www.madridiario.es

Un mensaje a empresariado y partidos políticos

jueves 04 de abril de 2019, 07:55h

Nos encontramos ya en la vorágine electoral en todos sus niveles: primero elecciones generales y en menos de un mes después, europeas, locales y autonómicas. Unos comicios especialmente relevantes porque nos estamos jugando el rumbo al que vire España, pero también nuestra región y nuestras ciudades. Un rumbo que no puede tomar proa hacia esas posiciones que quieren hacer renacer los tiempos más oscuros. Lo preocupante, a un tiempo, es la falta de visión y responsabilidad en las fracturas de la izquierda. Son necesarias candidaturas unitarias de izquierdas para no tirar el voto a la basura. Lo necesario, una multitudinaria movilización ante las urnas.

Es en este contexto de cierta agitación política en el que las Comisiones Obreras de Madrid hemos desgranado el empleo y las relaciones laborales en nuestra región y dato a dato hemos concluido que seguimos generando un empleo insuficiente y de baja calidad, tal como evidencia el informe que recientemente hemos hecho público bajo el epígrafe “El empleo y las relaciones laborales en la Comunidad de Madrid”.

Vengo insistiendo en que las cifras macroeconómicas muestran que en 2014 salimos de la Gran Recesión y ya se ha recuperado el índice de riqueza, el PIB que había antes de que ésta estallara, una riqueza que ni se reparte, ni reduce el desempleo, ni crea empleo decente.

Refiriéndome en concreto al mundo del trabajo, en nuestra región padecemos una primera gran disfunción: hay 194.000 personas en paro más que en 2007 y el panorama es peor que en aquella fecha, punto de inflexión dramático en la historia. Así, en nuestra región, de cada cien trabajadores, trece están en paro y la mitad sin percibir ingresos; trece son temporales a tiempo completo y doce a tiempo parcial. Sesenta y dos son indefinidos a tiempo completo. De ellos, catorce trabajan por cuenta ajena (autónomos) y de los cuarenta y ocho restantes, tenemos serias dudas de que ese tiempo “indefinido”, supere los dos años.

Estos datos se dan en la comunidad más rica de España. Por eso la situación es grave y, más aún, cuando la mitad de la población trabajadora posee formación universitaria. Tampoco podemos negar que, como consecuencia de la firma de la Estrategia por el Empleo, se ha creado empleo (ha descendido un tercio sobre lo existente), y además se ha reducido el paro de larga duración. Eso sí, la Estrategia por el Empleo hay que revisarla y acometer soluciones a los problemas de descoordinación y bronca partidista permanente entre administraciones. Recursos y medios hay para ofrecer alternativas, sólo hace falta voluntad política.

Es en este contexto de búsqueda de soluciones en el que quiero enviar un mensaje al empresariado madrileño. Esta región necesita proyectos serios y solventes. Se hace imprescindible un plan para combatir la precariedad basado, por ejemplo, en la elaboración de un mapa para combatir la precariedad por sectores, territorios y empresas.

Este llamamiento lo hago a ese empresariado serio, legal; ese empresariado que también padece la existencia en nuestra región de otro empresariado, repleto de golfos y sinvergüenzas que se acogen a todo el poder que les ofrece la reforma laboral. Favorrecer la calidad del empleo y reforma laboral es una contradicción en sí misma.

Hasta que se deroguen los aspectos más inmorales y lesivos de la reforma laboral tenemos que continuar por la vía de exigir cláusulas sociales, el cumplimiento de los 14.000 euros de salario mínimo en convenio, planes de igualdad…, y además tenemos que forzar que se tripliquen los efectivos de la inspección contra el fraude, porque la inspección también favorece la calidad del empleo y es quien puede acabar con ese empresariado de golfería.

También por eso venimos proclamando y exigiendo de las administraciones públicas, cuando ejercen de empleadoras, que pongan fin a la precariedad, adopten los acuerdos firmados con los agentes sociales y no contraten con empresas que incumplen la legalidad.

Todos estos planteamientos poseen un pilar fundamental, que es la necesidad de incrementar la actividad en un escenario en que las mujeres padecen una situación muy desfavorable. Los partidos políticos tienen que recuperar el arte de la política y velar por el bien común por encima de la miopía partidista y eso implica poner en marcha políticas públicas y sociales que acaben con situaciones como el de las 436.000 mujeres que no están en actividad por dedicarse al cuidado a las familias.

Los partidos políticos tienen la obligación de aparcar el cortoplacismo y pensar en el futuro que se nos está viniendo encima y para el que es necesaria la formación de dos millones de personas cuyos conocimientos están por debajo de la ESO. Todo ello frente a un cambio de modelo productivo con la digitalización y robotización como conceptos clave, que pueden provocar una nueva brecha. En esta línea, como elemento positivo sí tengo que mencionar el Pacto por la industria recientemente acordado.

Ante las próximas elecciones siguen apareciendo declaraciones de las derechas, en esa competición por ver cuál es más reaccionaria, referidas a una nueva fiscalidad basada en bajar impuestos. En Madrid no se pueden bajar más impuestos. Es imposible. Desde la crisis hemos perdido 69.000 empleos públicos con el consiguiente deterioro de sectores fundamentales que terminan beneficiando la cuenta de resultados de determinadas empresas.

Por ello hay que recuperar el empleo público en sanidad, en educación o en las corporaciones locales, que al final son quienes más relación directa tienen con la ciudadanía para cualquier problema. Insisto, insistiré, la región de Madrid tiene recursos para que nadie sufra pobreza, para que los servicios públicos, basados en la solidaridad, sean de calidad en beneficio de toda la ciudadanía. Se puede acabar con esa foto fija de mujer parada, pobre, inmigrante en la exclusión o en su límite.

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.