www.madridiario.es
¡Disfruta de las fiestas de San Isidro de pies a cabeza!
Ampliar

¡Disfruta de las fiestas de San Isidro de pies a cabeza!

miércoles 24 de abril de 2019, 09:12h
Con la primavera llegan las mejores fiestas de la ciudad, y entre ellas la fiesta madrileña por excelencia: las fiestas de San Isidro. Es entonces cuando Madrid ofrece su cara más festiva y alegre, y también la más castiza y auténtica. Para ir acorde a la fiesta, sólo tienes que encargarte de buscar los disfraces de chulapo para San Isidro.

El 15 de mayo, festividad de San Isidro, es el día en el que los madrileños y madrileñas salen a disfrutar de su ciudad y, si encarta, bailar un chotis. En realidad, las fiestas se celebran desde unos días antes, aprovechando unos días que suelen ser espléndidos en la capital de España. Durante estos días, los visitantes y los madrileños se sumergen por completo en la esencia del Madrid de antaño.

Las Fiestas de San Isidro incluyen romerías, verbenas, atracciones y otros espectáculos que se resumen en una palabra que define históricamente el carácter de los madrileños y madrileñas: lo castizo. Su origen está en el barrio de San Isidro, en el distrito de Carabanchel, y más concretamente en la pradera o parque de San Isidro. La costumbre de ir a merendar a la pradera data del siglo XVI. Los madrileños acudían de romería a la Ermita de San Isidro y compraban las rosquillas y otros dulces, mientras aprovechaban para beber el agua de los manantiales cercanos.

Sin embargo, las celebraciones de hoy en día no se limitan a la pradera, sino que se extienden por toda la ciudad, donde se organizan bailes, verbenas de barrio, famosas ferias taurinas o actos deportivos. Las Vistillas y la Plaza Mayor se convierten en escenarios de las fiestas nocturnas de San Isidro, con conciertos de música en directo y verbenas a la antigua usanza. A media noche, el Parque del Retiro se ilumina con los fuegos artificiales que se lanzan desde el monumento dedicado a Alfonso XII.

Pero sin duda, entre lo más típico de la Fiesta de San Isidro está el bailar el chotis con el traje de chulapo y de chulapa. Estos trajes también se utilizan en la otra gran fiesta popular madrileña, la veraniega verbena de la Paloma.

La chulapa madrileña lleva un vestido de lunares ajustado, con adornos de puntilla y lacitos. Los topos son muy pequeños, a diferencia de los lunares de vestidos flamencos. La chulapa suele acompañar este vestido con un pañuelo blanco para la cabeza, mantones (como el famosísimo mantón de Manila) y claveles, la flor de la Fiesta de San Isidro por excelencia.

Él vestirá siempre camisa blanca y pantalón negro, elementos imprescindibles para caracterizar al chulapo madrileño, que complementará el atuendo con un chaleco y una boina, generalmente de cuadros pequeños en color negro. Por último, y si se quiere llevar el detalle que da calidad al disfraz y lo completa, el buen chulapo portará un clavel de tela característico en la solapa del chaleco y un pañuelo blanco al cuello.

Con esa guisa, estarás ya preparado para disfrutar de las Fiestas de San Isidro, ¡la gran fiesta castiza de Madrid!