www.madridiario.es

Legalización de la eutanasia: solo es una cuestión de empatía

Sergio de Fuente Garrido

jueves 16 de mayo de 2019, 17:43h
Aunque con algo de retraso, creo que nunca será tarde para debatir y para expresar mi opinión acerca de un tema que está a la orden del día y que es de vital importancia; la eutanasia. Hace tan solo unas semanas, creo que el corazón de todos los españoles se sobrecogió al conocer a través de los medios de comunicación la “calvárica” situación que estaban sufriendo Ángel Hernández y Mª José Carrasco. Estos señores son un matrimonio originario de Madrid cuyas vidas han estado sometidas a un constante sufrimiento y angustia desde hace casi treinta años; cuando a Mª José que en paz descanse la detectaron esclerosis múltiple; una enfermedad que junto al cáncer probablemente sea una de las más monstruosas y atroces de este mundo.

Un día antes de que falleciera Mª José; Ángel, su marido, decidió mostrar a los españoles y al mundo entero mediante un video el deterioro que había sufrido su esposa, causa de haber padecido esta terrible enfermedad durante treinta años. Pero el fin de haber realizado esta grabación no era precisamente ese; sino el mostrar lo que ocurre cuando una persona que tiene una enfermedad degenerativa, que es incurable y que ya no tiene remedio se retuerce de dolor y de sufrimiento ante la imposibilidad de poder tener una muerte digna debido a la “tardanza” de la aprobación de la ley de la eutanasia. A lo largo de la grabación, Ángel le dice a su esposa que si realmente sigue manteniendo su postura de querer suicidarse; a lo que ella con firmeza le responde: “¡si! ¡cuanto antes mejor!”. El resto de la historia, ya todos la sabemos y es realmente devastadora; pero demuestra claramente el gran acto de valentía que este señor tuvo al ayudar a su esposa a marcharse después de tantos años de sufrimiento, aún así sabiendo que podría ir a prisión por ello ¡eso sí que es amor verdadero!

La imágen de Mº José postrada en esa camilla realmente me ha estremecido y no he podido evitar entristecerme al recordar los oscuros momentos que yo viví hace casi un año y medio con un ser querido que tristemente ya no está aquí; mi tío. Mi tío durante casi tres meses y medio estuvo luchando ferozmente hasta el fin de sus días contra uno de los cánceres más feroces que hay; el cáncer cerebral. El hecho de que Mª José me recuerde a él, es debido al rápido deterioro que iba sufriendo cada día; pasando de sostenerse en pie por sí mismo a ir en silla de ruedas; de tener la capacidad de recordar muchas cosas a no recordar nada y a perder su propia identidad; de ser independiente a ser totalmente dependiente, y finalmente de poder comer y hablar a apenas poder hacerlo. El avance de su enfermedad y su deterioro físico avanzaba cada día a pasos agigantados; dejándonos finalmente tras una corta pero férrea lucha contra esta enfermedad. Me temo que esta imagen quedará siempre grabada en mí, y jamás le desearía a nadie que presencie lo que yo presencié.

Poco tiempo después de que toda España conociera las circunstancias en la que se encontraba este matrimonio; saltó a los medios de prensa una noticia en las que el actual secretario general del Partido Popular, Pablo Casado salía en un video frente al Congreso de los Diputados jactándose de estar a favor de la vida y sobretodo de haber votado en contra de la ley de la eutanasia. En esta vida todas las posturas son respetables; pero en mi opinión considero que las personas que están en contra de la ley de la eutanasia como este señor, es porque afortunadamente todavía no han vivido en sus propias carnes una enfermedad como la de Mª José o la de mi tío; ni sus seres queridos tampoco. Esta, señores creo que no es una cuestión de colores ni ideologías políticas; es una cuestión de sentido común, pero sobretodo de empatía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.