor. A partir de hoy pregúntense: ¿Qué ha hecho este o esta antes de la política? ¿Qué puede aportar esta o este al engranaje social más allá de su condición mediática? Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde, escribió Gil de Biedma. Yo ya lo he hecho, eso sí, me niego a aceptar que la altanería y el servilismo sean el único argumento de la obra política.

Les dejo, nos vemos el mes que viene. Saludos cordiales.

Mar Espinar

Concejala socialista en el Ayuntamiento de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El rincón de las ortigas

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    15907 | Paz - 03/10/2019 @ 18:21:06 (GMT+1)
    Solo hecho de menos dentro de la cultura a los toros, no te olvides de ellos nunca

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.