www.madridiario.es

Operación de cataratas: lo que debes saber sobre ella

lunes 12 de agosto de 2019, 13:33h

Se entiende que un individuo tiene cataratas cuando el cristalino (una de las 2 lentes naturales que están presentes en el ojo) se vuelve más opaca, total o parcialmente, y esto provoca que la visión se vaya reduciendo de manera progresiva.

Lo más habitual es que se den debido a la edad, aunque también pueden provocarse por traumatismos o por causas congénitas. Algunas enfermedades podrían agravar sus síntomas, y lo mismo podría ocurrir con el consumo de algunos medicamentos.

La única solución a las mismas es una operación de cataratas.

¿Cómo saber si tengo cataratas? Síntomas y tipos

Las cataratas afectan a la visión del ojo, cercana y lejana. El paciente tendrá la sensación de vista empañada continuamente, además de ver halos a lo largo de las luces con una molestia creciente cuando se exponga a condiciones de luminosidad elevada.

Existen diferentes tipos de cataratas, pero estas son las más comunes:

  • Catarata Subcapsular: Se localiza en el área traerá del cristalino. Es más común en pacientes que padecen de diabetes.
  • Catarata cortical: Se dan en la parte de la corteza del cristalino. Se presentan pequeñas opacidades que se extienden hasta el centro.
  • Catarata nuclear: Se da en la zona central y lo más común es que se presenten por la edad.
  • Catarata congénita: Recibe esta denominación en el caso de que el niño ya nazca con las cataratas. Teniendo en cuenta que son congénitas, no se pueden prevenir.
  • Catarata metabólica: Suele ser el resultado de consecuencias secundarias de enfermedades metabólicas.
  • Catarata tóxica: Suele darse por el consumo excesivo de fármacos o determinados tóxicos.
  • Cataratas secundarias: Se suelen presentarse con el paso del tiempo tras un tratamiento quirúrgico por facoemulsificación de la catarata.

¿Cómo se tratan las cataratas?

Cómo ya hemos comentado, la única solución viable es la operación de cataratas. Esta intervención permite que el paciente pueda recuperar su vista normal, incluso hasta mejorar la que ha tenido en los últimos años.

La operación se lleva a cabo con anestesia local (pueden ser gotas anestésicas, o bien inyecciones perioculares en el párpado).

Gracias a las nuevas tecnologías con láser, la operación es mucho más cómoda y precisa, reduciendo el tiempo de recuperación. Una vez que se ha vaciado el cristalino opacificado se introducirá una lente intraocular que se puede usar para corregir la visión de lejos, de lejos y de cerca, o hasta el astigmatismo.

Hay que tener en cuenta que cuando más avanzada esté la catarata, cuando más madura sea, más compleja será a cirugía, y mayor será la posibilidad de que se produzca alguna complicación. Por ello, lo más recomendado es someterse a la misma en el momento en el que el paciente empiece a padecer los primeros síntomas.

Antes de someterse a la intervención, los especialistas harán pruebas sencillas que incluyen la medición ocular, prueba de agudeza visual, diagnóstico del segmento anterior y posterior del ojo, estudio ocular pormenorizado, entre otros.

Si está todo bien, el experto fijará la fecha para la operación.