www.madridiario.es
Gafas progresivas en Madrid
Ampliar
(Foto: BDI)

Gafas progresivas en Madrid

viernes 15 de marzo de 2019, 18:15h
Cuando Roger Bacon en la Edad Media realizó el primer estudio sobre la refracción, la reflexión y la aberración esférica dando lugar a los principios de las lentes correctoras, probablemente no se imaginaba que varios siglos después la tecnología permitiría la creación de las gafas progresivas.

Fue en 1.959 cuando Bernard Maitenaz creó las primeras lentes progresivas y aunque había un largo camino por recorrer, suponía un avance revolucionario en el campo de la oftalmología que permitiría a las personas con presbicia disfrutar de una visión sin límites y de una mejor calidad de vida.

En la actualidad existe una gama muy amplia de tipos de lentes que podemos diferenciar en función del material del que están fabricadas o por la distancia a la que nos permite enfocar. Existen lentes monofocales, bifocales y progresivas.

Las lentes bifocales se crearon para corregir dos errores refractivos, miopía y presbicia, pero debido a los avances de la ciencia en el campo de la óptica, prácticamente han quedado en desuso y la mayoría de los usuarios utilizan gafas progresivas debido a su comodidad.

La presbicia, es una afección ocular que aparece con la edad de forma natural. Es muy frecuente a partir de los 45 años. Debido al envejecimiento del cristalino y de los músculos ciliares no se puede enfocar bien de cerca, lo que implica que no se pueden realizar adecuadamente actividades como leer, realizar trabajos manuales o cualquier otra que requieran visión de cerca.

Las lentes progresivas abarcan los campos cercanos, intermedios y lejanos. La graduación progresiva, permite tener una visión óptima en el plano lejano con la parte superior, en el cercano con la parte inferior y tener una visión intermedia con la parte central. Es decir, de acuerdo a la forma natural que tenemos de mirar

Las gafas progresivas son una excelente solución para la presbicia porque permiten que el usuario recupere una perfecta visión a todas las distancias.

Ventajas de las gafas progresivas

Las gafas progresivas permiten ver de cerca y de lejos sin necesidad de cambiar de gafas.

A diferencia de las gafas bifocales que tienen un corte entre las zonas de cerca y de lejos, en las gafas progresivas la transición es suave. Estéticamente no se nota nada.

Las lentes progresivas se realizan de forma personalizada, adaptando su geometría a las necesidades de visión del usuario.

Las aberraciones laterales, que producen imágenes alteradas o con falta de nitidez, de las lentes se reducen al mínimo por lo que se puede disfrutar de un campo de visión completo. Además, la visión es gradual, no se aprecian saltos entre la visión de cerca y de lejos.

Acomodarse a las gafas progresivas es cada vez más fácil, porque cada vez se desarrolla más la tecnología y se mejoran las características de las lentes. Prácticamente el cien por cien de los usuarios se adaptan de forma inmediata.

Actualmente, y aunque las lentes progresivas con un retallado tradicional ofrecen un buen nivel de personalización, las lentes con retallada digital avanzado han mejorado la calidad visual y la personalización. La graduación se realiza sobre la cara interna y externa de la lente trabajando las lentes punto a punto.

Las lentes digitales más avanzadas pueden tener en cuenta los movimientos oculares y de cabeza, así como el ojo dominante del usuario. De esta forma se puede mejorar la velocidad de enfoque.

Cuida tu visión en Madrid

Cada vez son más las ópticas en Madrid que ofrecen lentes progresivas digitales con un nivel muy alto de personalización, en función de las necesidades de cada usuario.

La tecnología avanza como un gigante y no solo en el mundo de los smartphones, nuestro nuevo estilo de vida conlleva otras exigencias visuales. Las lentes progresivas actuales evolucionan para dar respuesta a estas necesidades.