www.madridiario.es

Relieve Engineering colabora en el proyecto del puente más largo de Norteamérica

Relieve Engineering colabora en el proyecto del puente más largo de Norteamérica
Ampliar
jueves 18 de julio de 2019, 09:07h
De Detroit a Windsor. De Estados Unidos a Canadá. Dos ciudades norteamericanas se van a ver conectadas gracias al que pasará a ser el puente atirantado más extenso del continente, el Gordie Howe. Relieve Engineering colaborará en este proyecto, adjudicado a ACS por más de 2.600 millones de euros

Seis carriles y hasta 850 metros de vano principal sin pilas que lo sostengan en su tránsito por el agua. La constructora española ACS, con sede central en Madrid, ha resultado la adjudicataria del contrato del gobierno canadiense para construir el Gordie Howe, una poderosa tarea que acometerá a través de un consorcio en el que participan sus filiales Iridium y Dragados. Esta obra de ingeniería levantará el ya considerado mayor puente atirantado de Norteamérica, todo un reto en el que igualmente participará la también firma española Relieve Engineering como socia de asesoramiento y de servicios específicos para la ejecución.

Cuando se finalice, la gigantesca pasarela habrá logrado unir Detroit, en Estados Unidos, con Windsor, en Canadá. Esta nueva conexión transnacional de unos dos kilómetros y medio en total se extenderá de un lado al otro del mismo río Detroit, un caudaloso accidente natural que traza la frontera entre ambas naciones. Más allá de la proeza técnica que supondrá levantar esta obra, sus impulsores estiman que el Gordie Howe comportará un claro impacto económico: la mejora de las comunicaciones favorecerá el transporte de todo tipo de bienes y personas entre ambas localidades en un punto conocido por ser estratégico para la vertebradora industria automóvil. Además, los puestos de frontera se verán aliviados de trabajo, se descongestionarán las actuales rutas y se fomentará en última instancia la cooperación entre los gobiernos de ambos países.

Relieve Engineering, pieza de un macroproyecto con más de cien hectáreas de edificación

Se trata de toda una apuesta a futuro que requiere de la experiencia de empresas como Relieve Engineering, una compañía que ya ha participado en grandes obras de ingeniería y que atesora un valioso know how en la creación de redes de transporte y de interconexión. Entre los datos que también destacan en la construcción del llamado a ser uno de los puentes más famosos del planeta, el programa incluye un itinerario ciclista y peatonal y la edificación de 53 hectáreas en suelo fronterizo canadiense y 68 en estadounidense. En ellas se instalarán puntos de control para el tránsito de pasajeros y vehículos.

El contrato, por un valor de más de 2.600 millones de euros comprende del mismo modo tareas de mantenimiento y para la adecuación de la autopista que hará las veces de conexión de Detroit con esta superpasarela. Los trabajos, en los que ya participan las mencionadas ACS y Relieve Engineering, entre otras, finalizarán previsiblemente a mediados de la próxima década.

La indudable belleza estética y las peculiaridades arquitectónicas del proyecto del Gordie Howe –que, por cierto, llevará el nombre de uno de los mejores jugadores de hockey de la historia- pretenden así subrayar esta apuesta por revitalizar una zona crucial, en definitiva, para el comercio global. De ahí, la importancia que puede adquirir al otro lado del Atlántico el buen hacer tanto la adjudicataria como Relieve Engineering.