www.madridiario.es

La igualdad se consigue sin exclusiones

martes 22 de enero de 2019, 17:22h

Cuando los partidos y movimientos de izquierdas quieren hacernos creer que solo ellos apuestan por la mujer, yo me pregunto cuántas mujeres dirigen organizaciones sindicales, o cuantas mujeres se van a presentar representando a los partidos de izquierdas en las próximas elecciones autonómicas. La respuesta es, ninguna.

Contrario al relato que algunos quieren crear, sobre quienes apuestan y apoyan a las mujeres y quienes no, a mí me gustaría hacerle reflexionar a más de uno con estos datos que no son más que verdad, historia viva de nuestra región.

El Partido Popular en la Comunidad de Madrid lleva desde el año 2003 presentando mujeres como candidatas de la Comunidad de Madrid, y en las próximas elecciones que se celebrarán el mes de mayo serán la quinta convocatoria en la que el PP apuesta por una mujer al frente para revalidar el Gobierno Regional.

Lo hizo por primera vez Esperanza Aguirre en 2003, convirtiéndose en la primera mujer Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, ya por entonces, Esperanza contaba con el hito de haber sido la primera mujer Presidenta del Senado (por el Partido Popular). Su trabajo, su esfuerzo y capacidad de liderazgo y gestión la llevaron a revalidar la mayoría absoluta en 2007 y 2011, siendo en esta ultima la que le llevara a doblar en escaños al segundo partido de la cámara autonómico, el Partido Socialista.

Pero además Esperanza supo compaginar su labor de Presidenta regional con la Presidencia del Partido Popular en la región, desde donde consiguió conformar equipos capaces de alcanzar las alcaldías en 170 de los 179 municipios de la región de Madrid.

No será fácil olvidar que fuera una mujer, sí una mujer, al frente del Gobierno Autonómica y al frente del Partido Regional quien diera a un partido las mayores cotas de gobiernos locales.

Para las elecciones de 2015, el Partido Popular confío en otra mujer, sí mujer, para seguir al frente del proyecto político del partido en la región. Fue entonces el momento de Cristina Cifuentes quien además, se enfrentaba a la difícil tarea de hacer una campaña electoral para revalidar la mayoría y alcanzar el Gobierno autonómico, en un escenario político en el que aparecían nuevos partido. Ella, sí una mujer, fue valiente y lo consiguió. Y no solo consiguió ser la candidata más votada, sino que también fue capaz de alcanzar un pacto de investidura con Ciudadanos. Siendo, sí una mujer, el primer gobernante que ante situaciones de fragmentación de los parlamentos conseguía alcanzar un acuerdo de Gobierno para dar estabilidad a la región y a los madrileños.

Quienes dicen llamarse feministas en nuestra región debieran conocer y reconocer el trabajo que las dos presidentas han hecho por las mujeres. No solo en sus políticas, también en su ejemplo, porque ellas han sido pioneras en romper estereotipos y techos de cristal.

Y siguiendo esta senda, en este 2019 el Partido Popular vuelve a hacerlo, vuelve a confiar en una mujer como cabeza de lista. Es Isabel Díaz Ayuso, una mujer joven, con ilusión y fuerza, que habla claro y conoce a la perfección la Comunidad de Madrid y sus municipios.

Y como dato, contrapuesto, en todos estos comicios el Partido Socialista jamás ha presentado a una mujer como cabeza de cartel. Tampoco lo hizo Podemos ni Ciudadanos en las pasadas elecciones. Y por lo que parece y a expensas de lo que haga Podemos tras el plante de Errejón, tampoco parece que vayan a hacerlo en las de este año.

Sí quisiera hacer una valoración rápida, un titular simple como los que utiliza la izquierda para hablar de cuestiones complejas, podríamos decir que según estos datos, políticamente es la izquierda quien utiliza a las mujeres, mientras que la derecha cree en ellas y en su valía.

Eso es lo que quiero yo de la sociedad en su conjunto, de todos los partidos políticos, de los gobiernos, que crean en nosotras, en nuestra valía, en nuestra capacidad. Sin cuotas, sin aspavientos.

Lo que quiero es que se valore de igual a igual nuestra valía o capacidad. Porque las mujeres, cuando no nos ponen palos en la rueda hemos demostrado ser imparables. Aún tenemos mucho que construir, aún hay muchos más muros que derribar y por eso creo necesario y abogo por un feminismo constructivo, inclusivo, hecho por todos, desde el respeto, desde la educación. Ni la lucha de las mujeres contra los hombres, ni de unos partidos contra los otros, va a conseguir jamás alcanzar la igualdad real que merecemos.

Ana Pérez Baos es portavoz adjunta del PP en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.